6 hábitos para ayudar a evitar la somnolencia vespertina

Cuando visita un lugar de trabajo a media tarde, es probable que vea a muchos empleados en un estado de somnolencia mientras luchan por mantener los ojos abiertos. La infame caída en picado de la energía por lo general te golpea justo después del almuerzo. El cansancio y la falta de concentración pueden ser crónicos a lo largo de la semana. En la mayoría de los lugares de trabajo, una siesta no es una opción viable.

¿Está frustrado con la forma en que el agotamiento del mediodía afecta todo su bienestar? Puedes hacer algunos cambios en tu estilo de vida para aliviar las caídas en picada diarias del letargo y tener un nivel de energía más uniforme.

Reinicie su energía y evite la depresión del final del día

Si está cansado pero no puede tomar una siesta al final de la tarde, entonces es hora de hacer algo al respecto. Aquí hay seis consejos útiles para mantener su energía en niveles óptimos durante todo el día.

1. Coma bien para evitar la somnolencia vespertina

Si tienes un auto, probablemente seas exigente con el mantenimiento. Su vehículo necesita cambios de aceite programados regularmente y otro mantenimiento preventivo para mantenerlo en la carretera. Además, te aseguras de que tenga gasolina de calidad para que el motor funcione.

Valoras tu viaje y te das cuenta de que no lo tendrás por mucho tiempo si no lo cuidas. Asimismo, su cuerpo es una máquina compleja que requiere el combustible y el mantenimiento adecuado para un rendimiento óptimo. El descuido personal puede provocar desnutrición y graves problemas de salud.

Esos bajones de energía irritantes que sientes por la tarde son el resultado de un consumo de alimentos de mala calidad. Su cuerpo necesita una variedad de alimentos integrales para obtener las vitaminas y los nutrientes necesarios para sobrevivir. Es el combustible que mantiene vivo tu motor.

Considere este escenario demasiado familiar

Es la hora del almuerzo y te diriges al autoservicio de comida rápida más cercano para comprar una hamburguesa fuerte, papas fritas grasientas y un refresco gigante. O tal vez no tiene tiempo, así que se llena de bocadillos rancios de la máquina expendedora de la oficina.

A media tarde, te has transformado en un zombi perezoso en una de esas cursis películas de apocalipsis. Con todas tus fuerzas, te arrastras por el pasillo en una profunda niebla mental. Te recargas con algunos bocadillos más de la máquina expendedora para, con suerte, ganar suficiente energía para pasar el día.

Es un efecto dominó derrotado provocado por malas elecciones de alimentos. En lugar de comida chatarra procesada cargada de azúcar, sal, grasa y conservantes, debe elegir alimentos integrales saludables. Empaque almuerzos que incluyan proteínas magras, granos enteros, verduras, nutrición y grasas moderadas. Si debe tener comida rápida, trate de tomar decisiones inteligentes.

Los carbohidratos simples pueden darle energía, pero necesitará una siesta a media tarde. Pruebe almuerzos rápidos y fáciles ricos en proteínas y grasas saludables para el corazón para mantener sus niveles de energía y azúcar en la sangre . Mantenga pequeñas porciones de refrigerios nutritivos, como nueces, palitos de vegetales o palomitas de maíz sin mantequilla.

2. Beba mucha agua para evitar la somnolencia vespertina

Su cuerpo necesita agua dulce para sobrevivir y prosperar con hábitos alimenticios nutritivos. Obtiene algo de hidratación de alimentos a base de agua como frutas y verduras. Sin embargo, aún necesita consumir suficiente agua para evitar que su cuerpo se deshidrate.

¿Sabías que puedes estar deshidratado y ni siquiera darte cuenta? A menudo puede manifestarse en esos temidos bajones de energía del mediodía. Según un artículo de la Universidad de Connecticut , incluso la deshidratación leve puede afectar negativamente sus niveles de energía, estado de ánimo y concentración.

Hágase un favor y llene un recipiente de agua reutilizable en su escritorio. Puede rellenarlo según sea necesario desde el enfriador de agua y llevarlo consigo si viaja. Trate de beber alrededor de seis a ocho vasos o más.

Es una tentación común ingerir café y otras bebidas con cafeína para evadir los bajones de energía. Si bien sentirás el zumbido hiperactivo al principio, eventualmente disminuirá y es posible que te sientas peor. Además, el exceso de cafeína puede deshidratar tu cuerpo, ponerte nervioso y mantenerte despierto toda la noche.

Si su día debe comenzar con café, manténgalo al mínimo, lo mismo con los refrescos con cafeína y las bebidas energéticas. Si no puede soportar el sabor del agua corriente, agregue un poco de jugo de limón fresco para darle un toque de sabor y vitamina C.

3. Combate la somnolencia con ejercicio

Un artículo de la Asociación Americana de Psicología señala que al menos cincuenta millones de personas en este país tienen trabajos sedentarios. Lo que es peor es que las mismas personas pueden tener poca o ninguna actividad física en casa.

¿Tiene un trabajo que lo mantiene en una silla cuarenta horas a la semana o más? No solo es más probable que experimente bajones de energía en las tardes, sino que también corre un mayor riesgo de obesidad y sus problemas de salud asociados.

Rompa el estancamiento de la sobremesa y ponga su cuerpo en movimiento. Si es necesario, configure un temporizador cada hora para recordarle que debe ponerse de pie, estirarse y caminar por la oficina durante unos minutos. Usa las escaleras en lugar del ascensor y estaciona un poco más lejos, así tendrás que caminar más para llegar a la oficina.

4. Pasa algún tiempo en la naturaleza

Una de las razones por las que las personas pueden experimentar la somnolencia después del mediodía es simplemente el aburrimiento. Muchas tareas diarias se vuelven mundanas por la tarde cuando el reloj no parece moverse. Considere darse un cambio de escenario cada día para revitalizar su mente e inspirarlo a pensar de manera más creativa.

Resiste la tentación de quedarte en tu escritorio durante el almuerzo y sal afuera. Incluso si vive y trabaja en una ciudad bulliciosa, puede visitar un parque o área verde cercana. Dé un paseo a paso ligero y disfrute de la belleza de los árboles, las plantas y los animales diminutos.

La naturaleza es un poderoso estimulante que puede revitalizarte física, mental y espiritualmente. También puede usar este tiempo para caminar conscientemente como una meditación móvil. Dale un toque de naturaleza a tu oficina con un par de plantas o un ramo de flores frescas.

5. Pruebe una siesta energética para vencer la somnolencia de la tarde

¿Recuerdas cuando estabas en preescolar y los estudiantes tomaban una breve siesta por la tarde? No solo recargó tu joven cuerpo, sino que también les dio a los maestros un poco de respiro para hacer otras cosas. La buena noticia es que el mismo principio puede erradicar sus depresiones vespertinas como adulto.

No puede tener un catre, una almohada y una manta en su oficina para una siesta diaria. Sin embargo, puede recostarse en su silla y tomar una siesta de 15 minutos en su descanso. Establece un temporizador para que no te quedes dormido o no duermas porque te preocupa.

La siesta puede aumentar su energía, sus habilidades cognitivas y su memoria. Solo una pequeña siesta durante unos 15 minutos hará el truco. Sin embargo, el artículo advierte que demasiadas siestas durante el día pueden alterar sus hábitos de sueño.

Si no puede dormir durante el día, considere usar este tiempo para meditar en un lugar tranquilo. La meditación puede reducir el estrés, la somnolencia, disminuir la presión arterial, aumentar la claridad y vigorizar el espíritu. También es una excelente manera de limpiar tu cuerpo de negatividad y cultivar una actitud más positiva.

6. Aprende a usar tu ritmo circadiano

Los humanos tienen un reloj interno altamente evolucionado que indica las horas de sueño y vigilia. Este ritmo circadiano desarrolló una conexión natural con la luz del día y la oscuridad. El trabajo por turnos, los problemas de salud, los medicamentos y el estrés pueden interferir con su ritmo y causar falta de sueño y depresiones al mediodía.

¿Alguna vez has notado que te sientes con más energía en diferentes momentos del día y más somnolencia en otros? Un ritmo ultradiano único de niveles de energía altos y bajos dentro de su ritmo circadiano. No es sorprendente que muchas personas estén en su punto más bajo a media tarde.

Puede comprender mejor sus ritmos circadianos y ultradianos si lleva un diario. Durante una semana, tenga en cuenta cuándo se acuesta y cuándo se despierta. Además, registre sus horas pico de energía y cuándo son las más bajas.

Use su diario como una guía general para planificar su día. Reserve sus horas más enérgicas para lluvia de ideas y tareas complejas. Puede trabajar en trabajos menos estresantes y discretos durante sus horas más lentas.

¿Eres un ave nocturna o un madrugador persiguiendo un gusano? Su personalidad circadiana puede ayudarlo a planificar su trabajo en consecuencia. En lugar de luchar contra tus fluctuaciones energéticas, utilízalas a tu favor.

Los problemas con la automedicación de su agotamiento

La cafeína es probablemente una de las sustancias más abusadas por las personas con falta de energía. Según un artículo publicado por Frontiers in Pharmacology , la nicotina del tabaco puede disminuir los niveles de energía. Ya sea que fumes o mastiques, seguramente notarás la falta de energía durante el día

El alcohol es otro factor contribuyente, especialmente en exceso. Un artículo publicado por la Escuela de Medicina de Harvard afirma que la calidad sedante del alcohol puede privarlo del sueño y cansarlo al día siguiente. Si bien algunos medicamentos recetados de los que se abusa pueden darte una energía maníaca, un colapso debilitante es inevitable.

Reflexiones finales sobre cómo evitar la somnolencia vespertina

¿La energía menguante afecta su estado de ánimo y su rendimiento laboral? Si bien sus hábitos de sueño pueden desempeñar un papel importante en estos choques de energía, elija otras opciones de estilo de vida. Pruebe estos y otros consejos útiles para mantenerse feliz, revitalizar todo el día y resolver su agotamiento y falta de concentración.

Por Chris Butler. Artículo en inglés

Recibir Notificaciones OK No gracias