Dolor en las articulaciones. 10 señales de algo peor

El dolor en las articulaciones puede ser algo común para muchas personas. A menudo se ignora y se considera una parte normal de la vida, pero puede significar mucho más.

Averiguar la causa de sus articulaciones dolorosas es esencial porque es la única forma de tratarlo. Las opciones de tratamiento varían según el motivo del dolor. Una vez que sepa por qué está sucediendo, puede abordar el problema y aliviar la incomodidad.

El dolor articular puede deberse a muchas afecciones , incluidas lesiones, infecciones, artritis, fibromialgia e hipotiroidismo. Saber cómo reconocer los signos de algo peor puede ayudarlo a descubrir por qué tiene dolor en las articulaciones. Una vez que haya identificado los signos, puede hablar con su médico para ver qué puede hacer para sentirse mejor.

A qué prestar atención y por qué las articulaciones dolorosas podrían ser importantes

Los signos que acompañan a las articulaciones dolorosas pueden decirle bastante sobre la causa. Deberá prestar atención a la ubicación del dolor, como el hombro, el tobillo o la rodilla. Piense si experimenta cojera, bloqueo de las articulaciones o disminución del rango de movimiento.

Además, puede experimentar los siguientes problemas cerca de sus articulaciones:

  • Enrojecimiento
  • Sensibilidad
  • Hinchazón
  • Calor
  • Rigidez
  • Debilidad

Diez señales de que sus articulaciones dolorosas podrían significar algo peor

Millones de estadounidenses experimentan dolor en las articulaciones todos los días, y muchas veces es una experiencia debilitante. Es esencial que determines la causa para que puedas vivir una vida plena y feliz. Obtener un diagnóstico es esencial, y eso implica identificar los signos.

1. El dolor se mueve alrededor de su cuerpo y causa fatiga

Si su dolor en las articulaciones cambia de ubicación en su cuerpo y causa fatiga, podría indicar fibromialgia. La fibromialgia provoca brotes de dolor crónicos y agudos, y también puede experimentar niebla mental y problemas de memoria. Esta condición afecta al 2-4% de la población en los Estados Unidos y afecta más comúnmente a las mujeres.

Experimentará sensibilidad en todo el cuerpo y dolor musculoesquelético. No existe una prueba de diagnóstico para la fibromialgia, por lo que es esencial informarle a su médico sobre sus signos.

2. Tus articulaciones dolorosas también están hinchadas y rígidas

Las articulaciones dolorosas, hinchadas y rígidas son un signo de artritis psoriásica. También tendrá psoriasis, una afección de la piel que causa manchas rojas, con picazón y escamosas en el cuerpo. La artritis psoriásica es una enfermedad autoinmune que afecta a casi el 30% de las personas con psoriasis.

3. Tienes un sarpullido

Cuando un sarpullido acompaña a su dolor en las articulaciones, podría indicar la enfermedad de Lyme . La enfermedad de Lyme es una enfermedad transmitida por garrapatas que provoca dolor en las articulaciones y una erupción en forma de ojo de buey. Por lo general, solo se ven afectadas una o dos articulaciones y los episodios disminuyen a medida que pasa el tiempo.

4. El dedo gordo del pie, el tobillo y la rodilla están rojos, calientes o hinchados

Cuando le duelen las articulaciones del dedo gordo del pie, el tobillo y la rodilla, podría ser un signo de algo más. Si esas áreas se enrojecen, se calientan o se hinchan, podría indicar gota , un tipo de artritis inflamatoria. Afecta a personas con niveles altos de ácido úrico en la sangre.

Cuando los niveles de ácido úrico aumentan, se acumula y forma cristales en las articulaciones. Su sistema inmunológico intentará destruir los cristales, lo que provocará inflamación y dolor intenso. Por lo general, solo ataca una articulación, pero la experiencia es repentina, severa e implica una sensación de ardor.

5. Mejora con el movimiento

Si su dolor en las articulaciones se alivia cuando se mueve, podría ser un signo de artritis reumatoide . La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune crónica que afecta las muñecas, los codos, las caderas y el cuello.

Esta condición empeora cuando descansas e involucra brotes crónicos. Si bien afecta predominantemente a las articulaciones, también puede experimentar los siguientes síntomas:

  • Dolor muscular
  • Fatiga
  • Pérdida de peso
  • Fiebre de bajo grado
  • Hormigueo o entumecimiento en las manos

Otra condición que mejora con el movimiento se llama espondilitis anquilosante. Esta rara afección afecta la espalda, el cuello y las articulaciones sacroilíacas en la base de la columna vertebral.

Provoca inflamación y fusión de las vértebras, lo que provoca dolor en la parte inferior de la espalda y las caderas. Si tiene espondilitis anquilosante, también puede experimentar rigidez por la mañana que dura más de 30 minutos.

6. También experimenta fatiga, aumento de peso e intolerancia al frío

Si experimenta fatiga, aumento de peso o intolerancia al frío junto con dolor en las articulaciones, podría indicar una afección de la tiroides. El hipotiroidismo es una glándula tiroides poco activa, lo que provoca un desequilibrio en las hormonas. Junto con los otros síntomas mencionados, también puede experimentar:

  • Rigidez
  • Estreñimiento
  • Piel seca
  • Cara hinchada
  • una voz ronca
  • Debilidad muscular

7. Las articulaciones dolorosas empeoran con el movimiento

Mientras que algunas condiciones mejoran con el movimiento, otras empeoran. Si su nivel de dolor aumenta a medida que se mueve, pero disminuye cuando descansa, podría ser osteoartritis. Afecta las rodillas, las caderas, el cuello, la parte inferior de la espalda y los dedos, ya que implica la ruptura del cartílago.

La osteoartritis a menudo ocurre debido al envejecimiento, pero también puede ser causada por un trauma. El cartílago de las articulaciones proporciona un colchón entre los huesos, ayudándolos a deslizarse unos sobre otros. Si el cartílago se desgasta, hace que los huesos se mezclen entre sí, lo que provoca un dolor intenso cuando te mueves.

El dolor de la osteoartritis comienza con dolores intermitentes pero agudos, y finalmente se convierte en un dolor constante. Da como resultado rigidez articular, hinchazón y rango de movimiento limitado. Como la afección articular crónica más común en los Estados Unidos, no querrá ignorar los signos.

8. Experimenta una pérdida de interés en las cosas que alguna vez disfrutó, problemas para dormir y desesperanza

La depresión puede causar dolor en las articulaciones, por lo que si también tiene alguno de estos signos, querrá abordar el problema. También puede experimentar cambios en el apetito y dificultad para concentrarse.

9. También tienes fiebre

Si tiene fiebre y dolor en las articulaciones, podría indicar artritis séptica , que ocurre cuando una articulación se infecta. Este tipo de artritis causa síntomas agudos en la rodilla, el tobillo, la muñeca y la cadera. A menudo es causada por bacterias, pero puede ser el resultado de hongos o micobacterias.

Su articulación afectada se calentará, se pondrá rígida e hinchada. La infección generalmente comienza en la sangre antes de pasar a la articulación, pero también podría ser el resultado de una cirugía articular.

10. El dolor se mueve de una articulación a otra

Si su dolor en las articulaciones se mueve de una articulación a otra, es un signo de lupus, una enfermedad autoinmune crónica. Afecta las rodillas, las muñecas y las articulaciones de los dedos, y el dolor suele estar en un lado del cuerpo. El dolor suele ser de corta duración, pero puede moverse por todo el cuerpo a lo largo del día.

Debe buscar ayuda profesional de inmediato si cree que tiene lupus. Afecta sus órganos y músculos y puede causar muchos otros problemas.

Encontrar un diagnóstico para sus articulaciones dolorosas

Si experimenta dolor en las articulaciones, debe hablar con su proveedor de atención médica. Podría indicar un problema más grave que necesita tratamiento médico. Incluso si ya recibió un diagnóstico, debe hablar con su médico cada vez que:

  • Experimentar dolor en una nueva área
  • Obtener un tipo diferente de dolor
  • Tiene nuevos síntomas

Hay casos en los que debe buscar atención médica de emergencia para sus articulaciones dolorosas. Estas instancias incluyen:

  • tener fiebre
  • Bajar de peso sin motivo
  • No poder funcionar debido al dolor.
  • Desarrollar articulaciones significativamente inflamadas o calientes
  • Experimentar entumecimiento repentino o sensación de ardor
  • Debilidad muscular

Cuando busca ayuda profesional, los proveedores de atención médica utilizan herramientas de diagnóstico para determinar la causa de su dolor en las articulaciones. El médico querrá conocer su historial médico y realizar un examen físico. También solicitarán análisis de sangre, pruebas de imagen y un procedimiento de aspiración articular.

En casos raros, su médico también puede solicitar una biopsia o una muestra de tejido. Las pruebas que solicita tu médico dependen de tus síntomas, por lo que es fundamental contarles todo. Puede ser útil que anotes la siguiente información para que no olvides nada:

  • Ubicación de las articulaciones dolorosas.
  • La intensidad del dolor
  • La hora del día es peor
  • Si algo lo hace mejor o peor
  • Qué estabas haciendo cuando el dolor empeoró
  • Si ha tenido fiebre recientemente
  • Si ha experimentado fatiga
  • Trauma, cirugía o infección reciente

Tomar nota de todas estas cosas ayudará a su proveedor de atención médica a reducir la causa. Ayudará con un diagnóstico y un plan de tratamiento para controlar los síntomas.

Tratamiento de articulaciones dolorosas

Su plan de tratamiento dependerá del diagnóstico de sus articulaciones dolorosas. Un profesional médico puede recomendar consejos de cuidado personal, medicamentos, fisioterapia o, en raras ocasiones, cirugía.

Las estrategias de cuidado personal que puede hacer en casa para aliviar los síntomas incluyen:

  • Estiramiento suave
  • Hielo giratorio o calor en el área afectada
  • envolturas de apoyo
  • descansando
  • Ejercicios aeróbicos o de fortalecimiento
  • Centrarse en una dieta rica en nutrientes

Reflexiones finales sobre las señales de que las articulaciones dolorosas podrían significar algo peor

Las articulaciones dolorosas pueden ser debilitantes, pero esa no es la única razón para preocuparse. El dolor en las articulaciones es un signo de muchas afecciones, por lo que es esencial obtener más información al respecto y hablar con su proveedor de atención médica. Algunos problemas son duraderos mientras que otros son temporales, pero de cualquier manera, debe encontrar alivio para el dolor.

Una vez que haya recibido un diagnóstico, sabrá a lo que se enfrenta. Luego, puede determinar un plan de tratamiento o una forma de aliviar los síntomas . Asegúrese de prestar atención a los signos de dolor en las articulaciones para que pueda obtener la ayuda que necesita.

Para Sara Barkley. Artículo en inglés

Deja un comentario