¿Cómo tratar las quemaduras de forma natural?

Las quemaduras que ocurren durante las actividades diarias de la vida no son agradables: tocar el horno caliente mientras se hornean galletas, derramar chocolate caliente sobre la piel o estar expuesto al sol durante demasiado tiempo. La buena noticia es que hay una gran cantidad de formas naturales para tratar esas quemaduras menores (léase: aquellas que no están abiertas y no requieren un viaje a la sala de emergencias). Aquí hay algunas técnicas que debe tener en cuenta para el próximo incidente desafortunado.

1. Agua fría

Cuando tenga una quemadura menor, deje correr  agua fresca, no fría,  sobre el área. Haga esto durante unos 20 minutos antes de lavar el sitio de la quemadura con agua y jabón suave.

Abstenerse de remojar la herida en agua helada. Si bien sumergir inmediatamente la  herida  en agua helada puede generar beneficios, incluida una quemadura menos extensa y no tan profunda, si espera más de 15 segundos, el agua helada no brindará beneficios y puede empeorar el daño debido a la posibilidad de lesiones por congelación.

2. miel

En quemaduras menores, vierta agua del grifo inmediatamente en el sitio de la quemadura para reducir la temperatura. Aplique miel después. Dependiendo del área, se pueden usar de 15 a 30 mililitros (ml) de miel directamente sobre la herida o aplicarlos a través de una gasa empapada en miel.

La miel es eficaz para prevenir infecciones relacionadas con quemaduras. Un estudio, comparó el aderezo de miel con aderezos de cáscara de patata hervida como cobertura para quemaduras recientes de espesor parcial en 50 sujetos. En los tratados con  miel , el 90% de las heridas se esterilizaron en siete días.

Para quemaduras de segundo grado más graves, la miel aplicada tópicamente previno la infección secundaria, disminuyó el tiempo de curación y redujo la cicatrización. Esto se comparó con una crema antiinfecciosa farmacéutica administrada tópicamente.

Varios estudios diferentes en modelos animales confirman la capacidad de la miel para curar heridas asociadas a quemaduras de múltiples maneras. Por ejemplo, la miel tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias junto con un bajo pH, alta viscosidad y contenido de peróxido de hidrógeno, todo lo cual contribuye a su eficacia general contra las quemaduras.

3. Áloe Vera

El aloe vera, a menudo denominado "la planta de las quemaduras", es útil para tratar las quemaduras de primer a segundo grado. En un estudio sobre sujetos animales, los investigadores escribieron: "El aloe vera  podría exhibir acciones tanto antiinflamatorias como de promoción de la cicatrización de heridas cuando se aplica en una herida por quemadura de segundo grado".

Un estudio de 2016 evaluó a 50 pacientes que tenían quemaduras de segundo grado en más del 20 % del cuerpo. La mitad de los pacientes fueron tratados con un desinfectante tópico mientras que los demás recibieron apósitos que contenían plantas medicinales, principalmente aloe vera. Los que fueron tratados con aloe se curaron más rápido y tuvieron una estadía más corta en el hospital.

La fermentación del aloe vera también puede acelerar significativamente la curación de lesiones por quemaduras, ya que reduce la gravedad de la inflamación y modifica la microbiota intestinal.

Otros tratamientos naturales para las quemaduras

4. coco

Se sabe que el coco tiene poderosas propiedades antibacterianas y antifúngicas, gracias en gran parte a su contenido de ácido láurico. En un estudio, los investigadores infligieron quemaduras de espesor parcial en modelos animales y los asignaron a coco, sulfadiazina de plata estándar y grupos de control.

Encontraron una mejora significativa en la contracción de las heridas por quemaduras en el grupo tratado con una combinación de coco y sulfadiazina de plata. Llegaron a la conclusión de que el "aceite de Cocos nucifera [coco] es un agente eficaz para curar heridas por quemaduras".

5. curcumina

La curcumina, un compuesto que se encuentra en la especia cúrcuma, ofrece efectos antiinflamatorios y antioxidantes.

En estudios con animales, la curcumina demostró ser eficaz para reducir la progresión de quemaduras y lesiones en los sujetos. En comparación, el fármaco deferoxamina no redujo la progresión de las quemaduras, mientras que los efectos beneficiosos de la curcumina parecían ser bimodales o tener más de un mecanismo de acción. Junto con la hierba de San Juan, la  curcumina  también mostró resultados favorables en la curación de heridas por quemaduras de segundo grado. 

6. Vitamina C

El poder antioxidante de la vitamina C, o ácido ascórbico, y su papel en la síntesis de colágeno la convierten en una molécula vital para la salud de la piel. De hecho,  la deficiencia de vitamina C  se caracteriza por una piel frágil y una mala cicatrización de heridas. En una revisión, el uso de nutrientes antioxidantes como la vitamina C brindó beneficios para la salud de los pacientes quemados, desde reducir las tasas de infecciones y el tiempo de curación de heridas hasta acortar la duración de la estadía en el hospital. 

Si bien hay mucho por explorar con respecto al uso de  la vitamina C  en el tratamiento de quemaduras, sigue siendo un candidato antioxidante prometedor utilizado en estudios de reanimación de quemaduras, mostrando efectividad en la disminución de los requisitos de líquidos en la fase aguda después de una lesión por quemadura. 

En casos severos, la terapia con dosis altas de vitamina C se asoció con una mortalidad reducida en pacientes con quemaduras graves cuando se usó por debajo de un umbral mínimo de 10 gramos dentro de los dos primeros días de la hospitalización. Varios regímenes de dosis altas pueden producir mejores resultados, escribieron los investigadores.

7. Papaya

Carica papaya se usa tradicionalmente en los países en desarrollo para tratar heridas, particularmente quemaduras, así como otros trastornos de la piel. Durante un estudio, el látex de papaya formulado como parte del gel Carbopol demostró ser efectivo en el tratamiento de quemaduras, apoyando así su uso tradicional.

En la mayoría de las regiones de África,  la papaya  es una de las muchas preparaciones medicinales naturales. En la unidad pediátrica de un hospital en Gambia, Carica, la papaya fue bien tolerada por los pacientes infantiles, donde la pulpa de la fruta se machacó y se aplicó diariamente en todo el espesor y las quemaduras infectadas. Potencialmente en el trabajo están involucradas las enzimas quimopapaína y papaína, junto con la actividad antimicrobiana de la papaya.

Por Sayer Ji. Artículo en inglés