La gripe aviar llega a la Antártida

La confirmación de gripe aviar fue descubierta en muestras de skúas muertas encontradas por científicos argentinos cerca de la base Primavera en la Antártida.

Este descubrimiento ayuda a preparar programas polares nacionales para evitar la transmisión de enfermedades a los humanos y, sobre todo, evitar el contagio entre personas.

Científicos del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, han confirmado por primera vez la presencia de un virus de influenza aviar altamente patógeno en la Antártida.

Un equipo de científicos liderado por el investigador del CSIC Antonio Alcamami, que trabaja en la base antártica española “Gabriel de Castilla” en la isla Decepción, confirmó la presencia del virus el 24 de febrero de este año. En particular, se detectó en dos muestras de skúas (págalos) muertas que científicos argentinos descubrieron cerca de la base Primavera Antártica Argentina.

Las muestras se recogen utilizando las máximas medidas de protección para evitar la transmisión del virus a los humanos. Una vez que se recolectan las muestras, los virus presentes se inactivan inmediatamente para que puedan analizarse de manera segura. Posteriormente, las muestras fueron transportadas por la Patrulla Antártica Conjunta Argentina con todas las medidas de seguridad hasta la base antártica española Gabriel de Castilla, en la isla Decepción, donde fueron analizadas por los investigadores del CSIC Ángela Vázquez y Antonio Alqui.

El análisis demostró de manera concluyente que las aves estaban infectadas con la cepa H5 de influenza aviar y que al menos una de las aves muertas contenía un virus de influenza aviar altamente patógeno. Estas pruebas incluyen PCR específica para el virus de la influenza y el subtipo H5, seguida de la secuenciación del sitio de escisión de la proteasa, determinando la presencia del virus de la influenza aviar con un 100% de certeza.

Esta confirmación ha sido posible gracias a la colaboración internacional, especialmente con Argentina, y a la coordinación del Comité Polar Español. Las organizaciones internacionales antárticas que han colaborado han sido: Scientific Committee for Antarctic Research (SCAR) y Council of Managers of National Antarctic Programs (COMNAP), que han sido informadas de los descubrimientos, tal como lo exige el Tratado Antártico.

La preocupación por la vida silvestre

Aunque el virus se encuentra en todos los continentes excepto Australia, su aparición en la Antártida es motivo de especial preocupación debido a la vulnerabilidad preexistente de los animales al cambio climático.

En los últimos años, esta enfermedad altamente contagiosa ha devastado las poblaciones de vida silvestre y ganado, propagándose por todo el planeta a través de las rutas de las aves migratorias. Ahora, la aparición de la gripe aviar en el continente más austral está amenazando su fauna única, incluidos los famosos pingüinos.

gripe aviar

Prepararse ante la gripe aviar

Este descubrimiento permitirá elaborar programas polares nacionales destinados a prevenir la transmisión de la enfermedad al ser humano y, sobre todo, el contagio entre personas.

Este descubrimiento muestra por primera vez que los virus de la gripe aviar han llegado a la Antártida, a pesar de la distancia y las barreras naturales que separan este lugar de otros continentes. El hallazgo también podría explicar las muertes de aves registradas durante el verano antártico.

La variante se ha encontrado en múltiples lugares del hemisferio norte y, desde el verano pasado, también en el hemisferio sur. Este virus ha sido descrito recientemente en islas subantárticas, pero hasta la fecha, aunque se ha informado de una mortalidad significativa en algunas especies de aves antárticas, ningún país ha revelado aún la presencia de este virus en la Antártida.

España puso en marcha en noviembre, antes del inicio de la campaña, un protocolo contra la gripe aviar altamente patógena en la Antártida, y todos los participantes en el programa lo siguieron estrictamente.

Ecoportal.net

Con información de: https://www.agenciasinc.es/