Dengue y chikungunya: Sudamérica en alerta ante el riesgo de una nueva epidemia

En varios países de la región se disparó el número de casos y muertes por dengue y chikungunya provocadas por el mosquito 'Aedes aegypti'.

El verano ha llegado a su fin en el Cono Sur de América Latina, pero la proliferación del mosquito 'Aedes aegypti', transmisor de enfermedades como ezika,l dengue y chikungunya, puso en alerta a las autoridades de varios países ante el aumento de casos y muertes. 

Un reciente informe publicado por la revista científica The Lancet advierte que el cambio climático y sus consecuentes olas de calor en la región produjeron un incremento del 35 % en los casos de dengue durante el período 2012-2021, frente a 1951-1960.

El documento señala que los países templados del Cono Sur son "muy vulnerables a los efectos graves de esta enfermedad viral, impulsados principalmente por la rápida urbanización". 

Ante un escenario de altas temperaturas seguidas de lluvias, la epidemia que azotó a América Latina entre 2019 y 2021 podría retornar si no se toman medidas urgentes. 

Paraguay, Brasil y el método wolbachia

En Paraguay, se registra la epidemia más grande de chikungunya de su historia y es una de las naciones más afectadas del continente, con miles de hospitalizaciones y 71 fallecidos desde la última "ola" de contagios.

A tal punto, que el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social ha convocado a especialistas del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) para analizar la situación.

El país contabiliza 59.812 casos de chikungunya, entre confirmados y probables, en los primeros tres meses del año, a un ritmo de 5.000 casos por semana a nivel nacional, mientras que 1.416 personas han contraído dengue.

"Mientras el mosquito siga en nuestras casas, y nosotros aceptemos convivir con él, vamos a seguir teniendo dengue, chikungunya. La lucha real es contra el mosquito", explicó en una rueda de prensa el director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera.

Brasil también se ocupa de dar seguimiento al aumento exponencial de contagios de zika, dengue y chikungunya. En 2022, el gigante suramericano tuvo un récord de más de mil muertes por dengue y se registraron 1,45 millones de casos, número en un 162,5 % superior al de 2021. 

Las cifras podrían empeorar: en los primeros tres meses de este año, fueron notificados 404.000 contagios, un avance de 53 % respecto al mismo periodo del año pasado, y 117 muertes. En tanto, el chikungunya afectó a unas 54.000 personas y dejó siete muertes, mientras que por el zika hubo 1.625 pacientes sin causar decesos. 

Según informa el periódico Jovem Pan, el ministerio de Salud emitió un alerta y ya son varios los municipios que han declarado situación de emergencia por el avance del dengue. 

Implementación de vacunas

A principios de marzo, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) aprobó una vacuna para la prevención del dengue llamada Qdenga, del laboratorio japonés Takeda. Está compuesta por cuatro serotipos diferentes del virus que causa la enfermedad, y ya está siendo aplicada en dos dosis en la población pediátrica mayor de cuatro años, adolescentes y adultos hasta los 60 años. 

Además, el Gobierno montó a mediados de marzo un Centro de Operaciones de Emergencia para atender a los pacientes que reportan síntomas. Y contará con una biofábrica para producir mosquitos 'Aedes aegypti' contaminados con wolbachia, la bacteria que les impide transmitir zika, dengue y chikungunya, con capacidad para engendrar hasta 100 millones de ejemplares del insecto por semana.

Argentina en alza, Bolivia a la baja de dengue y chikungunya

En Argentina se registra un incremento sostenido de casos de dengue, con cinco muertes hasta el momento. El Ministerio de Salud notificó más de 6.700 nuevos contagios en la semana del 19 al 25 de marzo en todo el país, y suman 16.143 pacientes con la enfermedad en el primer trimestre de 2023, un 10 % debajo de la cantidad de afectados en el mismo período del 2020, cuando se dio el último año epidémico, informó Télam.

En cuanto a la fiebre Chikungunya, se registraron hasta el momento 657 casos, de los cuales, 244 fueron contraídos fuera del país.

Frente al preocupante panorama, autoridades de los ministerios de Salud, Defensa, Seguridad y Ciencia y Tecnología acordaron conformar brigadas territoriales de proximidad para llevar a cabo acciones de prevención, cuidado y eliminación de potenciales criaderos del mosquito 'Aedes aegypti'. 

Por otra parte, la administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) ya analiza la efectividad de la vacuna japonesa que se aplica en Brasil, reportó el canal TN. 

Bolivia ha logrado reducir el número de infectados que hicieron colapsar el sistema de salud durante el verano. Suma 18.403 contagios y el total de fallecidos llega a 57, de acuerdo con un informe de Unitel que retoma datos oficiales.

El departamento de Santa Cruz es el más afectado, con 12.632 casos, dos terceras partes del total.

Perú y un mecanismo de control de dengue y chikungunya en el celular

Hasta el 31 de marzo, en Perú se registra un acumulado de 33.575 casos de dengue entre confirmados y probables, y se notificaron 36 defunciones debido a las complicaciones de esta enfermedad, según cifras del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC-Perú).

En el país andino, el Instituto Nacional de Salud (INS) lanzó la aplicación móvil Dengue Onqoy (enfermedad en quechua) para mejorar el monitoreo y manejo de pacientes con la enfermedad, principalmente para profesionales médicos de las zonas rurales de la costa norte y áreas selvátivas, donde se concentran intensas lluvias, huaicos y deslizamiento de lodo y piedras. 

"La aplicación contiene información sobre las complicaciones, datos epidemiológicos, videos e información bibliográfica, como artículos científicos del dengue, que permitirán capacitar al personal de salud y seguir combatiendo la enfermedad", destacó el jefe del INS, Víctor Suárez Moreno.

¿Qué es el dengue?

Es una enfermedad febril que afecta a lactantes, niños y adultos, y se contagia por la picadura de un mosquito infectado, de la especie 'Aedes aegypti'; nunca se transmite de persona a persona. Es decir, el insecto puede picar a un enfermo, contagiarse, y luego transmitirle la afección a otro humano.

El dengue provoca fiebre, náuseas, erupción en la piel, debilidad general y dolor muscular y de cabeza. Los huevos del mosquito que lo provoca suelen reproducirse en acumulaciones de agua presentes en cubetas, latas, botellas, floreros o llantas viejas; por ese motivo, las autoridades llevan a cabo campañas de fumigación.

Ecoportal.net

Fuente