10 conservantes y aditivos a evitar en los alimentos

La cultura en torno a la comida está en constante evolución (¡al igual que la ciencia!) y a medida que aprendemos a ser más conscientes de lo que comemos y ponemos en nuestros cuerpos, naturalmente nos volvemos más curiosos por aprender. El énfasis tiende a estar en poner alimentos “saludables” en nuestros cuerpos pero, ¿sabemos exactamente lo que ingerimos todos los días? 

Una manera fácil de volverse más deliberado sobre lo que ponemos en nuestros cuerpos es leyendo la lista de ingredientes. Si alguna vez te has encontrado con un ingrediente que no puedes pronunciar o no sabes de dónde viene… este es el artículo perfecto para ti. 

Así que aquí hay 10 conservantes y aditivos alimentarios que debe evitar:

Grasas Trans o Aceites Vegetales Hidrogenados 

Esta categoría incluye aceites de maíz, soya y palma junto con manteca vegetal. Estos productos, que se encuentran comúnmente en los alimentos envasados, están destinados a prolongar la vida útil de los productos alimenticios para que puedan permanecer viables durante años. 

Las grasas trans contribuyen a aumentar el colesterol malo (LDL) y a reducir el colesterol bueno (HDL). Estos factores contribuyen a la obesidad, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades cardíacas. 

Bromato de potasio 

Esto también se conoce como “harina enriquecida”. Este conservante se usa comúnmente para expandir el volumen del pan y la harina. Se ha demostrado que la harina enriquecida causa cáncer en animales y es un disruptor endocrino . 

Se encuentra principalmente en panes comerciales, ¡así que asegúrese de revisar la etiqueta antes de comprar!

Jarabe de maíz con alta fructuosa 

También conocido comúnmente como azúcar de maíz, fructosa de frutas y jarabe de glucosa. Si bien este es un edulcorante altamente refinado, también actúa como conservante. 

El jarabe de maíz alto en fructosa se puede encontrar en muchos productos alimenticios. Contribuye a la diabetes y la obesidad al aumentar el apetito . 

Nitrato de Sodio y Nitrito de Sodio 

¿Alguna vez te has preguntado por qué la carne en el supermercado siempre se ve tan roja y vibrante? El nitrato de sodio es a quien puedes agradecer por eso. 

Los nitratos de sodio se encuentran en muchos tipos de carne, incluidos los perros calientes e incluso algunos pescados ahumados. 

El nitrato de sodio está relacionado con el daño a los vasos sanguíneos, lo que resulta en un endurecimiento y estrechamiento que puede contribuir a la enfermedad cardíaca. 

BHA y BHT (hidroxianisol butilado (BHA) e hidrozitolueno butilado (BHT))

Utilizado para evitar que los alimentos se pongan rancios y prolongar la vida útil, este conservante se encuentra en cereales, dulces, perritos calientes y gelatina. 

Estos antioxidantes que se agregan a los alimentos se consideran cancerígenos y se han relacionado con el cáncer no solo en humanos sino también en animales. 

Colorantes alimentarios artificiales

Los colorantes alimentarios artificiales no son solo esos divertidos goteros llenos de color, vienen en muchas formas, como dulces, cereales y otros alimentos procesados. 

Hay muchos nombres, pero los principales culpables son Red 40, Blue 1, Yellow 5 y Yellow 6. Si bien existen bastantes preocupaciones, los principales problemas se han relacionado con las alergias y la hiperactividad en los niños.

Edulcorantes artificiales

Si te encanta tu Coca-Cola Light diaria, puede que sea el momento de reconsiderarlo. Los edulcorantes artificiales como el aspartamo, la sacarina y la sucralosa se han relacionado con dolores de cabeza y migrañas. Algunos otros efectos pueden incluir aumento de peso y resistencia a la insulina. 

Carragenina 

La carragenina es lo que le da a sus alternativas sin lácteos la textura cremosa que ama y extraña. Cuando se probó en animales, hubo una correlación directa con la intolerancia a la glucosa cuando se combinó con una dieta alta en grasas silvestres. También se ha demostrado que tiene un impacto negativo en la salud digestiva. 

Sabores artificiales 

Los sabores artificiales son exactamente lo que parecen, productos químicos que se fabrican únicamente para imitar los sabores de otros alimentos. Ha habido estudios que muestran que la exposición constante a sabores artificiales ha sido tóxica para las células de la médula ósea y ralentiza la división celular.

Extracto de levadura

Esto generalmente se agrega al queso y otros bocadillos salados para mejorar sus sabores. Se ha demostrado que el extracto de levadura es moderadamente alto en sodio. Con un nivel elevado de sodio, las posibilidades de tener presión arterial elevada y otros problemas de salud relacionados con el sodio son mayores. 

Por HealthFitness Revolution. Artículo en inglés