Cómo consumir la ortiga

A pesar de la mala reputación que tiene, la ortiga es una planta con múltiples propiedades y beneficios. No solamente se utiliza en tratamientos cosméticos, sino también en medicina debido a sus amplias propiedades medicinales.

Usos más conocidos de la ortiga

Esta hierba se utiliza con fines terapéuticos y cosméticos debido a sus numerosos beneficios. Aquí tienes una lista de sus beneficios más destacados:

  1. Combate el acné
  2. Combate diversas enfermedades de la piel
  3. Cura quemaduras y heridas
  4. Combate la caída del cabello
  5. Elimina la caspa
  6. Alivia el dolor muscular y articular
  7. Mejora los problemas de próstata
  8. Trata las infecciones de riñón y vejiga
  9. Mejora la digestión
  10. Ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre
  11. Fortalece el sistema inmunológico
  12. Reduce la fatiga
  13. Combate las alergias
  14. Cuida de la salud de los nervios
  15. Cuida de las encías
  16. Mejora la libido

¿Cómo consumir la Ortiga?

La ortiga es una planta sumamente nutritiva, ya que contiene una variedad de vitaminas como la vitamina A, del grupo B, C y E. Además, también posee minerales como el hierro, calcio, magnesio y zinc. Esta sustancia posee una gran cantidad de propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo. Entre ellas se destacan su capacidad antiinflamatoria, analgésica, antibacteriana, diurética, astringente y calmante. Gracias a todas estas cualidades, ha sido utilizada con fines terapéuticos y medicinales desde tiempos antiguos.

Podemos consumirla de diferentes maneras:

  • En forma de té: Una de las formas más comunes de aprovechar los beneficios terapéuticos de la ortiga es preparar un té. Para ello, agrega 1 cucharada de hojas de ortiga en una taza con agua caliente. Cubre la taza y deja reposar durante 5 minutos. Luego, cuela el té y ya estará listo para ser disfrutado.
  • Comiéndola: Una forma de incorporar las hojas de ortiga a tus comidas es agregándolas a ensaladas, batidos verdes, purés, sopas, potajes e incluso en tortillas. Es importante recordar lavar bien las hojas de ortiga antes de consumirlas para garantizar su limpieza y seguridad.
  • En forma de cataplasma: Otra forma de utilizar la ortiga es aplicándola directamente sobre la piel para tratar diferentes problemas localizados. Puedes hacer una infusión con ortiga, empapar un paño en ella y luego colocarlo sobre la zona afectada. Es importante dejar que actúe durante unos 15-20 minutos para que la piel pueda absorberla adecuadamente. De esta manera, podrás obtener los beneficios terapéuticos de esta planta en tu piel de forma efectiva.
  • En forma de aceite: Si estás buscando una forma adicional de utilizar la ortiga de manera tópica, puedes considerar el uso de su aceite esencial. Sin embargo, es importante recordar que los aceites esenciales son altamente concentrados y necesitan ser diluidos antes de su aplicación en la piel. Para hacerlo, puedes mezclar unas gotas del aceite esencial de ortiga con otro aceite vegetal como el de oliva o coco. Esta dilución ayudará a reducir la intensidad del aceite esencial y protegerá tu piel durante su aplicación. Para obtener mejores resultados, se recomienda aplicar el producto directamente sobre la zona afectada. Una vez aplicado, es importante permitir que la piel lo absorba completamente. De esta manera, estarás aprovechando al máximo sus beneficios y obteniendo el alivio deseado de manera efectiva.

Conclusión

Ahora que conoces todas las ventajas de la ortiga, es probable que estés interesado en probarla para aliviar diferentes dolencias.

Ecoportal.net

Con información de: https://misremedios.com/