Eco-Noticias México

Venta de musgo y heno: Navidad ilegal y antiecológica

México, durante el mes de diciembre, se pone a tono con las Fiestas Navideñas y sus mercados se llenan de musgo y heno para decorar los “nacimientos” o pesebres y los árboles de Navidad. Pero la venta es ilegal.

Pocos saben que el musgo es un recurso natural clave en la conservación de los suelos. Mantiene la humedad, previene la erosión, ayuda en la captación de agua y es fundamental para la germinación de semillas. Es un microecosistema, es decir, en él habitan más especies de plantas e insectos

Respecto del heno, algunos piensan que es una plaga, pero no es así. Se trata de una planta epífita, vive sobre los árboles y sólo se apoya en ellos. Es independiente, produce su propio alimento. También funciona como un pequeño ecosistema y captura agua, aunque en menores cantidades que el musgo.

La investigadora de Greenpeace, Paloma Neumann, resalta la importancia del musgo en los bosques y advierte que es una especie que no puede cultivarse en caso de que entre en riesgo de extinción. El musgo para germinar necesita de condiciones climáticas muy particulares que sólo se dan en bosques casi vírgenes y tarda unos siete años en hacerlo.

“Al comprar musgo estamos facilitando la extracción ilegal, el deterioro de los bosques, la erosión de los bosques, la reducción de la biodiversidad”, acusa Neumann.

¿Cómo se relaciona el musgo con la disponibilidad de agua?

Ya se mencionó que el musgo es fundamental para la captación de agua en los bosques. Sus árboles son parte del ciclo del agua y la filtran hacia el subsuelo hasta alcanzar los mantos acuíferos de los que la Ciudad de México depende en un 70% para su provisión de agua dulce.

“No solamente estamos ayudando a un proceso ilegal con la deforestación de nuestros bosques, también estamos ayudando a empeorar esta situación de crisis hídrica que estamos viviendo en nuestra ciudad y en otras partes del país. Los bosques son relevantes para garantizar el agua potable para todos”, denuncia Neumann.

La extracción de musgo con fines comerciales se realiza manualmente, al estilo “hormiga” por ello es muy difícil su control. Se recolecta de los bosques de pino, oyamel, encino y pino-encino, de Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Magdalena Contreras, Tlalpan, Milpa Alta.

“Es mucho más común en bosques de pino y de oyamel. Sobre todo de oyamel, son bosques húmedos, por lo que son ideales para el musgo. Y el heno es propio de los bosques de encino”, dice Neumann.

De acuerdo con la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, la extracción de cualquier especie o material del bosque que no cuente con un permiso y un programa de manejo es ilegal.

“Cualquier persona puede levantar una denuncia por extracción de musgo o de heno a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa)” asesora Neumann.

bosques, musgo, agua, acuíferos, pino, Navidad

En resumen:

  1. El musgo es capaz de retener hasta 20 veces su peso en agua y actúa como regulador hídrico, es decir, impide la erosión en tiempo de lluvias y libera humedad en tiempo seco;
  2. Actúa como germinador de semillas de otras plantas de los ambientes donde habitan;
  3. Protege el suelo de la erosión y cuando se descomponen, pasa a formar parte de él, enriqueciéndolo.
  4. Es el hogar de muchas especies de flora y fauna(invertebrados que son también muy útiles para la formación del suelo).
  5. Desempeñan un papel importante en la formación del suelo, en el que otras plantas pueden luego arraigar.
  6. El musgo que compras hoy (y luego se va a la basura), ¡tardará siete años en volver a crecer!
  7. Los consumidores estamos dando nuestro dinero para mantener esta depredación y también podemos pararla.

Ecoportal.net

Con información de:

https://elbigdata.mx/

https://www.concienciaeco.com/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario