Barco petrolero
Imagen de Emphyrio en Pixabay
ECO-NOTICIAS Internacionales

Histórico: La Haya ordena a Shell reducir en un 45% las emisiones de Co2

La petrolera Royal Dutch Shell debe reducir sus emisiones de carbono en un 45 por ciento para fines de 2030, según un fallo histórico del tribunal de Rechtspraak en La Haya que ocurrió el último miércoles. Lo celebran en todo el mundo los defensores del clima que presentaron la demanda y millones que los apoyan.

“Este es un punto de inflexión en la historia”, dijo Roger Cox, abogado de Amigos de la Tierra Holanda. “Este caso es único porque es la primera vez que un juez ordena a una gran empresa contaminante que cumpla con el Acuerdo Climático de París. Este fallo también puede tener importantes consecuencias para otros grandes contaminadores”.

Friends of the Earth, otras seis organizaciones y unos 17.000 co-demandantes presentaron la demanda, luego de las solicitudes iniciales hechas en abril de 2018 de que la compañía petrolera alineara sus operaciones y políticas con el acuerdo climático. El Acuerdo Climático de París exige no más de 1,5ºC en el aumento de la temperatura global, con el fin de limitar el aumento del nivel del mar, las tormentas extremas y otras consecuencias nocivas para el medio ambiente.

Pero los documentos de Royal Dutch Shell citados en el fallo judicial completo establecieron los objetivos de Huella de Carbono Neta de la compañía, es decir, las emisiones totales tanto de la producción de productos de combustibles fósiles como de las emisiones de los usuarios finales, en solo un 20 por ciento de reducción para 2035 y 50 por ciento en 2050. Shell también aseguró a las partes interesadas que no habría pérdidas de activos varados a lo largo de un período de transición más largo, con operaciones continuas sobre esa base.

Shell todavía no incumplió, pero es inminente

El fallo de Rechtspraak no llegó a la conclusión de que Royal Dutch Shell ya está incumpliendo sus obligaciones climáticas, como habían argumentado los demandantes. Pero el tribunal concluyó que la infracción era inminente porque, aunque Royal Dutch Shell está progresando, las políticas de la empresa en realidad no reflejan los cambios necesarios para lograr de manera realista los objetivos de París.

“El grupo Shell, sin embargo, se encamina hacia más en lugar de menos emisiones de CO2 en 2030, debido a la estrategia de crecimiento para las actividades de petróleo y gas, que se ha establecido hasta al menos 2030, con un aumento de la producción del 38 por ciento”, el tribunal dijo en su fallo.

“La política, las intenciones políticas y las ambiciones de Royal Dutch Shell para el grupo Shell son en gran parte poco concretas, aún por elaborar y no vinculantes para el largo plazo (2050)”, continuó el tribunal. “Además, esas intenciones no son incondicionales, sino que, como se puede leer en las exenciones de responsabilidad y las notas de advertencia con la documentación de Shell, dependen del ritmo al que la sociedad global avanza hacia los objetivos climáticos del Acuerdo de París.

“Faltan por completo los objetivos de reducción de emisiones para 2030”.

El objetivo de reducción de emisiones del 45% por mandato judicial para 2030 también incluye a sus proveedores y clientes dentro de su cumplimiento, y responsabiliza a Royal Dutch Shell por cualquier violación de derechos humanos que surja de los impactos ambientales y de la cadena de suministro. También pide a la empresa que comience a cumplir de inmediato.

En respuesta a la decisión, el portavoz de Royal Dutch Shell, Harry Brekelmans, dijo que la compañía estaba decepcionada por el fallo y esperaba apelar. Reiteró el objetivo de la compañía de operaciones netas cero para 2050.

Aunque los abogados y activistas ambientales están jubilosos por esta decisión, ya están mirando hacia el futuro.

“Esta es una victoria histórica para el clima y para todos los afectados por la crisis climática”, dijo Andy Palmen, director interino de Greenpeace Holanda. “El carbón, el petróleo y el gas deben permanecer en el suelo. Personas de todo el mundo están exigiendo justicia climática. Hoy el juez ha confirmado que estamos en nuestro derecho. Las multinacionales pueden ser consideradas responsables de la crisis climática”.

Por Laureen Fagan. Artículo en inglés

Acerca del Autor

Laureen Fagan

Laureen es una periodista independiente que crea contenido informado de alta calidad sobre asuntos internacionales, política y tecnología. Está capacitada en resolución de conflictos y diversidad, y tiene un interés especial en los informes científicos y médicos, y en cuestiones culturales y religiosas.

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Laureen Fagan

Laureen es una periodista independiente que crea contenido informado de alta calidad sobre asuntos...