Musicoterapia
Enfermedades SALUD

Investigación revela increíbles efectos de la musicoterapia en el cerebro

La música habla a tu corazón y alma. Puede hacer que tus pies toquen, hacerte sentir con energía o triste. Independientemente del estilo de música que prefiera, le está hablando o expresando algo desde su interior. Puede contar una historia con la que te puedas identificar o invocar una imagen y sentimientos que deseas en tu vida. No importa qué, la música crea una fuerte respuesta en nosotros. Si bien esto no es una novedad para nadie, solo en los últimos 10 años la musicoterapia ha sido reconocida como una alternativa legítima. Los investigadores revelan lo que le sucede a su cerebro con la musicoterapia y el alcance de los usos terapéuticos.

¿QUE ES LA TERAPIA MUSICAL?

De acuerdo con la American Music Therapy Association (AMTA), la musicoterapia es: «el uso clínico y basado en la evidencia de intervenciones musicales para lograr objetivos individualizados dentro de una relación terapéutica por un profesional acreditado que ha completado un programa de musicoterapia aprobado».

La AMTA continúa aclarando que la musicoterapia está diseñada para ayudar en las necesidades emocionales, cognitivas y sociales del cliente. La terapia puede incluir:

-Creando musica
-Canto
-Moviéndome al ritmo de la canción
-Escuchando música

EL OBJETIVO DE ESTE TRATAMIENTO TERAPÉUTICO

El objetivo de la musicoterapia es que el cliente se base en las habilidades aprendidas o fortalezca las habilidades actuales y pueda aplicarlo en la vida cotidiana. Algunas de las áreas generales en las que la musicoterapia puede ser beneficiosa son:


  • Comunicación y expresión de los sentimientos. Esto puede aplicarse a los clientes y sus familias.
  • Rehabilitación física y movimiento alentador
  • Motivación
  • Reducir y enseñar métodos de afrontamiento para el estrés.
  • Disminuir el dolor
  • Mejorar la memoria
  • Mejora la capacidad muscular relacionada con el habla

Cualquiera que trabaje en un campo relacionado con las ventas o los escritores de programas o libros de autoayuda probablemente esté familiarizado con la forma en que se recomienda la música, los audiolibros o los videos como método para motivar, disminuir el estrés, visualizar o meditar.

En pequeña medida, estás utilizando los beneficios de la musicoterapia cuando haces esto. Estás usando música, o hablar verbalmente, para alterar tu estado de ánimo. Incluso puede aplicar esto para hacer ejercicio con la reproducción de música. Ninguno de los anteriores es técnicamente terapia sin la guía y el plan de un terapeuta. Sin embargo, muestra cómo, en esas capacidades, la música tiene un fuerte efecto en nuestro estado de ánimo y mente.

¿EN QUÉ PUEDE AYUDAR LA TERAPIA MUSICAL?

Es fácil entender cómo la música puede afectar nuestro estado de ánimo y aumentar la motivación, pero tiene otros usos en los que quizás no has pensado.

1 – DAÑO CEREBRAL Y TERAPIA MUSICAL

En 2010, se publicó un informe llamado The Cochrane Collaboration, que muestra cómo la musicoterapia podría ser beneficiosa para aquellos que sufren daño cerebral. Se estudió el daño cerebral adquirido, como un accidente o un derrame cerebral, en lugar del daño cerebral degenerativo. El grupo reunió una colección de informes de los años anteriores, examinando los resultados del musicoterapeuta. Consistió en 184 casos.

El daño cerebral adquirido puede dar lugar a varios desafíos, tales como: habilidades motrices o de movimiento, habla, habilidades sociales, dolor y bienestar emocional general. Observaron diferentes métodos para cada desafío;


  • -Ritmo para ayudar en el movimiento,
  • -Cantar para ayudar a hablar y mejorar la calidad de la voz,
  • -Escuchando música para reducir el dolor y la improvisación musical para ayudar con el estado de ánimo y la salud mental y emocional en general.

Su análisis resultó en mostrar que la estimulación auditiva rítmica (RAS), o la coordinación del movimiento al ritmo y el ritmo de la música, era beneficiosa para mejorar la capacidad de caminar relacionada con el paso, la cadencia, la simetría y la fuerza del movimiento. En lo que respecta a los otros desafíos que enfrentan los que experimentan daño cerebral adquirido, los resultados no fueron concluyentes debido a casos limitados. Se hicieron recomendaciones para que se realicen más estudios para obtener conclusiones más precisas.

Otro estudio demostró que la mejora en el movimiento no se limitaba a las piernas. En este estudio, a las víctimas de accidentes cerebrovasculares individuales se les enseñó a tocar un piano o tambor eléctrico. Estas personas tenían destreza y movimiento de manos limitados como consecuencia del accidente cerebrovascular. Con 15 sesiones durante 3 semanas, mostraron una mejora significativa en la velocidad, precisión y facilidad de movimiento.

Terapia musical para el cerebro

UN EJEMPLO DE ÉXITO

Si bien la Colaboración Cochrane no pudo demostrar que la música puede ayudar a las personas con daño cerebral adquirido a hablar, no lo descarta. En el caso de Gabrielle Gifford, una congresista que recibió un disparo en la cabeza, la musicoterapia fue fundamental para ayudarla a recuperarse. Había perdido muchas habilidades, incluida la capacidad de hablar. Fue capaz de comunicarse cantando o cantando en 4 años.

2 – LA MÚSICA Y EL ESPECTRO DEL AUTISMO

La musicoterapia ha jugado un papel importante en ayudar a las personas dentro del espectro del autismo a aprender habilidades sociales, comunicación y expresión y reconocimiento emocional. Algunos informes afirman que la musicoterapia no es necesariamente más efectiva que la terapia tradicional. Sin embargo, los pacientes con TEA lo disfrutan más. Además, ese amor por esta terapia puede ayudar a facilitar la cooperación.

La teoría original con respecto a la asociación con el autismo y la música era que un individuo con autismo sería incapaz de responder a la música emocionalmente. Esto resultó ser falso. Muestran dificultad para encontrar palabras para lo que sienten. La musicoterapia es útil para enseñarles cómo interpretar las emociones faciales al correlacionar la música «feliz» con una cara feliz y la música triste con una cara triste. Esto ayuda a enseñar empatía.

Con los estudios relativamente nuevos que correlacionan las habilidades motoras con el daño cerebral adquirido, los científicos ahora teorizan si los mismos métodos pueden ayudar a las personas con espectro autista con sus habilidades motoras y dificultades de atención.

3 – TERAPIA MUSICAL Y ENFERMEDAD DE PARKINSON

De manera similar a los pacientes con daño cerebral adquirido, también se está investigando la asistencia a pacientes con Parkinson o Alzheimer. Las personas con Parkinson pueden tener incidentes en los que su capacidad para moverse está «congelada». Saben cognitivamente que necesitan moverse, como ir al baño, pero su cuerpo no responderá. Algunos estudios sobre musicoterapia demuestran que es beneficioso a este respecto. El paciente aprende una canción, generalmente de su elección, y camina hacia ella mientras la canta. Luego, cuando se encuentran en una situación en la que su cuerpo se congela, comienzan a tararear la canción y el cuerpo comenzará a moverse en consecuencia.

4 – TERAPIA MUSICAL Y OTROS BENEFICIOS

El estudio de la musicoterapia como terapia es relativamente nuevo y muchos estudios en curso demuestran su impacto real. Esto incluye el tratamiento del Alzheimer, el TDAH, el dolor, la depresión, la ansiedad, el TEPT y más. Los científicos también están estudiando cómo interactúa con nuestro cerebro y, a medida que obtienen una comprensión más profunda, el enfoque puede afinarse más hacia temas específicos.

¿CÓMO AFECTA LA TERAPIA MUSICAL AL CEREBRO?

El estudio del efecto de la música y nuestro cerebro está demostrando tener más importancia de lo que los investigadores pensaban originalmente. Hay algunos pensamientos diferentes en relación a cómo la musicoterapia puede ser beneficiosa. La mayoría tiene que ver con la plasticidad cerebral o la forma flexible en que nuestro cerebro puede abrir diferentes vías de aprendizaje.

1 – LIBERACIÓN DE DOPAMINA

Los estudios muestran que cuando uno escucha cierta música, crea una sensación de emoción. Esto se correlaciona con una liberación de dopamina. La dopamina no solo es importante para ayudar a las personas con depresión y ansiedad, sino también en la motivación a través de una sensación de recompensa. Esta liberación de dopamina también corresponde con un aumento en la circulación sanguínea.

2 – TEORÍA HEBBIANA

La teoría de Hebbian o Hebbs es el estudio de cómo si dos neuronas se disparan al mismo tiempo, aprenden al mismo tiempo. Por ejemplo, cuando escuchamos música, generalmente también movemos nuestros pies, cuerpo o manos. Asociamos el sonido de la música con el ritmo, lo que crea un movimiento simultáneo, y nuestros latidos y la respiración coincidirán con el ritmo. Es esta teoría la que explica cómo podemos enseñar la motricidad y la respiración a las personas con ciertas discapacidades.

3 – RUIDO VERSUS MÚSICA EN PLASTICIDAD

La música tiene resultados positivos en nuestro cerebro al aprender cosas nuevas y la memoria. Por el contrario, el ruido, definido como sonido desorganizado y desordenado, en realidad ha demostrado tener un impacto negativo en nuestros niveles de estrés, memoria y capacidad para aprender.

4 – TODO EL CEREBRO ESTÁ EN COMPLETO COMPÁZ

El principal atributo del efecto de la música en nuestro cerebro es que estimula múltiples áreas de nuestro cerebro. Nuestro cerebro responde en regiones que incluyen: escucha, emociones, recuerdos, movimiento físico e imágenes visuales.

PENSAMIENTOS FINALES: CONECTANDO EL CEREBRO Y LA TERAPIA MUSICAL

Los historiadores creen que nosotros (Homosapiens) aprendimos a hacer música como una forma de comunicación antes de poder hablar. Además, cruza las barreras del idioma entre las personas, lo que en la mayoría de los casos lo hace universalmente apreciado. Por lo tanto, puede haber diferencias culturales, o preferencias personales, en la apreciación de varias formas de música. Sin embargo, todos tienen una respuesta positiva a la música.

Los investigadores revelaron algunas de las teorías asociadas con lo que le sucede a tu cerebro con la teoría de la música. Y parece que nuestros cerebros podrían aprender mejor a través de la música. Si bien la música como terapia aún es relativamente nueva, ya ha mostrado avances en áreas. De hecho, ayuda a mantener la positividad en los pacientes al inspirar un estado de ánimo positivo mientras recibe tratamiento.

Nuestras emociones y actitud pueden ser nuestro mayor detrimento para la recuperación. Permitir que la terapia sea una experiencia positiva es un primer paso significativo para una recuperación más rápida y completa.

Artículo en inglés

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Contamos con el apoyo de

Ecosuitcaves

Puedes apoyar nuestro trabajo