Playa Cancún
Imagen de Joaquín Enríquez en Pixabay
ECO-NOTICIAS México

Cómo la pandemia ha aliviado la contaminación en las playas de Cancún

Un estudio realizado por la organización civil Centinelas del Agua determinó que el nivel de contaminación del agua en costas cancunenses se ha reducido en un 90% tras aparición del Coronavirus

La pandemia por Covid-19 ha tenido un impacto en los niveles de contaminación registrados en las principales playas de Cancún. Desde hace años, el tema de la basura se convirtió en un problema en las costas de esta ciudad que usualmente recibe a miles de turistas. Con la aparición del Coronavirus, el primer destino de México ha visto una disminución de visitantes tanto en sus playas como en otros sitios de interés, lo que se ha traducido también en una menor presencia de agentes contaminantes.

Aunque durante la cuarentena por Covid-19 la mayoría de las playas públicas de Cancún han permanecido abiertas, el principal factor de cambio es que la afluencia de visitantes  ha sido controlada. En días en los que el semáforo epidemiológico en Cancún estuvo en naranja, solo se permitía el acceso al 30% de personas a los balnearios. Los turistas ingresaban por grupos no mayores de 5 integrantes y se estableció un horario de visitas a las costas  que, por lo general, iba desde las nueve de la mañana hasta la cinco de la tarde. En ese sentido, las aglomeraciones  se han prohibido, hecho que ha sido significativo desde el punto de vista ecológico dado el potencial contaminante sobre el ecosistema que tienen los seres humanos.

Históricamente, las principales playas de Cancún han sido muy concurridas  gracias a sus impresionantes bellezas naturales. Sin embargo, a menudo quienes visitan estos balnearios dejan basura tanto en la superficie de la arena como enterrada debajo de ella. Asimismo, la falta de higiene de quienes van a las costas de gran potencial turístico como playa Delfines y playa Tortugas ha sido puesta de manifiesto en varias oportunidades por organizaciones ambientalistas o por instituciones sin fines de lucro. En septiembre de 2018, representantes de la organización Ocean Conservancy en Quintana Roo  informaron que se recolectaron 477 kilos de residuos sólidos  solo en playas como Tortugas y Gaviota Azul durante una jornada de limpieza.

De igual forma, año tras año, el personal del Ayuntamiento de Benito Juárez, municipio al que pertenece Cancún, ha encontrado diversos residuos y desechos como bolsas plásticas y colillas de cigarros durante sus jornadas de limpieza en las playas de la ciudad. En 2018, aún cuando el Coronavirus no era una enfermedad de dimensiones planetarias, la llegada de mareas de sargazo y la contaminación por colillas de cigarros en las playas de Cancún fue un problema  considerable. Los visitantes arrojaban indiscriminadamente estos desechos en los arenales sin concientizar sobre su efecto nocivo sobre el medioambiente.

A pesar de eso, las colillas de cigarros no fueron los únicos desechos  con impacto perjudicial arrojados en las costas de Cancún. El plástico ha sido otro enemigo del ecosistema marítimo. Un estudio realizado en 2020 por la organización Greenpeace y el Laboratorio de Biodiversidad y Conservación Arrecifal de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) sobre el impacto de la contaminación por plástico en áreas naturales protegidas mexicanas determinó que hay mayor cantidad de plástico que de fauna marina en las playas de Cancún. El plástico encontrado era mayormente de materiales como bolsas, botellas, etiquetas y tapas.

De acuerdo con un estudio realizado por la organización civil Centinelas del Agua, el nivel de contaminación del agua en las playas de Cancún se ha reducido en un 90% a lo largo de la pandemia. La investigación consistió en un monitoreo en las aguas de Cancún, y también incluyó lugares como la Laguna Nichupté e Isla Mujeres. No obstante, con respecto a la presencia de residuos en las aguas un nuevo reto ha planteado la llegada de la pandemia. A principios de octubre de 2020, la organización ambientalista Snorkeling For Trash denunció haber encontrado una gran cantidad de cubrebocas desechables en las playas de la ciudad y alertó que estas mascarillas, de ser ingeridas, podrían afectar a la fauna marina. Igualmente, el organismo hizo un llamado a bañistas locales y extranjeros a contribuir con la higiene de las playas dado que esta también es una condición para que los balnearios sigan siendo considerados Bandera Azul,  un distintivo que toma en cuenta aspectos como información y educación ambiental, calidad del agua y gestión ambiental.

Más allá de esto, la menor presencia de turistas en las principales playas de Cancún ha sido un acontecimiento positivo para la salud de los ecosistemas marítimos, así como la adopción de ciertas medidas por parte de las autoridades competentes. Por ejemplo, la prohibición del consumo de bebidas alcohólicas en estos espacios ha hecho que se reduzca la cantidad de residuos como botellas de vidrio o cualquier otro material usado en el industrializado proceso de envasado de licores. En medio de la pandemia por Covid-19, la naturaleza en los escenarios playeros de esta importante localidad turística de México ha lucido en armonía ante el confinamiento de los turistas. Animales como aves y especies marinas conviven en estas playas a las que actualmente, y por motivos sanitarios, no acuden tantos visitantes.

Acerca del Autor

Redaccion EcoPortal

EcoPortal se esfuerza por ayudarlo a vivir su vida de manera más sostenible con consejos para una vida ecológica, recetas saludables y comentarios sobre las últimas noticias sobre medio ambiente. Las opiniones expresadas por los autores invitados son las suyas y pueden no reflejar las de EcoPortal

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Redaccion EcoPortal

EcoPortal se esfuerza por ayudarlo a vivir su vida de manera más sostenible con consejos para una...