ECO-NOTICIAS Internacionales Microplásticos

Hallan microplásticos en el 90 por ciento de la sal de mesa

Compártelo en tus redes

Un nuevo estudio se ha enfocado en las características de la sal marina, la sal de roca y la sal de lago de todo el mundo. Y las conclusiones son alarmantes, contienen microplásticos.

No es novedad que la sal marina contenga microplásticos, esto se sabe desde hace años. Pero faltaba aclarar hasta qué punto estaban extendidos en este condimento de uso diario en las mesas de todo el mundo.

La investigación

El equipo Corea del Sur y Greenpeace East Asia fue el encargado de analizar 39 marcas comerciales de sal, de las cuáles determinó que 36 contenían microplásticos. Esto significa que el 90% de las marcas de sal de mesa analizadas a nivel mundial están contaminadas.

«Los hallazgos sugieren que la ingestión humana de microplásticos a través de productos marinos está muy vinculada a las emisiones en cualquier región dada», informó Seung-Kyu Kim, profesor de ciencias del mar en la Universidad Nacional de Incheon, en Corea del Sur.

Las muestras de sal fueron tomadas de 21 países de Europa, Sudamérica y Norteamérica, África y Asia. Las tres marcas que no contenían microplásticos proceden de Taiwán (sal marina refinada), China (sal de roca refinada) y Francia (sal marina no refinada producida mediante evaporación solar). 


Las marcas de sal con mayor densidad de microplásticos fueron las asiáticas y las con mayores cantidades, las de Indonesia.

Justamente este país, con 54,720 kilómetros de costa, es uno de los que más sufren la contaminación por plásticos en el mundo.

¿Los microplásticos son perjudiciales?

El nuevo estudio estima que el adulto medio consume aproximadamente 2.000 microplásticos al año sólo a través de la ingesta de sal.

De 60 a 280 micropartículas por kilo de sal fueron descubiertas en todos los tipos de sal estudiados por la Universidad de Alicante, lo que quiere decir que cada español ingiere al año 510 micropartículas de plástico tan solo por sazonar sus alimentos, siempre que respete el límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

Pero aún no es claro si los microplásticos son perjudiciales porque no hay información suficiente que lo corrobore.

Los estudios existentes examinaron diferentes tipos de microplásticos, entre ellos microesferas, fragmentos y fibras, lo que ha provocado un «desajuste» de datos que establece comparaciones similares a comparar «manzanas con peras», según afirmó en un comunicado Alistair Boxall, profesor de geografía de la Universidad de York y coautor del estudio.

«Basándonos en nuestro análisis, actualmente las pruebas que sugieren que los microplásticos provocan efectos adversos importantes son limitadas», afirma. «Se necesitan urgentemente más calidad y más estudios de supervisión global junto a estudios de efectos medioambientalmente más realistas sobre el tamaño de las partículas y los tipos de materiales presentes en el medio ambiente».



El estudio puede verse completo en Environmental Science & Technology.

Ecoportal.net

Con información de:

nationalgeographic.com.

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico