ECO-NOTICIAS Estados Unidos

Las toxinas ambientales afectan los resultados de la vacuna contra la gripe

dioxinas, contaminación, vacunas, gripe
Compártelo en tus redes

La exposición de mujeres a la contaminación industrial puede relacionarse con daños en el sistema inmunológico de su descendencia generación tras generación, debilitando las defensas del cuerpo contra infecciones como el virus de la gripe, según una nueva investigación realizada por el Centro Médico de la Universidad de Rochester (Estados Unidos)

La mayoría de los estudios científicos realizados hasta el momento han puesto el foco en los daños que ocasiona la exposición ambiental a los contaminantes sobre la función del sistema reproductivo, respiratorio y nervioso a través de múltiples generaciones, pero esta nueva investigación, publicada en la revista ‘”Science”, tiene por objeto analizar cómo el sistema inmunológico también se ve afectado.

Efectos de las vacunas

Según los investigadores, este debilitamiento multigeneracional del sistema inmunológico podría servir para explicar las variaciones que se observan durante los episodios de gripe estacional y pandémica. Las vacunas anuales contra la gripe brindan a algunas personas más protección que a otras, y durante los brotes de gripe pandémica algunas personas se enferman gravemente, mientras que otras pueden combatir la infección sin problemas.

Aunque la edad, las mutaciones del virus y otros factores pueden explicar parte de esta variación, no tienen en cuenta la diversidad de respuestas a la infección por gripe que se encuentran en la población general.

Cuando uno se infecta o recibe una vacuna contra la gripe, el sistema inmunitario aumenta la producción de tipos específicos de glóbulos blancos en respuesta. Cuanto mayor es la respuesta, mayor es el ejército de glóbulos blancos, lo que aumenta la capacidad del cuerpo para combatir con éxito una infección. Tener un ejército de menor tamaño (que vemos en múltiples generaciones de ratones en este estudio) significa que estás en riesgo de no combatir la infección de manera tan efectiva“, explica la director de la investigación, Paige Lawrence.


La hipótesis

La hipótesis de los autores del estudio de que la exposición a la dioxina, que se une a una proteína en las células llamada AHR, altera de alguna manera la transcripción de las instrucciones genéticas. La exposición en sí no desencadena una mutación genética, sino que altera la maquinaria celular por la que se expresan los genes y este fenómeno se transmite a las generaciones posteriores.

Ecoportal.net

Fuente

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico