América Latina Eco-Noticias

El delfín rosado, entró en la lista roja

Nuevamente el delfín rosado, forma parte de la lista roja de animales en peligro de extinción. La pesca indiscriminada y la captura accidental con redes son una de las principales causas.

Hace un década, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza incluía a este mamífero del Amazonas en su lista de especies bajo la categoría “vulnerable”. Lamentablemente, al realizarse una recategorización, entró en la categoría “en peligro”.

La recategorización del delfín rosado (Inia geoffrensis) como especie en peligro, ubica a este mamífero dentro de los delfines de río más amenazados del mundo, su recategorización no asegura su conservación.   

Un estudio publicado en la revista PLoS ONE, en mayo de 2018, ya advertía que la población del delfín rosado se estaba reduciendo a la mitad cada 10 años. 

La función del delfín rosado

El delfín rosado es un animal emblemático del río Amazonas por sus características particulares, pero sobre todo, se trata de una especie indispensable para la regulación natural en Colombia.  


Es muy valorado por los pobladores por ayudar a controlar la población de pirañas y otros peces que podrían llegar a ser una amenaza por causa de la sobrepoblación.  

Si los delfines no cumplieran esa función reguladora se registrarían muchos problemas para nuestro ecosistema, por eso son importantes para Colombia, pero sobre todo para nosotros que vivimos en el Amazonas”, comentó Micsin Guerrero, integrante de la Fundación Natütama, situada en el municipio de Puerto Nariño.  

En campaña

A través de la iniciativa Global South American River Dolphins se está trabajando con el marcaje satelital de los delfines para poder conocer con mayor profundidad las amenazas de esta especie y los sitios estratégicos en los que se ubican y así poder conservarla.

WWF y Fundación Omacha, en colaboración con más de 50 organizaciones de carácter ambiental, gubernamental y universitarias, vienen promoviendo hace más de un año esta campaña. Esta misma organización puso sobre la mesa la necesidad de discutir una posible evaluación de la categorización del género Inia, pero discriminada para las tres especies de delfines que reconocen los investigadores en Suramérica: Inia geoffrensis, Inia boliviensis y Inia araguaiensis. 

“No nos sirve que en cada país haya una política y una revisión del territorio diferente. Necesitamos trabajar a una sola voz, con metodologías y procesos correlacionados. De otra manera, no lograremos salvar al defín amazónico”, expresó Trujillo, una de las personas que trabajó por cerca de seis años para que la UICN aceptara a incluir nuevamente a los delfines rosados en la lista. 

Algunos expertos abogaban por la clasificación de críticamente amenazada, otros estaban de acuerdo con que se catalogara en peligro, y algunos seguían creyendo que no habían datos suficientes. Finalmente, a mediados de 2018, en Eslovenia, el dilema se resolvió por medio de un panel de expertos, en donde todos aceptamos incluir y categorizar a la especie de esta manera”, comentó.

Como se conformó la lista roja

Para clasificar los delfines de amazonia en esta lista se contó con los datos de investigaciones de algunos laboratorios, fundamentalmente del Laboratorio de Mamíferos Acuáticos del Instituto Nacional de Investigaciones de la Amazonía (Inpa / MCTIC).



También se contemplaron datos de otros institutos de Brasil y del resto del mundo. La investigación arrojó entonces, que desde el 2000 la población se ha reducido drásticamente.

La situación es grave porque además, el delfín se encuentra en un entorno de reserva protegida. Por lo tanto aumenta la preocupación de cómo será en las áreas sin protección.

La lista roja de la UICN clasifica en nueve grupos las especies, siguiendo así criterios rigurosos y definidos. Para empezar, incluyen la tasa de declive, tamaño y distribución de la población.

También toman en cuenta el área de distribución, así como el grado de fragmentación. La categoría “en peligro” indica entonces, que la especie es probable que a futuro se extinga. Este resulta el segundo estado de conservación, más grave para las especies.

Ecoportal.net

Con información de:

https://sostenibilidad.semana.com

Compártelo en tus redes
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!