Hemos estado extinguiendo cientos de especies de aves durante milenios

Desde que comenzaron las investigaciones, los científicos están arribando a la conclusión de que cientos de especies de aves fueron extintas por impacto de la actividad humana.

Las actividades antrópicas causan daños ambientales, destruyendo la biodiversidad de arriba a abajo, es decir, desde los predadores como pueden ser los tigres hasta pequeños insectos y microorganismos. Las aves no se han salvado de este impacto, y la nueva investigación ha dado la alarma sobre estos animales alados.

En islas relativamente remotas como Hawaii, Tonga, Mauricio y las Azores, los impactos humanos, incluida la deforestación, la caza y la introducción de especies invasoras, han llevado a la extinción a muchas especies de aves, como el famoso Dodo, según los investigadores.

Los científicos del Centro de Ecología y Hidrología en el Reino Unido y la Universidad de Gotemburgo en Suecia dijeron: “Si bien se ha registrado la desaparición de muchas aves desde el siglo XVI, nuestro conocimiento del destino de las especies anteriores se basa en los fósiles, y estos registros son limitados porque los huesos livianos de las aves se desintegran con el tiempo“. “Esto oculta el verdadero alcance de las extinciones globales“, continuaron.

Basándose en su investigación, los científicos postulan que hasta 1.430 especies de aves, o casi el 12% de las especies de aves, se han extinguido desde el Pleistoceno tardío hace unos 130.000 años, “y la gran mayoría de ellas se extinguieron directa o indirectamente debido a la actividad humana“. “Esto significa que el impacto humano en la diversidad de aves es mucho mayor de lo que se pensaba anteriormente“.

Los humanos han devastado rápidamente las poblaciones de aves mediante la pérdida de hábitat, la sobreexplotación y la introducción de ratas, cerdos y perros que atacan los nidos de las aves y compiten con ellos por el alimento. Logramos demostrar que muchas especies se han extinguido antes de ser registradas por escrito y dejar rastros, quedaron perdidas en la historia “, explicó Rob Cook, principal autor del estudio.

La influencia del hombre sobre la biodiversidad y sus consecuentes extinciones aún no se ha logrado comprender plenamente. Pero los datos nos proporcionan advertencias claras sobre nuestro impacto perjudicial en las aves. Estos impactos actualmente son más severos que nunca dada la contaminación extrema y el cambio climático, así como la pérdida de hábitat, caza y especies invasoras introducidas.

Søren Faurby, profesor titular de la Universidad de Gotemburgo, que participó en el estudio, destacó: “Es posible que el mundo no sólo haya perdido muchas aves fascinantes, sino también sus variadas funciones ecológicas, que probablemente incluyeron funciones clave como la dispersión de semillas y la polinización“.

especies de aves

Forby añadió: “Esto habrá tenido efectos nocivos en cascada en los ecosistemas, por lo que, además de la extinción de aves, habremos perdido muchas plantas y animales que dependían de estas especies para sobrevivir”

Los registros fósiles de especies de aves

Los registros fósiles muestran que 640 especies de aves se han extinguido desde finales del Pleistoceno, y el 90% de ellas vivían en islas habitadas por humanos. Estas aves extintas incluyen el alca del Atlántico norte y la abubilla gigante de Santa Elena.

También es probable que se hayan extinguido otras 790 especies desconocidas, quedando casi 11.000 especies de aves, muchas de las cuales están en peligro crítico de extinción.

Los científicos dijeron que la tasa de extinción de aves fue “el mayor evento de extinción de vertebrados provocado por el hombre en la historia“, y agregaron que solo en el siglo XIV, cuando los humanos llegaron por primera vez al Pacífico oriental, incluido Hawaii y las Islas Cook, se extinguieron 570 especies de aves. Esta cifra es casi 100 veces mayor que la tasa de extinción natural.

Otro gran evento de extinción ocurrió en el siglo IX a.C., “impulsado principalmente por la llegada de personas al Pacífico occidental, incluidas Fiji y las Islas Marianas, así como las Islas Canarias, y destaca el evento de extinción en curso, que comenzó en el siglo IX a.C. mediados del siglo XVIII”, dicen los expertos.

Y agregaron: “Desde entonces, además del aumento de la deforestación y la propagación de especies invasoras, las aves se han enfrentado a amenazas adicionales causadas por el hombre, como el cambio climático, la intensificación agrícola y la contaminación”.

Lo preocupante es que podríamos perder otras 700 especies de aves en otra extinción catastrófica en los próximos cientos de años. “Depende de nosotros si se extinguen o no más especies de aves. Los recientes esfuerzos de conservación han salvado varias especies y ahora debemos aumentar los esfuerzos para proteger a las aves mediante la restauración del hábitat liderada por las comunidades locales”, dijo Cook.

Ecoportal.net

Con información de: https://www.sustainability-times.com/

Recibir Notificaciones OK No gracias