Mercurio en Groenlandia
Imagen de Aline Dassel en Pixabay
ECO-NOTICIAS Internacionales

Preocupación por fugas de mercurio en glaciares de Groenlandia

La presencia de mercurio tóxico en el agua de deshielo genera preocupación por la pesca, una fuente de alimento principal para las comunidades indígenas.

La capa de hielo de Groenlandia que se derrite podría ser una fuente sorprendente de mercurio tóxico.

La isla es uno de los lugares más remotos de la Tierra; sin embargo, el agua de escorrentía de algunos glaciares que se derriten contiene tanto mercurio como ríos altamente contaminados en partes del mundo densamente pobladas.

Estos son los hallazgos de un  nuevo estudio  que analizó el agua de deshielo que fluye desde la esquina sureste de la capa de hielo. La investigación plantea preocupaciones sobre la cantidad de mercurio que ingresa a los ríos y fiordos cercanos, importantes fuentes de pescado para las comunidades costeras de Groenlandia.

“Definitivamente hay concentraciones de mercurio más altas en los fiordos de lo que hubiéramos esperado antes de entrar en este estudio”, dijo el autor principal Jon Hawkings, investigador postdoctoral en la Universidad Estatal de Florida.

Los investigadores recolectaron muestras de agua de deshielo en expediciones a la capa de hielo en 2012, 2015 y 2018. También tomaron muestras de agua de varios fiordos cercanos alimentados por el deshielo de los glaciares.

Los análisis químicos revelaron niveles sorprendentemente altos de mercurio disuelto en el agua

La concentración de mercurio en los ríos de agua de deshielo fue al menos un orden de magnitud más alta que las concentraciones encontradas en los ríos ordinarios del Ártico. Estas concentraciones se diluyeron ligeramente cuando fluyeron hacia los fiordos, pero aún eran más altas de lo esperado, dicen los investigadores. Incluso después de mezclarse con el agua salada, los niveles en los fiordos se mantuvieron en un orden de magnitud más altos que los niveles de mercurio que se encuentran en la mayoría de las aguas del océano abierto.

A diferencia de los ríos contaminados en otras partes del mundo, contaminados por la actividad industrial, los investigadores creen que el mercurio de Groenlandia proviene de fuentes naturales. Si viniera de la contaminación humana, entonces la nieve en la parte superior de la capa de hielo también debería estar llena de mercurio; sin embargo, estudios anteriores han demostrado que es comparativamente limpia. En cambio, los científicos creen que el mercurio del agua de deshielo probablemente se esté filtrando del lecho de roca debajo del hielo.

Los sedimentos debajo de los glaciares pueden contener grandes concentraciones de mercurio natural. A medida que el hielo se desliza y muele sobre el lecho de roca, puede liberar mercurio en corrientes de agua de deshielo que fluyen desde la capa de hielo.

Las altas concentraciones de mercurio en las aguas costeras de Groenlandia son motivo de preocupación, dicen los investigadores. Estas aguas sustentan un rico ecosistema marino. La pesca es el eje de la economía de Groenlandia, así como una fuente de alimento principal para las comunidades indígenas de la isla.

Por ahora, no está claro qué cantidad de este tóxico llega realmente al suministro de alimentos

Parte de ella puede caer directamente al fondo del mar, donde queda atrapada permanentemente en sedimentos marinos. Pero hay evidencia de otras partes del Ártico de que la contaminación por mercurio puede acumularse en los peces, lo que eventualmente expone a las comunidades humanas que los comen.

“Una gran pregunta es si el mercurio [en Groenlandia] atraviesa ese límite biológico hacia los organismos de la red alimentaria acuática”, dijo Hawkings. El nuevo estudio solo midió concentraciones brutas en el agua, pero la investigación futura podría examinar el ecosistema marino en sí.

Tampoco está claro cómo el cambio climático podría afectar en el futuro. La capa de hielo de Groenlandia se está derritiendo a un ritmo cada vez más rápido con el tiempo. Más agua de deshielo de los glaciares costeros podría traducirse en más contaminación por mercurio en el agua.

Por otro lado, se espera que gran parte del futuro derretimiento de Groenlandia provenga de la superficie de la capa de hielo, y la superficie está relativamente libre de mercurio. Un aumento en la escorrentía superficial podría ayudar a diluir parte del mercurio que fluye debajo de los glaciares, señaló Hawkings.

Debido a que las incertidumbres siguen siendo tan grandes, se necesita más investigación en toda la capa de hielo.

“Se necesita más monitoreo”, dijo Hawkings. “Se necesita un monitoreo de varios años de varios ríos alrededor de Groenlandia para establecer realmente si esto es climáticamente sensible o no”.

Por Chelsea Harvey. Artículo en inglés

Acerca del Autor

Chelsea Harvey

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario