OMS desaconseja el uso de edulcorantes artificiales para controlar el peso

La agencia de salud de las Naciones Unidas ha advertido a las personas sobre las posibles implicaciones negativas del consumo de alimentos que contienen edulcorantes artificiales, como diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y mortalidad. Por lo tanto, se sugiere que las personas deberían buscar otra manera de endulzar los alimentos en forma natural.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló recientemente una guía sobre edulcorantes sin azúcar, que sugiere que no deben usarse para controlar el peso corporal o manejar los riesgos de enfermedades no transmisibles.

Después de hacer una revisión exhaustiva de toda la evidencia, parece que el uso de edulcorantes sin azúcar no ayuda a reducir la grasa corporal en adultos o niños a largo plazo. Esta recomendación está respaldada por los resultados de la investigación.

Los hallazgos del estudio indican que los posibles efectos secundarios podrían provenir del uso a largo plazo, como una mayor probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular y muerte prematura.

"La sustitución de azúcares libres por edulcorantes no azucarados no ayuda a controlar el peso a largo plazo. Las personas deben considerar otras formas de reducir la ingesta de azúcares libres, como consumir alimentos con azúcares naturales, como la fruta, o alimentos y bebidas no azucarados", El Director de Nutrición y Seguridad Alimentaria de la Organización hizo el anuncio.

El Dr. Francesco Branca ha dejado claro que los aditivos azucarados no son necesarios para una dieta saludable y no aportan ningún valor nutricional. “Las personas deberían reducir totalmente el dulzor de la dieta para mejorar su salud desde una edad temprana”, añadió.

Productos presentes en edulcorantes afectados

Esta recomendación se basa en investigaciones realizadas entre adultos, niños y mujeres embarazadas. Desafortunadamente, los autores afirman que la evaluación de los efectos de los edulcorantes en los diabéticos existentes no estaba dentro del alcance de esta guía. Por lo tanto, se desconoce si estos componentes pueden beneficiar a las personas con diabetes preexistente.

Además, el documento menciona todos los edulcorantes sin nutrientes sintéticos y alterados o de origen natural que no entran en la categoría de azúcares. Estos edulcorantes se usan ampliamente en alimentos y bebidas comerciales, además de estar disponibles para que las personas los agreguen a sus propios alimentos y bebidas.

Los edulcorantes artificiales populares como el acesulfamo K, el aspartamo, el advantamo, los ciclamatos, el neotamo, la sacarina, la sucralosa, la stevia y sus derivados se usan comúnmente en lugar del azúcar.

Los autores han mencionado que ciertos productos, como pastas dentales, cremas para la piel y medicamentos, no estarían cubiertos por esta guía, ni los que contienen los azúcares y alcoholes de azúcar bajos en calorías, que contienen calorías y, por tanto, no entran en la categoría de edulcorantes no nutritivos.

Recomendación condicional para los edulcorantes artificiales

Después de observar los protocolos de la Compañía para la formación de políticas, la sugerencia ha sido etiquetada como condicional. Estas políticas deben adaptarse de acuerdo con las necesidades sociales específicas y el contexto de cada nación, teniendo en cuenta factores como el grado de consumo entre los diferentes sectores de edad. Por lo tanto, discutir y debatir estas decisiones es necesario para atender con precisión sus necesidades.

Según la OMS, esta clasificación se asignó a la guía debido al potencial de ciertas condiciones existentes, así como a los patrones de uso, que influyen en el vínculo entre los edulcorantes y los resultados para la salud que se ha establecido mediante evidencia.

Se sugiere una alimentación saludable

Para reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles y mejorar la calidad nutricional de las dietas en todo el mundo, la OMS ha creado un conjunto de directrices sobre alimentación saludable. Estas recomendaciones pronto estarán disponibles para el público, entre la que se encuentra la directriz distribuida en estos días.

Los políticos a nivel estatal y municipal, junto con los administradores de programas y las ONG relacionadas con la nutrición y la prevención de enfermedades no transmisibles deben tomar nota de estas recomendaciones. también los profesionales de la salud; científicos e investigadores de la nutrición; educadores; y representantes de la industria alimentaria.

Ecoportal.net

Fuente