Descubren Microplásticos en los pulmones de personas vivas

Descubren microplásticos en tejido de 11 de 13 pacientes sometidos a cirugía, siendo el polipropileno y PET los más comunes.

Se ha descubierto por primera vez contaminación microplástica alojada en lo profundo de los pulmones de personas vivas. Las partículas se encontraron en casi todas las muestras analizadas.

Los científicos dijeron que la contaminación por microplásticos ahora era omnipresente en todo el planeta, lo que hacía inevitable la exposición humana y significaba que “hay una preocupación creciente con respecto a los peligros” para la salud.

Se tomaron muestras de tejido extraído de 13 pacientes sometidos a cirugía y se encontraron microplásticos en 11 casos. Las partículas más comunes fueron polipropileno, utilizado en envases y tuberías de plástico, y PET, utilizado en botellas. Dos estudios anteriores habían encontrado microplásticos en tasas igualmente altas en tejido pulmonar tomado durante autopsias.

Ya se sabía que las personas respiraban las diminutas partículas , además de consumirlas a través de los alimentos y el agua . También se sabe que los trabajadores expuestos a altos niveles de microplásticos han desarrollado enfermedades.

Microplásticos en la sangre y ahora en los pulmones

Los microplásticos se detectaron en la sangre humana por primera vez en marzo, lo que demuestra que las partículas pueden viajar por el cuerpo y alojarse en los órganos. El impacto en la salud es aún desconocido. Pero los investigadores están preocupados porque los microplásticos causan daño a las células humanas en el laboratorio y ya se sabe que las partículas de contaminación del aire ingresan al cuerpo y causan millones de muertes prematuras al año.

“No esperábamos encontrar la mayor cantidad de partículas en las regiones inferiores de los pulmones, o partículas del tamaño que encontramos”, dijo Laura Sadofsky de la escuela de medicina Hull York en el Reino Unido, autora principal del estudio. “Es sorprendente ya que las vías respiratorias son más pequeñas en las partes inferiores de los pulmones y hubiéramos esperado que partículas de estos tamaños se filtraran o quedaran atrapadas antes de llegar tan profundo”.

“Estos datos proporcionan un avance importante en el campo de la contaminación del aire, los microplásticos y la salud humana”, dijo. La información podría usarse para crear condiciones realistas para experimentos de laboratorio para determinar los impactos en la salud.

La investigación, que ha sido aceptada para su publicación por la revista Science of the Total Environment , utilizó muestras de tejido pulmonar sano junto a los objetivos de la cirugía. Analizó partículas de hasta 0,003 mm de tamaño y utilizó espectroscopia para identificar el tipo de plástico. También utilizó muestras de control para tener en cuenta el nivel de contaminación de fondo.

Otros estudios lo confirman

Un estudio de 2021 en Brasil sobre muestras de autopsias encontró microplásticos en 13 de las 20 personas analizadas, cuya edad promedio era superior a las evaluadas por el estudio de Sadofsky. El polietileno, utilizado en las bolsas de plástico, fue una de las partículas más comunes. Los investigadores concluyeron: “Los resultados nocivos para la salud pueden estar relacionados con… estos contaminantes en el sistema respiratorio después de la inhalación”.

Un estudio estadounidense de pacientes con cáncer de pulmón en 1998 encontró fibras plásticas y vegetales (como el algodón) en más de 100 muestras. En el tejido canceroso, el 97 % de las muestras contenía fibras y en las muestras no cancerosas, el 83 % estaba contaminado.

Enormes cantidades de desechos plásticos se vierten en el medio ambiente y los microplásticos contaminan todo el planeta, desde la cima del Monte Everest hasta los océanos más profundos . Se han encontrado microplásticos en las placentas de mujeres embarazadas , y en ratas embarazadas pasan rápidamente a través de los pulmones al corazón, cerebro y otros órganos de los fetos.

Una revisión reciente evaluó el riesgo de cáncer y concluyó: “Se necesita urgentemente una investigación más detallada sobre cómo los microplásticos y los nanoplásticos afectan las estructuras y los procesos del cuerpo humano, y si pueden transformar las células e inducir la carcinogénesis y cómo pueden transformarlas, particularmente a la luz de la aumento exponencial de la producción de plástico”.

Por Damian Carrington. Artículo en inglés