Evento traumático
Imagen de Ryan McGuire en Pixabay
SALUD

¿Se puede borrar un evento traumático del cerebro?

Cuando ha experimentado un evento traumático en su vida, ¿es posible borrar completamente este incidente de su cerebro? ¿No sería milagroso si tu mente funcionara como una grabadora de video y pudieras eliminar cualquier cosa que te haya causado daño psicológico? Desafortunadamente, no tienes la opción de borrar el historial, y las cicatrices que deja son parte de ti.

Es imposible pasar por la vida sin ningún dolor o pena porque todo es parte de la experiencia humana. De hecho, aprendes y creces de las cosas que te suceden. Bueno o malo, los acontecimientos durante su vida lo moldearán y lo convertirán en la persona en la que se convertirá.

Si tiene problemas de un trauma que no se abordan, pueden provocar estrés postraumático, depresión y otros trastornos mentales. Su cerebro está permanentemente alterado por traumas pasados ​​y puede afectarlo física y emocionalmente. ¿Hay alguna forma de borrar estos recuerdos problemáticos y recuperar el control de tu vida?

¿CÓMO AFECTA UN EVENTO TRAUMÁTICO A TU CEREBRO?

El cerebro es un órgano magnífico que tiene tanta capacidad de almacenamiento como un sistema informático. Incluso cuando estabas en el útero de tu madre, tu cerebro procesaba perpetuamente estímulos y almacenaba información vital. Cuando era un bebé y luego un niño, su cerebro utilizó estas experiencias positivas y negativas para formar patrones de comportamiento.

Estos eventos colectivos provocaron la formación de nuevas neuronas para determinar sus respuestas voluntarias e involuntarias. Es como ingresar un programa en una computadora para completar las tareas del día. Algunas cosas están innatamente conectadas para la supervivencia, mientras que otras dependen de las experiencias de aprendizaje.

Cuando te ocurre algo traumático o en tu vida, puede ser difícil procesar. Los eventos traumáticos conmocionan al cerebro y, como mecanismo de defensa, su mente intentará rápidamente protegerse. Estos episodios negativos crean neuronas y caminos en el cerebro que pueden provocar daños psicológicos.

Muchas personas sufren traumas, tienen ansiedad severa, depresión y desarrollan trastornos de personalidad. El evento altera la forma en que el cerebro responde a las cosas, tanto buenas como malas. Piense en un río que ha pasado sobre una roca tanto tiempo que ha cortado hendiduras en esa piedra.

La roca cambia para siempre porque la corriente del agua ha dejado su huella. Ahora, si intentas hacer que el agua gire y fluya de otra manera, es casi imposible. Incluso si el agua gira, las marcas nunca desaparecerán. Aunque es posible que pueda cambiar su vida e ir en la dirección opuesta, las marcas siempre se quedarán con usted que el trauma ha dejado atrás.

TIPOS DE TRAUMA

Cuando considera el trauma, no está hablando de las decepciones habituales y los inconvenientes dolorosos que ocurren en la vida de todos. El trauma llega lejos en tu ser y deja una huella indeleble en tu banco de memoria. Puede cambiar su pensamiento y conceptos de lo que cree que es verdad.


El trauma existe en diferentes formas y grados, y no todos procesan estos eventos de la misma manera. Un evento traumático puede ser físico, como una enfermedad devastadora o un trágico accidente. Puede ser angustia emocional inducida por negligencia o abuso.

Dado que algunas personas son más resistentes que otras, la forma en que todos reaccionan ante incidentes traumáticos varía. No importa la reacción, el cerebro aún intentará procesar el evento en su banco de memoria a largo plazo. Estos recuerdos pueden causar emociones negativas y daño psicológico potencial.

TRAUMA, DESASOCIACIÓN Y TRASTORNOS MENTALES

Su cerebro tiene una capacidad extraordinaria para entrar en modo de autoconservación. Cada vez que estás abrumado por un trauma, tu cerebro reacciona instantáneamente para proteger tu cordura. Una de las mejores formas en que puede hacer frente es mediante la disociación.

En un incidente traumático, el cerebro a menudo se esconde y crea una realidad falsa, llamada disociación. Para evitar el dolor físico y emocional, su mente puede separarse del evento. Te conviertes en un observador. Esta reacción disociativa puede crear la sensación de que una persona abandona o se retira de su cuerpo.

La disociación es una forma instintiva de bloquear el trauma hasta que pueda procesarse. Si bien esta reacción inicial es beneficiosa, la disociación puede causar un deterioro psicológico si se convierte en un patrón. Usar la filosofía “Fuera de la vista, fuera de la mente” no es una solución permanente para la curación.

A menudo, las personas que están traumatizadas se disocian, pero el problema es que este mecanismo de afrontamiento puede causar trastornos mentales graves. En casos graves, las víctimas de trauma pueden desarrollar un trastorno de personalidad disociativo o TID, que antes se conocía como trastorno de personalidad múltiple.

También es común que las personas que están traumatizadas experimenten terrores nocturnos, depresión, ansiedad y una serie de efectos secundarios debilitantes. Para muchos, el trauma fue tan grave que constantemente revivieron el incidente y desarrollaron un trastorno de estrés postraumático. Esta condición puede dificultar seriamente la vida de una persona si no se trata.

Con estos trastornos viene una lluvia de emociones que van desde el dolor, la ira desenfrenada hasta la apatía. En estas condiciones, algunas personas que fueron traumatizadas y maltratadas cuando eran niños a menudo se convierten en abusadores. Muchos tratan de calmar el dolor y recurrir al abuso de sustancias, drogas ilegales o alcohol. Lamentablemente, otros contemplan el suicidio.

TRATANDO CON TRAUMA PASADO

La mayoría de las personas en esta vida experimentan al menos un incidente traumático que trae dolor profundo. Quizás, el trauma fue tan devastador que inconscientemente etiquetas tu vida como pretraumática y postraumática. Puede parecer que ha perdido su identidad por la angustia de este evento.

¿Has sobrevivido a un evento horrible y continúas lidiando con sus consecuencias? Si bien no puede borrar el trauma de sus bancos de memoria, existen herramientas para enfrentarlo.

1 – HABLE CON UN COUNSELOR (CONSEJERO) LICENCIADO

Es lamentable que los problemas psicológicos sigan teniendo un estigma en el siglo XXI. ¿Te enseñaron a creer que acudir a consejería mostraba debilidad y falta de fe en tu espiritualidad? Aferrarse a estas falsas creencias puede obstaculizar la curación mental que mereces.

Como sobreviviente de un evento traumático pasado, sus formas de afrontamiento pueden estar haciendo más daño que bien. Puede bloquear conscientemente el incidente de su memoria, pero aún permanece en las sombras de su mente y se disfrazará de confusión emocional.

Considere hablar con un consejero con licencia que se especialice en el tratamiento de personas que han sido traumatizadas. Quizás, la idea de profundizar en tu pasado parece demasiado dolorosa. La mejor manera de comenzar la curación es confrontar su dolor con la ayuda de un profesional.

2 – PONER TU TRAUMA EN PALABRAS

Esta sugerencia puede parecer usada en exceso y tonta, pero muchas personas encuentran consuelo al escribir cómo se sienten. A menudo, es más fácil expresar sus sentimientos en papel que hablarlos. Depende de ti cómo escribes y qué escribes, pero muchas personas llevan un diario de sus secretos más profundos.

A veces, puede ordenar sus sentimientos escribiendo una carta a alguien y luego quemándola como una señal de liberación. Tal vez es una persona que te traumatizó en el pasado que ahora vive o ha fallecido. Vierta su corazón en su escritura y no retenga nada, y no necesita enviarlo por correo a menos que también lo desee.

Incluso escribirte una carta a ti mismo puede aportar claridad a una situación pasada nublada por conmoción, pena y dolor. Si fue traumatizado cuando era niño o joven, considere escribirse una carta a esa edad, como si fuera un mentor.

Extiende el amor incondicional y la aceptación de ti mismo en tus escritos. Sobre todo, perdónate a ti mismo y date cuenta de que, en muchos casos, no tienes nada que ver con el horrible evento que te sucedió.

PENSAMIENTOS FINALES: RECUPERANDO SU ALEGRÍA

La mayoría de las personas tienen la noción preconcebida de que el perdón borra los traumas y las ofensas pasadas. Perdonar y olvidar no es solo un concepto falso, sino que no es humanamente posible, salvo por la demencia. En lugar de ver el perdón como un borrador, considéralo pasar la página de la novela de tu vida.

No puedes perdonar y reescribir el pasado, pero puedes dejar de permitir que tu trauma te defina. Cuando perdonas a alguien que te ha traumatizado, no estás excusando ni olvidando el allanamiento. El perdón es una herramienta que te permite ir más allá del trauma y encontrar alegría en tu vida nuevamente. Aquí hay algunas maneras de recuperar la alegría que le fue robada:

-Puedes unirte a un grupo de apoyo que ayuda a las personas a superar eventos traumáticos como los que has experimentado.

-Sería genial si comenzaras un grupo de apoyo en las redes sociales que se centre en la curación y la aceptación.

-Siempre asegúrese de comunicarse con otras personas en su área y establecer contactos con los locales.

-Debería dedicar su tiempo a ayudar a organizaciones benéficas dignas para sobrevivientes.

-Puede convertirse en un defensor y orador motivador para superar el dolor y el trauma.

-Convertirse en un mentor para alguien que está pasando por el trauma puede ayudarlo a usted y a ellos a sanar.

Al final del día, el evento traumático que sucedió fue una pequeña fracción de tu vida. Es lo que haces antes y después de eso cuenta. Una vez que aprenda a procesar la ira, el dolor y el dolor del evento, puede continuar con el resto de su vida.

Artículo en inglés

Compártelo en tus redes

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario