El Niño aumentará la frecuencia de tormentas e inundaciones entre febrero y abril

Las previsiones de los científicos de la NASA indican que El Niño provocará un aumento significativo de la frecuencia de tormentas e inundaciones entre febrero y abril. Este pronóstico forma parte de la nueva dirección de investigación de la agencia.

Los científicos de la Agencia Espacial Norteamericana han declarado oficialmente que “nos enfrentamos a una crisis climática”.

La información publicada el domingo 14 de enero de 2024 a las 10:32 muestra que 2023 fue registrado como el año más caluroso registrado, superando el estándar promedio en 1,2 grados Celsius. Estos datos se basan en el informe del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS), una división de la NASA, con sede en Nueva York.

Los científicos dicen que la tendencia al calentamiento a largo plazo se debe principalmente a la actividad humana, aunque continúan estudiando otros factores como El Niño, aerosoles y contaminantes, así como las erupciones volcánicas que afectan el clima de forma anual o plurianual.

En particular, señalan que el fenómeno de El Niño en el Pacífico juega un papel importante en el cambio climático. Después de tres episodios consecutivos de La Niña entre 2020 y 2022, el océano entró en un período de El Niño en mayo de 2023, coincidiendo con el aumento de las temperaturas globales.

El Niño

Aunque se registraron temperaturas récord en la segunda mitad de 2023, antes del pico del actual fenómeno de El Niño, es probable que su mayor impacto se produzca en los próximos meses de marzo y abril.

El Niño y sus condiciones extremas

El informe destaca que independientemente del movimiento de las corrientes oceánicas, el año 2023 se caracterizó por la temperatura media más alta en la superficie terrestre. Esto conduce a condiciones extremas como olas de calor y desastres climáticos que afectan a millones de personas.

Bill Nelson, administrador de la NASA, enfatizó la gravedad de la situación y dijo que el informe de temperatura global confirma la crisis climática. Se reconoce la importancia de tomar medidas para reducir los riesgos climáticos y desarrollar la resiliencia comunitaria.

Además del efecto de calentamiento, también se están estudiando los efectos adversos de la erupción de enero de 2022 del volcán submarino Hunga Tonga-Hunga Ha’apai, que arrojó aerosoles a la estratosfera. A pesar de estos fortuitos factores de enfriamiento, se destaca que mientras las emisiones de gases de efecto invernadero sigan aumentando, se seguirán estableciendo nuevos récords de temperatura.

Ecoportal.net

Con información de: https://www.lagaceta.com.ar/

Recibir Notificaciones OK No gracias