¿Cuáles son los árboles que reducen más la contaminación del aire?

Para reducir o eliminar la contaminación del aire, elija árboles de hoja perenne con hojas más pequeñas. Así lo demuestra una nueva investigación realizada en la Universidad de Surrey (Reino Unido).

Un estudio realizado por el Centro Global de Investigación del Aire Limpio de la universidad muestra qué plantas resultan más efectivas para eliminar la contaminación del aire.

Allí, se probaron diez árboles plantados junto a una carretera muy transitada para determinar cuáles de ellos capturaban la mayor cantidad de partículas contaminantes y las dejaban caer al suelo cuando llovía. De los diez árboles, el tejo (Taxus baccata) es el que causa la mayor captación de contaminantes del aire.

La subespecie de tejo del Pacífico occidental, conocida como Taxus brevifolia, es una conífera originaria del noroeste del Pacífico de América del Norte. Esta es la fuente de Taxol, presente en el paclitaxel, un fármaco utilizado para tratar el cáncer descubierto en 1968, cuando se aisló un compuesto que se encuentra en la corteza del tejo del Pacífico y se observaron sus efectos anticancerígenos en muchos tipos de cáncer.

Las hojas de tejo tienen la capacidad de capturar más contaminantes ambientales. Las investigaciones muestran que los estomas, los "poros" de las hojas de tejo, pueden ayudar a las plantas a capturar partículas. En el caso del tejo, muchas impurezas se acumulan en el envés (reverso) de las hojas.

Los estomas son poros o aberturas regulables en el tejido epidérmico vegetal formado por células epidérmicas que hacen que los poros se abran o cierren.

La función principal de los estomas es facilitar el intercambio de gases y así ayudar a la fotosíntesis en las plantas. Y también el intercambio de gases con la atmósfera, porque a través de los estomas las plantas pueden absorber diversos contaminantes, como monóxido de carbono, dióxido de azufre, ozono, dióxido de nitrógeno y partículas, filtrando estas sustancias nocivas del aire.

¿Qué plantas de exterior absorben mejor los contaminantes?

Las investigaciones también confirman que los arbustos y los setos también son una buena forma de limpiar la contaminación del aire. De hecho, las plantas con estructura leñosa absorben carbono de forma eficaz. Asimismo, cualquier planta con hojas que tengan textura o fricción atrapará contaminantes. Lo que importa es si luego serán liberados al suelo cuando la lluvia los arrastre.

Los árboles que atrapan contaminantes en sus hojas y luego los liberan en el suelo después de ser arrastrados por la lluvia, son los más eficaces para eliminar los contaminantes del aire.

Las coníferas urbanas son las más efectivas

Otro estudio realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Gotemburgo, analizaron la presencia de un total de 32 contaminantes diferentes en las hojas y acículas de 12 especies de árboles que crecen en el jardín botánico de la ciudad.

"Existe un vínculo comprobado entre la exposición a la contaminación del aire y un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y problemas respiratorios", explica Jenny Klingberg, investigadora del Jardín Botánico de Gotemburgo.

En las ciudades, el tráfico es la mayor fuente de estos contaminantes, que se liberan debido a la combustión incompleta de los motores, y este proyecto -cuyas conclusiones se recogen un artículo publicado recientemente en la revista especializada Ecological Indicators- se ha centrado en los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP)". 

Coníferas de ciudad, las mejores aliadas contra la contaminación del aire 

contaminación del aire

"Nuestro análisis muestra que diferentes especies de árboles tienen diferentes capacidades para absorber los contaminantes del aire", continuó Klinberg. "Los árboles coníferos suelen absorber más gases HAP que los árboles de hoja caduca. Otra ventaja de las coníferas es que también filtran el aire en invierno, cuando los niveles de contaminación del aire suelen ser más altos"

De hecho, los investigadores también descubrieron que las agujas de pino continúan absorbiendo la contaminación del aire durante varios años. En contraste, los árboles de hoja ancha y caduca muestran otros beneficios: eliminan las partículas en el aire de manera más efectiva, lo que se cree que se debe a que sus hojas tienen una superficie más grande a la que se pueden adherir las partículas.

Las diversas especies diferían más de lo que esperábamos. El alerce, una conífera que muda sus agujas cada otoño, fue el mejor en la prueba. Los árboles de alerce absorbieron la mayoría de los contaminantes ligados a partículas, pero también fueron buenos para capturar HAP gaseosos", dice Klingberg.

Sin embargo, la desventaja es que aunque las agujas del árbol absorben contaminantes, no pueden descomponerlos, por lo que existe el riesgo de contaminar el suelo debajo del árbol cuando caen y se descomponen, lo que puede afectar el ecosistema del suelo.

Otro hallazgo importante del estudio es que la contaminación del aire no parece afectar la fotosíntesis de los árboles: "El contenido de clorofila de las hojas en las zonas más contaminadas de Gotemburgo era tan alto como el de los árboles que crecen en el zonas menos contaminadas. Sin embargo, en ciudades con una calidad del aire aún peor, la situación puede ser diferente", explica Håkan Pleyel, profesor de ciencias ambientales aplicadas en la Universidad de Gotemburgo y líder del proyecto.

Planificación urbana y espacios verdes

Plantar árboles en las ciudades y saber qué especies son las más adecuadas puede mejorar significativamente la calidad del aire que respiramos, pero los investigadores advierten que se trata de algo más que llenar las calles de vegetación. "Varios factores determinan el beneficio", dijo Klingberg.

Por ejemplo, un camino bordeado de árboles en una calle estrecha puede restringir el flujo de aire, lo que afectará negativamente la dispersión y dilución de los contaminantes, aumentando las concentraciones de contaminantes locales en calles concurridas.

Por ello, en caminos estrechos y protegidos del viento se puede preferir la vegetación baja, como por ejemplo los setos.
Por eso, según los científicos, es importante una planificación urbana cuidadosa con una variedad de plantas para optimizar la filtración del aire y tener en cuenta otras funciones y beneficios de la vegetación.

Ecoportal.net

Con información de: https://www.nationalgeographic.com.es/

Recibir Notificaciones OK No gracias