Habitat Urbano Temas-Especiales

6 consejos para mejorar la calidad del aire interior en su hogar

aire, oxigeno, calidad, ventilar, hogar, casa

Susie Felber

¿Busca formas de mejorar la calidad del aire que respira dentro de su hogar? El consejo número uno, un hábito ampliamente compartido, es abrir las ventanas unos minutos todos los días para dejar entrar aire fresco. Pero más allá de este consejo similar al sentido común, ¿qué puedes hacer?

CONSEJO # 1: el consejo obvio

Antes de comenzar esta lista de consejos «no tan obvios» para mejorar la calidad del aire interior, hablemos un poco más sobre el consejo más obvio: abrir las ventanas. Tener este hábito es bueno. Es un buen comienzo, ya que ayuda a reducir las concentraciones de productos químicos tóxicos, así como el dióxido de carbono (CO2).

De hecho, en el interior, la calidad del aire suele ser varias veces inferior a la del aire exterior.
Ciertas situaciones cotidianas pueden degradar repentinamente la calidad del aire interior. En estos casos, no debe esperar hasta la mañana siguiente para abrir las ventanas.

Los picos de contaminación pueden ocurrir cuando trae a casa una nueva pieza de muebles de madera prensada o agrega una capa de pintura en las paredes. El aire que respira en interiores también puede degradarse por la falta de limpieza.

• Abra las ventanas de 5 a 10 minutos. Hágalo todos los días, incluso si no sabe exactamente qué tan contaminado está el aire dentro de su hogar. También debe hacerlo cuando usted u otra persona se involucra en una actividad propensa a deteriorar la calidad del aire interior.

CONSEJO n. ° 2: indique a los fumadores que lo hagan afuera

¿Sabía que el humo que exhala después de arrastrar un cigarrillo contiene más de 4,000 sustancias químicas diferentes? De hecho, no existe un nivel de exposición libre de riesgo al humo de cigarrillo de segunda mano. Por supuesto, la mejor opción es siempre dejar de fumar. Pero si no está listo para hacerlo y, sin embargo, le preocupa la calidad del aire dentro de su casa, debe salir.

• Deja de fumar en el interior.

• Pedir que los fumadores salgan.

CONSEJO # 3 – Mantenga una casa limpia y ordenada

Todo se convierte en polvo un día. A veces, esta degradación es bastante obvia: muchas personas ven cómo su sofá pierde su forma en tiempo real, una pieza de espuma tras otra (¿algún dueño de gatos está leyendo esto?). Este no es el caso con otros objetos y materiales que tardan más tiempo en desmoronarse. Pero el polvo está ahí, y se sigue formando si eres un fanático aseado o si eres un adolescente que experimenta felizmente el caos doméstico. No es necesario volverse quisquilloso, pero poner en orden y limpiar el lugar donde vive obviamente es una acción efectiva para mejorar la calidad del aire.

• Use un felpudo para evitar que entre suciedad en su hogar y / o pida a las personas que se quiten los zapatos cuando lo visiten.
• Intente aspirar y trapear pisos al menos una vez a la semana.

CONSEJO # 4 – Mantenga la humedad entre 30% y 50%

Esto limitará el crecimiento de moho y la presencia de ácaros que contaminan el aire. Algunos mohos producen alérgenos y micotoxinas; pueden tener efectos adversos para la salud, que van desde reacciones alérgicas (como congestión nasal o secreción nasal o irritaciones en ojos y piel) hasta ataques de asma, dependiendo del tipo exacto y la cantidad de moho, y la sensibilidad de aquellos expuestos Esto es cierto incluso en personas no alérgicas.
Un estudio realizado en el 2004 por el Instituto de Medicina encontró un vínculo entre la exposición al moho en interiores y los síntomas del tracto respiratorio superior en personas sanas.

• Controle los niveles de humedad (con un Smart Baby Monitor, por ejemplo).
• Use un deshumidificador para controlar eficazmente la humedad y los alérgenos.
• Recuerde abrir la ventana cuando cocine o cuando tome una ducha o un baño (o inmediatamente después si tiene frío fácilmente).
• Asegúrese de que no haya fugas de agua en su hogar.
• Si tiene una secadora de ropa, abra la ventana cuando esté ventilando.
• Recuerde vaciar las bandejas de goteo de su aire acondicionado.

CONSEJO # 5 – Aléjate de las fragancias sintéticas

En ambientadores y en productos de lavandería. En perfumes y en jabón de manos … Las fragancias sintéticas son omnipresentes a nuestro alrededor. ¿Sabía que los muchos gases que se evaporan de estos productos son realmente dañinos compuestos orgánicos volátiles? Uno pensaría que estos químicos están listados en la etiqueta, cuando en realidad rara vez lo están. Además, en los EE. UU., Las pruebas de seguridad que las fragancias deben realizar antes de comercializarse solo se relacionan con irritaciones de la piel; no se realizan pruebas con respecto a los peligros potenciales causados ​​por la inhalación.

• Arregle rodajas de limón en un plato para perfumar delicadamente el aire de una habitación.
• Use bicarbonato de sodio en un tazón pequeño para eliminar olores (funciona particularmente bien en refrigeradores).
• Elija productos libres de fragancias o productos con aromas de origen natural para sus necesidades de lavado y limpieza.
• Deje de usar productos en aerosol que crean una niebla de partículas líquidas (aerosoles para el cabello, ambientadores …).

CONSEJO # 6 – Coloque una planta de filtrado de aire en su hogar

Desde 1989 y el Estudio de Aire Limpio de la NASA sabemos que, hasta cierto punto, algunas plantas de interior pueden usarse para eliminar agentes tóxicos como el benceno, el tricloroetileno y el formaldehído del aire interior. En un esfuerzo combinado, su follaje y raíces absorben ciertos VOC. Tenga en cuenta que la tasa de eliminación de contaminantes de estas plantas es pequeña, lo que significa que no hay manera de que puedan capturar toda la contaminación.

• Obtenga una hiedra inglesa (Hedera helix) o una planta serpiente abigarrada (Sansevieria trifasciata ‘Laurentii’), que comparten las mismas habilidades de bloqueo de contaminantes. Son excelentes para filtrar benceno, formaldehído, tricloroetileno, xileno y tolueno.
• Obtenga un lirio de paz (Spathiphyllum ‘Mauna Loa’) o un crisantemo de floristería (Chrysanthemum morifolium). Estos dos son aún más efectivos: ¡filtran todo lo anterior, además de amoníaco! Tenga cuidado de no ingerir ni la hiedra inglesa ni las hojas y bayas del lirio de la Paz, ya que son tóxicas.

Fuente

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario