OGM TEMAS Transgénicos

10 alimentos genéticamente modificados, que ya ni podrías reconocer

Compártelo en tus redes

10 – Calabazas

zapallo calabaza
Crédito de la foto: insidescience.org

La palabra original para “calabaza” vino de la palabra griega pepon, que significa “gran melón”. Con el tiempo, la palabra se transformó en la que ahora utilizamos. Se cree que las calabazas se originaron en las primeras Américas. Las primeras calabazas tenían el tamaño de una pelota de softball, tenían un sabor amargo y eran tóxicas cuando estaban crudas.

Solo los grandes mamíferos prehistóricos podían comerlas, por lo que estas criaturas fueron las únicas responsables de esparcir las semillas. Cuando estos mamíferos murieron, la calabaza podría haberse ido con ellos si no fuera por el cultivo humano.

Los humanos continuarían encontrando varios usos para calabazas y calabazas ahuecadas, como recipientes para agua. Eventualmente, comenzaron a comer calabazas y guardar las semillas de los tipos más sabrosos para replantar. En cierto modo, hizo que aprecies un poco más las especias de calabaza.

Tiffany Howard
Artículo original (en inglés)

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico