10 formas de reducir tu consumo de alimentos procesados

Los alimentos procesados son aquellos que han sufrido algún tipo de transformación industrial antes de llegar a nuestra mesa. Esta transformación puede incluir:

  • Conservación: para prolongar su vida útil, como la pasteurización, la congelación o el enlatado.
  • Preparación: para facilitar su consumo, como la cocción, el lavado o el corte.
  • Modificación: para mejorar su sabor, textura o apariencia, como la adición de sal, azúcar, especias, colorantes o conservantes.

Tipos de alimentos procesados:

  • Alimentos mínimamente procesados: Son aquellos que han sido sometidos a un procesamiento simple, como la limpieza, el corte o la congelación. Algunos ejemplos son las verduras congeladas, la leche pasteurizada o las frutas enlatadas en almíbar ligero.
  • Alimentos procesados: Son aquellos que han sido sometidos a un procesamiento más complejo, como la adición de sal, azúcar, especias o conservantes. Algunos ejemplos son las carnes frías, los embutidos, las conservas de pescado, los cereales de desayuno o las galletas saladas.
  • Alimentos ultraprocesados: Son aquellos que han sido sometidos a un procesamiento industrial muy intenso, con la adición de una gran cantidad de ingredientes artificiales y aditivos. Algunos ejemplos son los refrescos, los snacks salados, las pizzas congeladas, los nuggets de pollo o los helados.

Riesgos de consumir muchos alimentos procesados:

  • Mayor riesgo de enfermedades crónicas: El consumo excesivo de alimentos procesados se ha asociado con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer y otras enfermedades crónicas.
  • Exceso de calorías: Los alimentos procesados suelen ser ricos en calorías, azúcares añadidos, grasas saturadas y sodio.
  • Deficiencia de nutrientes: Los alimentos procesados suelen ser pobres en nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y fibra.

Impacto en la salud:

El consumo excesivo de alimentos procesados, se ha asociado con un mayor riesgo de enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes tipo 2, las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Para una alimentación saludable, se recomienda reducir el consumo de alimentos procesados, especialmente de alimentos ultraprocesados.

10 formas de comer menos alimentos procesados:

1. Redúcelos gradualmente: No intentes eliminarlos de golpe, ya que puede ser difícil de mantener. Empieza por reducir una pequeña cantidad cada semana.

2. Planea tus comidas y prepara tu lista de compras con anticipación: Esto te ayudará a evitar comprar alimentos procesados por impulso.

3. Cocina más en casa: Dedica tiempo a cocinar con ingredientes frescos y enteros. Te sorprenderás de lo fácil y divertido que puede ser.

4. Lee las etiquetas de los alimentos: Presta atención a la lista de ingredientes y busca productos con pocos ingredientes y sin azúcares añadidos, grasas saturadas o sodio.

5. Elige alimentos frescos y enteros: Prioriza frutas, verduras, carnes magras, legumbres, frutos secos y semillas en tu dieta.

6. Limita las bebidas azucaradas: Sustituye las bebidas azucaradas por agua, té sin azúcar o café.

7. Prepara snacks saludables: Ten a mano snacks saludables como frutas frescas, yogur natural, frutos secos o semillas.

8. Evita comer fuera de casa con frecuencia: La comida rápida y los restaurantes suelen ofrecer alimentos procesados.

9. Busca alternativas saludables: Por ejemplo, puedes preparar hummus en casa en lugar de comprarlo ya hecho.

10. Sé paciente y constante: Cambiar tus hábitos alimenticios lleva tiempo y esfuerzo. No te desanimes si tienes algunos contratiempos en el camino.

Consejos adicionales:

  • Lleva tu propia comida al trabajo o a la escuela: Esto te ayudará a evitar comer alimentos procesados de las máquinas expendedoras o de la cafetería.
  • Cultiva tus propias frutas y verduras: Esta es una excelente manera de obtener alimentos frescos y saludables sin gastar dinero.
  • Únete a un grupo de apoyo o a una clase de cocina saludable: Esto te puede ayudar a mantenerte motivado y a aprender nuevas recetas.

Recuerda: Comer menos alimentos procesados ​​te ayudará a mejorar tu salud y bienestar general. ¡Empieza hoy mismo!

Recibir Notificaciones OK No gracias