Francia busca restringir el uso de aviones privados

Frente al cambio climático, Francia analiza restringir el uso de aviones privados. Actualmente los vuelos privados representan el 10% de los viajes y muchos realizan tramos cortos.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron ha dado la orden a su ministro de Transportes, Clément Beaune, para comenzar a estudiar posibles alternativas en cuanto a restricción del uso de jet privados.

La actual política de estado a nivel ambiental es generar menos contaminación y consumir menos energía como forma de hacer frente al cambio climático.

El mandatario francés manifestó que resulta injusto el pedido de esfuerzos a la población de clase media y baja para reducir el consumo energético, siendo que la clase con mayores recursos se da el lujo de, por ejemplo, utilizar jet privados para vuelos cortos, con la consecuente contaminación que generan.

En este mes de septiembre el gobierno francés discutirá lo que se ha bautizado como su "plan de sobriedad" que pretende poner en práctica el ahorro energético requerido por la Unión Europea para afrontar la crisis por la guerra en Ucrania.

Aviones privados, un décimo de los vuelos totales

De acuerdo con la ONG Transport & Environnement, citada por el diario El País, una décima parte de los vuelos en Francia corresponden a aviones privados. En las últimas semanas este tema ha ido tomando volumen en ese país, y están teniendo mucho eco las cuentas en las redes sociales que hacen seguimiento, de manera crítica, de los desplazamientos en aviones exclusivos de millonarios y famosos.

En el tuit que acompaña la nota, se puede ver parte de una conferencia de prensa que ha generado mucha polémica en Francia.

El entrenador del PSG y el jugador Kylian Mbappé se rieron socarronamente y se mostraron arrogantes ante la consulta sobre la posibilidad de reemplazar el uso de aviones privados por la oferta de un tren de alta velocidad.

Aunque todavía no se conocen medidas concretas, se barajan varias posibilidades: desde incentivos para reducir esos vuelos, restricciones, o gravámenes con efecto disuasorio. También se analiza obligar a las empresas a hacer públicos sus desplazamientos en avión privado, crear un dispositivo para enmarcar su uso e incluso impedirlo si existe una alternativa con vuelos comerciales o tren.

Sectores que se oponen

En la actualidad ya existe en Francia una norma que impide que las aerolíneas exploten líneas interiores en Francia si hay una alternativa en tren con una duración de menos de dos horas y media, salvo si son para establecer vuelos en interconexión.

También se comenzó a estudiar otra posibilidad, la de integrar la aviación privada en el sistema de cuotas del futuro impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono (CO₂) que se está diseñando en la UE.

aviones privador, jet privado, cambio climático, contaminación, vuelos cortos, tren bala

Pero hay políticos más extremos, como el secretario nacional de Europa Ecología-Los Verdes (EELV), Julien Bayou, que ya hizo saber que su postura es directamente prohibir este tipo de vuelos en un sistema que tiene muchas alternativas. Pero esta idea choca con la industria del sector, que ya ha adelantado que pondría en riesgo a una gran cantidad de puestos de trabajo.

Según indica el sitio AeroNaves, son muchas las reacciones adversas del sector potencialmente afectado. Allí se indica que avanzar en esta idea es hacerlo contra el desarrollo económico y social de los países. Esto podría afectar al desarrollo del sector y el esfuerzo de fabricantes y operadores que están intentando avanzar en la generación de aviones más eficientes.

Ecoportal.net

Fuente