Descubren un ecosistema "alienígena"

Estructuras rocosas que parecen un ecosistema alienígena recubiertas de microbios debajo de las aguas cristalinas de lagos rodeados por vastas salinas en la Puna de Atacama fueron recientemente descubiertas.

La Universidad de Colorado Boulder (EE.UU.) anunció que geólogos han descubierto un ecosistema inusual en la Puna de Atacama, ubicada en la frontera de Argentina y Chile, que puede proporcionar información importante sobre el origen de la vida en la Tierra y Marte.

En esta meseta desértica, situada a 3.660 m sobre el nivel del mar, se ha descubierto un sistema de 12 lagunas rodeadas de vastas llanuras de sal.

Debajo de las aguas cristalinas de estas lagunas, que cubren una superficie de 101.171 metros cuadrados, los científicos han descubierto montículos de piedras de 4,6 metros de ancho cubiertos de bacterias que parecen un paisaje alienígena.

Un ecosistema que parece alienígena nunca visto

Según los expertos, estas estructuras se parecen a las primeras formas de vida conocidas en nuestro planeta, llamadas estromatolitos. Se cree que existieron durante el período Arcaico Temprano, que se caracterizó por la falta de oxígeno en la atmósfera terrestre.

"Esta laguna puede ser uno de los ejemplos más modernos de los primeros signos de vida en la Tierra", dijo el geólogo Brian Hynek, señalando que el entorno que llamó "alienígena" de este planeta no se parece a ningún otro entorno. "Es sorprendente que todavía se puedan encontrar cosas como estas en nuestro planeta", afirmó.

Actualmente, los estromatolitos se forman en una variedad de hábitats marinos, como los que se encuentran frente a la costa de las Bahamas. Sin embargo, en comparación con sus ancestros primitivos, que alcanzaron alturas de 6 metros, los estromatolitos modernos son relativamente más pequeños y crecen pasivamente, alimentándose de granos de arenas y detritos que flotan en el océano.

En el caso de los estromatolitos descubiertos en Atacama, los expertos explican que están compuestos principalmente de yeso, un mineral que se encuentra en antiguas comunidades de estos microorganismos, pero no en otras comunidades equivalentes modernas.

"Creemos que estos montículos en realidad crecieron a partir de bacterias, al igual que los montículos más antiguos", dijo Hynek, señalando que aún se desconoce cómo estos organismos podrían reproducirse en un ambiente tan hostil. Por otro lado, los científicos señalan que "comprender estas comunidades modernas en la Tierra podría informarnos sobre lo que debemos buscar cuando busquemos características similares en las rocas marcianas". "Si la vida alguna vez evolucionó en Marte hasta el nivel de los fósiles, habría sido así", dijo Hynek.

Los geólogos planean realizar experimentos adicionales para confirmar que los estromatolitos se construyen en las formaciones rocosas donde se encuentran y analizar las condiciones que les permiten existir en el desierto.

Ecoportal.net

Con información de: https://actualidad.rt.com/