agricultores América Latina Pueblos originarios Semillas

Plantate: la vida no se negocia

Compártelo en tus redes

“Las semillas son el insumo mas importante de la producción. Las semillas nativas y criollas son semillas cuidadas, mejoradas y recuperadas por las mismas comunidades, por los agricultores que desde siempre viven y trabajan en el campo. Las semillas representan la historia productiva de muchos lugares.” (Mercedes Carrizo – ACAMPA)

El modelo dominante avanza cada vez más sobre nuestros territorios “primero se da el desmonte, luego viene la soja con los agrotóxicos, con la topadora, desaparece el pueblo y su historia. Los pueblos se quedan sin alimentación incrementándose la pobreza” (Ana Alvarez – REDAF).

Esta situación pone en riesgo la soberanía alimentaria de los pueblos, es decir, su derecho a elegir, que, como y quienes producen, distribuyen, intercambian y consumen los alimentos.

“Desde el comienzo de los tiempos, fuimos los campesinos y pueblos indígenas los que cuidamos y mejoramos las semillas. ¿Por qué quieren restringir nuestros derechos? Queremos seguir con nuestra costumbre de alimentar a los pueblos con alimentos sanos, nutritivos, diversos. (Juan Cáceres, de la APPO)

La Agricultura Familiar representa más del 70% de los productores, que trabaja con cientos de especies y variedades de semilla, adaptadas a los diferentes ecosistemas de nuestro país.


“Se hace imprescindible defender la semilla, la tierra y el monte, debemos seguir en el campo produciendo con dignidad”. (Maxi Castillo – ACINA – Obreros del Surco Santa Fe).

La expansión de los cultivos trangénicos y su paquete tecnológico asociado , las restricciones en el acceso a la tierra, junto a la sanción de leyes que promuevan tanto el patentamiento, como restrinjan las posibilidades de conservación de semillas, constituyen severas amenazas tanto para que se continúen utilizando y reproduciendo las semillas criollas e indígenas como la consecución de la soberanía alimentaria

“Las comunidades se han organizado para recuperar las semillas que se estaban perdiendo” (Maria Gutierrez – Banco de semillas de Belén); “No hay mejor banco para conservar las semillas que la tierra producida por quienes la habitan.” (Mercedes Carrizo – ACAMPA)

Estamos convencidos que habrá Soberanía Alimentaria en nuestro país, si las semillas están en manos de los Agricultores Familiares, sus organizaciones y las Comunidades de Pueblos Originarios posibilitando el derecho a utilizar sus propias semillas y garantizando de esta manera la biodiversidad construida durante años. Estos recursos son el resultado de miles de años de evolución de la naturaleza y de la selección del hombre para que se adapten a sus necesidades, al medioambiente y a sus medios de vida.

Por todo esto decimos:

– No al patentamiento de las semillas, porque pone en riesgo la alimentación de los pueblos, genera dependencia y atenta contra la propiedad de sus simientes como patrimonio de los pueblos. No al patentamiento de la vida

– No al avance de leyes que limiten la posibilidad de conservar e intercambiar semillas a l@s productores.



– Que en los procesos de discusión sobre la legislación de semillas se garantice la participación activa de los Agricultores Campesinos, Indígenas y Familiares urbanos y sus organizaciones.

Propuestas:

– Que se asegure el cultivo de semillas criollas y su multiplicación e intercambio como parte de un sistema productivo diversificado y agroecológico.

– Que se asegure el acceso a la tierra y el agua indispensables para un manejo sustentable de las semillas criollas e indígenas.

– Que las semillas posean protección pública y sean consideradas patrimonio común de los pueblos

– Que existan políticas públicas dentro del estado, que promuevan la recuperación, conservación, enriquecimiento, producción, mejoramiento e intercambio de Semillas Nativas y Criollas.

– Que se promueva la investigación científica y tecnológica sobre el mejoramiento de semillas nativas y criollas desde un enfoque sistémico, que valore y tenga en cuenta las diferentes formas que las comunidades poseen para generar y validar sus conocimientos y que promueva la biodiversidad.

– Que en toda norma que contemple la investigación, uso, cultivo y consumo de semillas se debe utilizar el principio precautorio frente a los cultivos transgénicos.

– Que se cumpla la ley de protección ambiental poniendo medidas precautorias, preventivas y de zonificación, para controlar la contaminación genética y ambiental de las especies transgénicas

– Que se ponga en práctica el convenio 169 que exige la consulta a pueblos originarios cuando se afecta sus derechos, antes del tratamiento de la Ley.

– Que se respete el convenio de la Diversidad Biológica que nos obliga a adoptar todas las medidas necesarias para preservar todas las variedades y especies, animales y vegetales.

Sitio oficial de la campaña: PLANTATE: LA VIDA NO SE NEGOCIA. Las semillas en manos de los agricultores garantizan alimentos para tod@s.

Promueven la Campaña:

· MAELA – Movimiento Agroecológico de Latino América y el Caribe
· ACINA – Asamblea Campesina Indígena del Norte Argentino
· BePe –Bienaventurados los Pobres
· INCUPO: Instituto de Cultura Popular
· RAPAL – Red de Acción contra los Plaguicidas
· Y las organizaciones, instituciones y redes que quieran sumarse

Ecoportal.net

Campaña Plantate

http://plantatelavidanosenegocia.blogspot.com.ar/

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico