Bosques de Rusia
Imagen de David Mark en Pixabay
ECO-NOTICIAS Rusia

Bosques de Rusia capturan mucho más carbono de lo pensado

Rusia, el país más grande del mundo, alberga una quinta parte de los bosques del planeta y proteger esos bosques es fundamental para mitigar el cambio climático.

Es alentador que los bosques de Rusia hayan acumulado una gran cantidad de biomasa desde el colapso de la Unión Soviética hace tres décadas, cuando se compilaron por última vez los datos sobre la extensión de los bosques del país.

Los autores de un nuevo estudio ahora estiman que los bosques rusos han crecido hasta en un 40% de la biomasa en comparación con los datos obsoletos que se mantienen en el Registro Forestal Estatal del país. Esto significa que los bosques locales secuestran mucho más dióxido de carbono de lo que se pensaba, informan los científicos.

“Desde el colapso de la Unión Soviética y la transición a un nuevo sistema de inventario forestal, Rusia no ha informado casi ningún cambio en las existencias en formación (+ 1.8%) y la biomasa (+ 0.6%). Sin embargo, los productos de teledetección indican una mayor productividad de la vegetación, la cobertura arbórea y la biomasa aérea”, explican.

“Nuestra estimación para el año 2014 es 111 ± 1,3 × 109 m3, o un 39% más que el valor en el Registro Forestal del Estado. Utilizando el último informe de la Unión Soviética como referencia, los bosques rusos han acumulado 1163 × 106 m3 año-1 de existencias en formación entre 1988 y 2014, lo que equilibra las pérdidas netas de existencias forestales en los países tropicales”, añaden.

Los bosques de Rusia siguen creciendo

Incluso cuando en las últimas décadas los bosques densos de lugares como la isla de Borneo han sido talados o raleados para crear nuevas tierras agrícolas, los bosques en el vasto interior de Rusia han logrado seguir creciendo en gran parte sin ser molestados.

En total, entre 1988 y 2014, el secuestro de carbono en la biomasa viva de los bosques gestionados en Rusia fue un 47% más alto que los datos informados en el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero del país. Como resultado, los bosques del país tienen un gran potencial para secuestrar carbono de la atmósfera y así ayudar a mitigar el cambio climático global.

Además, las vastas extensiones de árboles de Rusia también pueden seguir albergando mucha biodiversidad y proporcionar hábitats para especies en peligro crítico de extinción como el tigre de Amur en Siberia en la región del lejano oriente del país. Huelga decir que la protección de los bosques en gran parte intactos del país seguirá siendo una alta prioridad.

“Estamos hablando aquí del país más grande del mundo que alberga la mayor parte del bioma terrestre más grande del mundo, el cinturón circumboreal de bosques, que es altamente relevante para el clima”, dice Florian Kraxner, líder del grupo de investigación de Agricultura, Silvicultura y Instituto de investigación del Grupo de Investigación de Servicios de Ecosistemas.

“Imagínese lo que puede suponer un pequeño porcentaje hacia arriba o hacia abajo con respecto a la cantidad de biomasa forestal disponible y su consiguiente potencial de secuestro de carbono a nivel mundial”, agrega Kraxner.

Por Daniel T. Cross. Artículo en inglés

Acerca del Autor

Daniel T Cross

Daniel T Cross, es un escritor y editor experimentado que ha trabajado para varios periódicos y revistas prominentes en todo el mundo, incluidos The Christian Science Monitor, The Washington Post, The National Post, The Guardian, The Jerusalem Report, The South China Morning Post, The Bangkok Post y The Sydney Morning Herald. Como periodista, ha cubierto numerosos temas ambientales en profundidad.

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Daniel T Cross

Daniel T Cross, es un escritor y editor experimentado que ha trabajado para varios periódicos y...