Agua dulce contaminacion
Civilizacion Habitat Urbano TEMAS

La desaparición de la civilización maya, debería servirnos de advertencia

Si desea ver lo que le sucederá a las comunidades de todo el mundo a medida que cambia el clima, puede echar un vistazo a la Península de Yucatán. La antigua civilización maya que surgió, floreció y luego cayó allí debe su desaparición a factores ambientales que pronto podrían poner en peligro a las comunidades modernas.

Específicamente, los cambios en el nivel freático del área que precipitaron el declive de los mayas deberían servirnos de advertencia, dicen los científicos que han descubierto que las fuentes de agua dulce y la salinidad incluso tierra adentro pueden fluctuar enormemente como resultado de las mareas oceánicas.

Descubrieron esto colocando sensores en cuerpos de agua en toda la Península de Yucatán.

“Gran parte de la península de Yucatán se asienta sobre formaciones rocosas de piedra caliza, con fisuras y cuevas”, observa Aaron Coutino, uno de los investigadores que se especializa en matemáticas aplicadas en la Universidad de Waterloo en Canadá.

“El agua de lluvia y la escorrentía se acumulan en las formaciones de las cuevas y los ríos subterráneos, y ahí es donde se encuentra gran parte del agua dulce en Yucatán”, aclara Coutino. “Si hay cambios en el nivel del mar o la actividad de las mareas, entonces lo que sucede en esas zonas de fisuras es una mezcla entre el agua dulce en la superficie y el agua salada que entra desde el océano debajo”.

Una civilización dependiente

Su acceso fluctuante al agua dulce afectó de manera demostrable a la civilización maya y los patrones de asentamiento con ciclos recurrentes de interrupción hasta que toda su civilización comenzó a declinar.

“A veces las cosas en las ciudades mayas iban bien y, a veces, la gente parece dispersarse en el campo”, señala Marek Stastna, profesor de matemáticas aplicadas en la Universidad de Waterloo, coautor de un estudio sobre las oscilaciones de las mareas en el interior del país. Península de Yucatán.

“Hay una variedad de teorías en la comunidad arqueológica sobre por qué. Esta investigación sugiere que tenía que ver con el acceso regular al agua dulce. El agua deja de ser buena para beber e incluso deja de ser útil para el riego. Cuando no puedes regar tus cultivos, no puedes tener una ciudad de 40.000 habitantes, como lo eran algunas de las ciudades mayas”, dice Stastna.

Aunque el nivel freático en Yucatán es único, otras áreas del mundo se están volviendo cada vez más vulnerables a los patrones climáticos cambiantes a su manera, enfatizan los científicos.

“Ahora mismo, ves cómo el cambio climático se expresa en lugares como Columbia Británica, con estos enormes incendios forestales. Y en Yucatán, el cambio climático se expresa a través del nivel freático subterráneo. Si estás en Acadia, quizás la mayor preocupación sea la erosión costera, pero en Yucatán el cambio puede manifestarse tierra adentro”, explica Stastna.

“La gente no debería pensar en si el cambio climático está ocurriendo, sino en cómo se expresa en diferentes lugares”, dice.

Por Daniel T. Cross. Artículo en inglés

Acerca del Autor

Daniel T Cross

Daniel T Cross, es un escritor y editor experimentado que ha trabajado para varios periódicos y revistas prominentes en todo el mundo, incluidos The Christian Science Monitor, The Washington Post, The National Post, The Guardian, The Jerusalem Report, The South China Morning Post, The Bangkok Post y The Sydney Morning Herald. Como periodista, ha cubierto numerosos temas ambientales en profundidad.

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Daniel T Cross

Daniel T Cross, es un escritor y editor experimentado que ha trabajado para varios periódicos y...