Calentamiento global Cambio Climático TEMAS

Vacas alimentadas con algas, para reducir el metano

vacas comen algas
Compártelo en tus redes

El metano atrapa 84 veces más calor que el dióxido de carbono, en un período de dos décadas. “La contaminación por metano causa una cuarta parte del calentamiento global”

Las vacas se encuentran entre los mamíferos más numerosos de la Tierra (gracias a nosotros) y, como resultado, estos plácidos bovinos tienen un papel importante en la contribución al cambio climático (nuevamente gracias a nosotros). Los bosques han sido talados para dar paso a los pastizales y a la cría de ganado, lo que deja una gran huella de carbono.

Luego está esto: los animales contribuyen directamente al cambio climático al liberar grandes cantidades de metano, un potente gas de efecto invernadero, a través de sus eructos y, bueno, pedos. El metano atrapa 84 veces más calor que el dióxido de carbono en un período de dos décadas. “La contaminación por metano causa una cuarta parte del calentamiento global que estamos experimentando en este momento”, señaló Fred Krupp, del Fondo de Defensa Ambiental.

Pero, ¿qué pasaría si pudiéramos lograr que las vacas produzcan menos metano modificando su dieta? Un equipo de investigadores de la Universidad de Sunshine Coast en Australia dice que tienen una respuesta para ese tipo de ajuste dietético en forma de algas rosadas. Si todas las vacas en Australia fueran alimentadas con estas nutritivas algas hinchadas, las emisiones de metano de Australia serían menores en un 10%, dicen.

Las algas, llamadas Asparagopsis taxiformis, abundan en la costa de Queensland y, por lo general, son del agrado de las vacas. “Las algas son algo que se sabe que comen las vacas. De hecho, vagan por la playa y mordisquean un poco”, dice el profesor asociado Nick Paul, quien dirige el equipo de investigación.


“Cuando se agrega a la alimentación de las vacas en menos del 2 por ciento de la materia seca, estas algas marinas eliminan por completo la producción de metano”, agrega Paul. “Contiene productos químicos que reducen los microbios en los estómagos de las vacas que hacen que eructen cuando comen hierba”.

Paul y su equipo analizaron 20 especies diferentes de macroalgas tropicales para ver cuál de ellas podría funcionar mejor para reducir la cantidad de metano producido por las vacas. Asparagopsis taxiformis demostró ser el único al inhibir el 98.9% de la producción de metano de los ungulados después de 72 horas.

Los científicos ahora están trabajando en una forma de cultivar muchas algas marinas en grandes tanques de acuicultura al aire libre para mezclarlas con la dieta de más y más ganado en Australia y en otros lugares.

“Conocemos la composición química de la asparagopsis y conocemos los compuestos químicos que realmente reducen la producción de metano en las vacas, por lo que ahora queremos maximizar la concentración de esa sustancia química para que podamos usar menos algas para el mismo efecto”, dice Ana Wegner, un Científico trabajando en el proyecto.

Artículo en inglés

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico