Apagar el fuego, mantener viva la selva amazónica

Cada año se talan y queman grandes superficies de la selva amazónica para expandir la ganadería, los monocultivos de soja y extraer recursos minerales del suelo. Los pueblos indígenas se dirigen a la comunidad global haciendo un llamamiento a hacer un pacto global para proteger el 80% de la Amazonía hasta 2025.

En toda la selva amazónica avanzan madereros, ganaderos, productores de soja, especuladores de la tierra, empresas petroleras y mineras. Están cortando los árboles y quemando todo.

En Brasil, ni siquiera necesitan tener miedo a la persecución judicial. El presidente Bolsonaro no sólo ha dejado de proteger la selva desde que asumió el cargo en 2019, sino incluso que ha favorecido su ataque sistemático. Las instituciones encargadas de la protección del medio ambiente, pueblos indígenas y prevención y combate de los incendios forestales sufrieron recortes drásticos de presupuesto.

Según el instituto estatal INPE e IMAZON, sólo en la parte brasileña de la Amazonía, las superficies destruidas por año se han elevado a 10.000 km².

Cada año, miles de incendios en la selva amazónica

Desde el espacio, satélites registran todos los incendios, su duración y extensión. Cada año se producen cientos de miles de incendios y, en ocasiones, grandes zonas del Amazonas quedan envueltas en humo. La destrucción avanza en un amplio frente desde el sur y a lo largo de los ríos y caminos rurales. La selva tropical también arde en los países amazónicos vecinos.

La Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica COICA se dirige a la comunidad global con un llamamiento urgente. Los 500 pueblos indígenas que la habitan exigen un pacto global para proteger el 80% de la selva Amazónica hasta 2025.

La mayor selva del mundo no es sólo “el gran pulmón del planeta, sino el corazón de la Tierra”, reza el estudio “La Amazonía a Contrarreloj”. La deforestación de la Amazonía no debería superar el temido punto de no retorno que puede hacer irrecuperable su función ecológica planetaria.

El problema es acuciante y global, ahora hace falta actuar. Los gobiernos de los países amazónicos deben declarar el estado de emergencia y las naciones industrializadas deben reconocer su responsabilidad en el cambio climático.

Por favor, firma la petición y ayuda a difundirla ampliamente:

Petición para salvar la selva amazónica

Para: Mecanismos y funcionarios de Naciones Unidas para pueblos indígenas

“La comunidad internacional debe actuar para lograr un pacto global para proteger el 80% de la Amazonía hasta 2025. Firma la petición.”

LEER LA CARTA

Ecoportal.net

Fuente