Brasil ECO-NOTICIAS

Deforestación del Amazonía, las multinacionales con una conciencia sucia

Multinacionales culpadas de deforestación del Amazonía
Compártelo en tus redes

Deforestación e incendios en la Amazonía: desde Nestlé hasta Carrefour, estas multinacionales tienen la conciencia sucia por los daños causados.

Los incendios están destruyendo la selva amazónica brasileña. Pero en esta situación, ¿qué deberían hacer las principales compañías de comida rápida como McDonald’s, KFC, Burger King e incluso Nestlé y Carrefour?

Cerca de 2.5 millones de hectáreas de tierra fueron quemadas en agosto, según datos publicados por el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), el organismo brasileño de monitoreo forestal. Los pueblos indígenas acusan a Bolsonaro de la situación actual, pero los responsables de la deforestación e, indirectamente, de los incendios, no son solo agricultores y ganaderos, sino también las principales cadenas de comida rápida. Por qué

El nuevo informe sobre deforestación de Might Earth

Los ecosistemas amazónicos son diezmados por la ganadería y la producción de soja. McDonald’s, KFC y Burger King compran carne de res brasileña y las tres cadenas sirven pollo alimentado con una dieta a base de soya. Pero no son sólo esas. Según un nuevo informe de la ONG Might Earth, habría muchas otras compañías involucradas en la deforestación, como JBS, Bunge y Cargill, Stop & Shop, Costco, McDonald’s, Walmart / Asda, Nestle, Burger King y Sysco.

“Estas compañías no sólo financian directamente la deforestación, sino que constantemente presionan a los gobiernos para que detengan las protecciones ambientales básicas. Nadie que haga negocios con Cargill y JBS puede decir seriamente que están preocupados por la deforestación”, explica Glenn Hurowitz, CEO de Might Earth.


Para obtener una visión general de la situación, denunciada en varias ocasiones por Greenpeace, es importante recordar que:

  • McDonald’s es el mayor cliente de Cargill, que sirve carne de res brasileña y pollo alimentado con soya.
  • Burger King sigue exactamente la misma política.
  • Nestlé, que durante años ha estado haciendo compromisos públicos contra la deforestación, de hecho ya no compra aceite de palma, sino que usa soya y compra alimento para Cargill.
  • En cuanto a Carrefour, la compañía francesa es una de las cadenas de supermercados más grandes del mundo y compra Cargill y JBS. Carrefour se ha comprometido a no usar productos que aumenten la deforestación a partir de 2020, pero la regla no se aplica a los productos procesados ​​o congelados. “KFC, McDonald’s y Burger King se encuentran entre los nombres más importantes de la comida rápida. Sus restaurantes se encuentran en todo el mundo. Si estas compañías de comida rápida declaran en contra de la destrucción del bosque y cambian de dirección, toda la industria podría cambiar”. dice Greenpeace.

En general, la demanda nacional e internacional de carne de res impulsó la rápida expansión de la industria ganadera amazónica. De 1993 a 2013, el ganado en la Amazonía creció en casi un 200%, llegando a 60 millones de cabezas.

“Hace cinco años, compañías como Cargill, Unilever y Yum Brands estaban en el escenario de la Cumbre del Clima de Nueva York y proclamaron su compromiso de eliminar la deforestación de sus cadenas de suministro para 2020. Lo mismo sucedió en el Foro de Bienes de Consumo, cuyos miembros incluyen a Walmart, Mars y Danone. Todos aún deben mantener ese compromiso. Estas compañías deben asumir la responsabilidad de los impactos de sus productos, así como eliminar los incentivos económicos que promueven esta peligrosa destrucción ambiental “, escribe la ONG.

Artículo en portugués

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico