Salud Temas-Especiales

Asbesto, el temible veneno que podría estar en tu hogar

El asbesto es una fibra mineral encontrada en antiguos materiales de construcción. Puede causar cáncer.

¿Qué es el asbesto?

El asbesto es el nombre dado a un grupo de seis minerales fibrosos diferentes que existen en estado natural en algunas rocas y en el suelo. Viene en forma de fibras largas que son fuertes, resistentes al calor y suficientemente flexibles para tejerlas; estas fibras pueden ser blancas, verdes, azules o verdes grisáceas. Es insípido e inodoro.

Se ha usado en materiales de construcción como los de aislamiento e incombustibles; tejas; láminas para techos y pisos; materiales de aislamiento eléctrico; cubiertas de hornos y tubos calientes; productos de fricción, como piezas para frenos de automóviles; productos de cemento; revestimientos; plásticos; empaques; textiles; materiales de embalaje; y telas y prendas de vestir resistentes al calor, como guantes.

Para proteger la salud, en julio de 1989 se prohibieron todas las nuevas formas de empleo del asbesto en los Estados Unidos. Todavía se permite la mayor parte de las formas de empleo establecidas antes de esa fecha. El uso en los secadores manuales del cabello cesó voluntariamente en 1979. Se exige que las escuelas realicen pruebas de existencia de asbesto y que lo retiren o lo cubran donde se encuentre.

¿Cómo podría estar expuesto al asbesto?

Usted podría estar expuesto muy probablemente al inhalar partículas de asbesto en el aire, pero también puede estar expuesto si la piel entra en contacto directo con esa sustancia o al ingerir sus fibras.

Usted podría estar expuesto a altas concentraciones de asbesto en el trabajo si es minero, fabrica productos que contienen asbesto, demuele edificios construidos con asbesto, quita el asbesto de los edificios, trabaja en la industria de la construcción, repara y mantiene los frenos de los automóviles, trabaja en la industria de construcción y reparación de barcos o usa ropa protectora hecha con asbesto.

Podría estar expuesto si trabaja o vive en un edificio donde se retiró incorrecta o deficientemente. Su exposición puede ser mayor si los materiales que contienen asbesto se desintegran durante el trabajo de demolición, la construcción o el mantenimiento, la reparación o la remodelación de casas.

Usted podría estar expuesto en la casa al inhalar el asbesto transportado por el aire del material de aislamiento gastado o en desintegración, las láminas del techo y del piso y los productos para uso automotor que contienen asbesto. Las familias de los trabajadores expuestos, también pueden correr ese riesgo cuando se traen a la casa ropa, zapatos y equipo contaminados y cuando se lava la ropa. Usted podría estar expuesto en el agua potable o si usa productos que contengan asbesto.

La exposición simultánea al asbesto y al hábito de fumar cigarrillos aumenta considerablemente las posibilidades de manifestación de cáncer del pulmón.

¿Qué efectos tiene el asbesto para la salud?

Figura como carcinógeno humano en el Decimocuarto Informe sobre Carcinógenos (en inglés) publicado por el Programa Nacional de Toxicología porque se ha demostrado que causa cáncer del aparato respiratorio, los pulmones, las cuerdas vocales y los ovarios. Hay pocas pruebas de que causa cáncer colorrectal, de la garganta y del estómago. Se informa que los antecedentes de exposición al asbesto en el trabajo ocasionan cerca de 70 a 80 por ciento de los casos de mesotelioma, un tipo raro de cáncer del mesotelio, la membrana que recubre y protege la mayoría de los órganos internos del cuerpo. La exposición repetitiva a altas concentraciones de asbesto en el lugar de trabajo puede causar asbestosis, una enfermedad que causa discapacidad y muerte; deja cicatrices en los pulmones y puede aumentar el tamaño del corazón.

Estas enfermedades no se manifiestan de inmediato, pero pueden aparecer muchos años después de la exposición. Los primeros síntomas de asbestosis comprenden dolor persistente en el pecho, tos, un sonido de estertor al respirar y dificultad respiratoria.

La exposición de las vías respiratorias a altas concentraciones de asbesto en el trabajo puede causar dolor en el pecho, sibilancia, baja concentración de oxígeno en la sangre, adelgazamiento, dedos en forma de palillo de tambor y verrugas en las manos. La inhalación de bajas concentraciones puede causar placas en las membranas pleurales que rodean los pulmones, lo que a la larga restringe la respiración.

Si cree que ha estado expuesto, comuníquese con su médico.

En caso de urgencia por intoxicación o si tiene alguna pregunta sobre posibles sustancias tóxicas, comuníquese con el centro de control de intoxicaciones de su localidad llamando al teléfono 1-800-222-1222.

Esta descripción se basa en la información encontrada en los enlaces virtuales citados en la versión en inglés de este tema.

Fuente

Enlaces adiciona
Fuente (Departamento de Salud de New Jersey) (PDF — 47 KB)
Fuente (Organización Mundial de la Salud)
Amianto en su hogar (Departamento de Salud y Servicios Humanos, Estado de Carolina del Norte) (PDF — 95 KB)
Riesgo de cáncer (Instituto Nacional del Cáncer)
Seguridad (Departamento de Seguros de Texas) (PDF — 318 KB)
ToxFAQs.  (Agencia para el Registro de Sustancias Tóxicas y Enfermedades)

 

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario