Las empresas de alimentos están poniendo su mirada en el cero neto

Las empresas de alimentos buscan activamente cero emisiones netas para reducir su impacto ambiental y volverse más sostenibles.

En los últimos años, la demanda de los clientes y la conciencia medioambiental han puesto a la industria alimentaria bajo presión para establecer objetivos de sostenibilidad a largo plazo. Las organizaciones alimentarias están respondiendo a este desafío estableciendo metas ambiciosas que esperan alcanzar en las próximas décadas. Lamentablemente, incluso con algunas empresas que están logrando avances en la reducción de emisiones, los objetivos de cero emisiones netas aún se han quedado cortos en varios sectores.

Las empresas de alimentos tienen objetivos variados cuando se trata de lograr cero emisiones netas. Estos objetivos pueden ser específicos para cada organización y los desafíos que enfrentan para alcanzar estas cifras también difieren.

Si bien algunos expertos tienen una perspectiva sombría cuando se trata de lograr una economía alimentaria cero neto, la mayoría de las empresas aún creen que la sostenibilidad es un objetivo importante y alcanzable.

Empresas de alimentos, responsables de toneladas de CO2

Datos recientes sugieren que el sector alimentario mundial es responsable de 18 mil millones de toneladas de CO2 equivalente, lo que representa alrededor del 34 % de todas las emisiones de gases de efecto invernadero en 2015. Con el crecimiento de la población mundial, existe una mayor presión sobre los recursos naturales utilizados para la producción de alimentos, como el agua y la energía. Esto ha causado impactos ambientales perjudiciales debido a la demanda intensiva de recursos de la industria alimentaria.

El riego agrícola representa la mayor parte del consumo de agua en el mundo (70%), dejando residuos de fertilizantes, pesticidas y desechos animales que son extremadamente dañinos para el medio ambiente y la salud de las personas.

El uso excesivo de fertilizantes que contienen nitrato en áreas agrícolas, puede provocar la contaminación por nitrato de los pozos de agua subterránea. Esto plantea un problema de salud, ya que las concentraciones de nitratos suelen ser mucho más altas que el nivel recomendado para el consumo de agua potable segura. La industria alimentaria es altamente insostenible, ya que implica recursos masivos en forma de cosecha, biomasa animal, fabricación, envasado y distribución. Además, se desperdician cantidades significativas de alimentos a lo largo de este ciclo.

Uso de la tierra agrícola

Inesperadamente, las emisiones causadas por la milla de alimentos no son tan graves en comparación con el cambio de uso del suelo y la deforestación de la agricultura. En los EE. UU., el 48 % del impacto ambiental de la producción de alimentos se debe al uso de la tierra agrícola y el 26 % proviene de la distribución y el procesamiento.

Las empresas de producción de alimentos han prestado atención a la investigación sobre sus impactos ambientales. La demanda de los consumidores de alimentos orgánicos más amigables con el medio ambiente, junto con la presión de los eco-activistas, los ha mantenido a raya recordándoles su responsabilidad.

Los objetivos netos cero se desploman

Para ayudar al planeta, varias empresas alimentarias se esfuerzan por reducir su huella de carbono neta mediante la implementación de una variedad de medidas. Estas iniciativas tienen como objetivo permitir que estas empresas alcancen sus objetivos de sostenibilidad. Beyond Meat está liderando el camino en la investigación y el desarrollo de carne de origen vegetal. Usan proteína de guisante para hacer hamburguesas y salchichas veganas que son mejores para el medio ambiente; generando alrededor de un 90% menos de emisiones de gases de efecto invernadero. 

Pete and Gerry’s, una empresa de huevos orgánicos, ha optado por un enfoque diferente para sus necesidades de abastecimiento. Colaboran con pequeñas granjas familiares en lugar de las granjas industriales tradicionales, lo que ayuda a reducir los desechos y proporciona un impulso a la economía rural local.

El compromiso de las corporaciones alimentarias

Las principales corporaciones alimentarias como Nestlé, PepsiCo y Kraft Heinz se han comprometido recientemente a crear una cadena alimentaria más sostenible a través de sus operaciones. Estas dedicaciones a largo plazo demuestran su compromiso de crear un futuro mejor para la industria.

Las emisiones corporativas de gases de efecto invernadero (GEI) se pueden determinar midiendo algunas métricas clave, como:

  • Alcance 1: Las emisiones de gases de efecto invernadero resultantes de los equipos de producción de alimentos o del transporte utilizados por las empresas se denominan emisiones directas de GEI.
  • Alcance 2: Las empresas a menudo incurren en emisiones de gases de efecto invernadero, aunque indirectamente, a través de la energía comprada para calefacción, refrigeración o electricidad.
  • Alcance 3: Las empresas deben dar cuenta de sus emisiones indirectas de gases de efecto invernadero (GEI) en todas sus diversas operaciones de uso final, como la compra, la eliminación de desechos, el transporte y la venta.

Las emisiones mas difíciles de reducir para las empresas de alimentos

Para las empresas, las emisiones de Alcance 3 son las más difíciles de reducir. A partir de 2021, PepsiCo planea convertirse en carbono neutral para 2040 e informó que el 93% de sus emisiones de gases de efecto invernadero fueron emisiones de Alcance 3. Trabajar con varios distribuidores externos ha planteado dificultades para la empresa en términos de alentar a estos socios a que se apropien de sus prácticas de sostenibilidad. En consecuencia, esto ha hecho que sus intentos sean más desafiantes.

Kraft Heinz informó una pequeña disminución en las emisiones de Alcance 1 y 2 en 2020, pero sus emisiones de Alcance 3 aumentaron considerablemente en un 7,5 % en comparación con el año anterior.

Ha comenzado la cuenta atrás para que Nestlé logre su ambicioso objetivo de cero emisiones netas. Tienen menos de 1.200 días para reducir su huella de carbono en un 20%, y solo les quedan 1.865 días para alcanzar una reducción del 50% en 2030.

El cambio a una economía alimentaria cero neto

Incluso si los expertos no comparten una opinión unificada sobre el cambio a una economía alimentaria ncero neto, las empresas alimentarias aún tienen la capacidad de reducir sus emisiones de carbono y trabajar para crear un sistema alimentario más sostenible y duradero.

Para alcanzar una huella de carbono cero neto, es necesario establecer estándares estrictos. Las empresas tienen el poder de ajustar las regulaciones que rodean la producción, cosecha y entrega de alimentos a lo largo de toda la cadena de suministro. Por esta razón, es fundamental que las marcas de renombre colaboren y establezcan los estándares fundamentales a los que deben adherirse todas las organizaciones alimentarias.

Las empresas de alimentos pueden ser más sostenibles de varias maneras. Deberían invertir en tecnologías agrícolas que se centren en la conservación y la agricultura responsable, así como colaborar más con los pequeños agricultores. Esto, a su vez, les ayudará a promover la sostenibilidad dentro de su organización y más allá.

Ayuda financiera para las pequeñas empresas de alimentos

Al brindar ayuda financiera y las herramientas necesarias, las pequeñas fincas pueden satisfacer las demandas de producción y ayudar a controlar la fertilidad del suelo. Además, con la ayuda de dicho apoyo, también pueden practicar una forma de agricultura más sostenible llamada ‘agricultura regenerativa’. Para reducir la deforestación y regenerar los bosques, se recomienda promover la recuperación de tierras agrícolas e invitar a distribuidores externos a establecer sus propias pautas sostenibles.

El fortalecimiento de las relaciones entre los consumidores y las empresas puede generar un cambio muy necesario en la industria alimentaria. También puede promover prácticas sostenibles, lo que conduce a un entorno general mejorado.

Lograr un sistema alimentario cero neto es una tarea difícil. Requeriría un esfuerzo constante durante un período prolongado de tiempo para que esto suceda. Las empresas alimentarias deben tomar las medidas necesarias para crear una industria sostenible y respetuosa con el medio ambiente a fin de proteger el medio ambiente y garantizar un futuro seguro para el sistema alimentario.

Ecoportal.net

Recibir Notificaciones OK No gracias