Dormir “bien” es importante para una mejor salud

Aunque las personas pasan una cantidad significativa de su tiempo durmiendo, la mayoría parece olvidar lo importante que es dormir. El sueño reparador es algo que las personas dan por sentado en lugar de tratar de comprender cuánto afecta su vida. Hay tal cosa como dormir demasiado o muy poco.

E incluso si duerme lo suficiente, siempre debe considerar qué tan bien duerme. Es posible que duerma de siete a nueve horas y aun así se despierte cansado. Eso es porque la calidad de su sueño es tan importante como la cantidad. Muchas cosas pueden afectar lo bien que duerme. Desde trastornos psicológicos hasta cómo transcurre tu día. Hay que tener en cuenta incluso los trastornos del sueño, como el insomnio.

Contrariamente a la creencia popular, no puedes agotarte y contar con esas siete horas de sueño para salvarte. Tienes que hacer un esfuerzo consciente para asegurarte de que la calidad de tu sueño sea la mejor posible. Aunque los problemas del sueño no se han discutido mucho en el pasado, los científicos están comenzando a subrayar cuán vital es el sueño para nosotros. Precisamente por eso, incluso los científicos de Harvard explican la importancia de un sueño reparador.

¿Por qué tienes problemas para dormir?

Si bien muchas cosas pueden afectar la calidad de su sueño, la privación crónica del sueño es uno de los principales problemas. La privación crónica del sueño es una condición causada por no dormir lo suficiente o experimentar insomnio durante un período prolongado. Puede variar en gravedad y, en algunos casos, su causa podría ser un trastorno del sueño subyacente.

La privación crónica del sueño puede ser primaria o secundaria. Cuando hablamos de privación primaria del sueño, es cuando el sueño que obtienes es un problema en sí mismo. Debido a que no duerme lo suficiente, o que el sueño no es cualitativo, causa otros problemas en su vida. Secundario significa que la falta de buen sueño es un problema no relacionado. Ciertas condiciones médicas, como la ansiedad, pueden causar la privación del sueño. Los síntomas incluyen círculos oscuros debajo de los ojos y la incapacidad de mantener los ojos abiertos en ambos casos.

Además de eso, puede experimentar asentir con la cabeza, irritabilidad, falta de energía, problemas para concentrarse y bostezos. Otra condición común es el insomnio . Ahí es cuando sientes que necesitas y quieres dormir, pero simplemente no puedes. E incluso si te quedas dormido, tienes problemas para quedarte dormido o dormir tan tarde como quisieras. El insomnio afecta a alrededor del 35 % de los adultos y es un problema que la gente suele pasar por alto. El insomnio a menudo resulta de malos hábitos e incluso de problemas psicológicos.

El estrés, un horario de sueño irregular y la ansiedad pueden causar este trastorno. Además, tener un estilo de vida poco saludable también puede conducir a casos de insomnio. Tomar una siesta a última hora de la tarde, dormir más de lo debido y usar dispositivos tecnológicos pueden afectar su sueño. No todos los casos de insomnio son iguales. Para algunas personas, el problema es conciliar el sueño (inicio del sueño). En otros casos, el problema es permanecer dormido (mantenimiento del sueño). El insomnio también es un problema común para los adolescentes y las personas mayores.

Muchos otros trastornos del sueño pueden afectar a personas de todas las edades. Por ejemplo, el envejecimiento es un factor común que provoca una disminución en la calidad del sueño. Además del insomnio y la privación crónica del sueño, las personas también pueden sufrir apnea del sueño y síndrome de piernas inquietas . La apnea del sueño provoca un bloqueo en las vías respiratorias superiores, lo que puede hacer que se despierte abruptamente. Cuando se trata del síndrome de piernas inquietas, eso provoca una sensación incómoda que también puede interrumpir el sueño.

¿Por qué es importante el sueño reparador?

Esos son solo algunos de los problemas relacionados con la interrupción del sueño. Pero no es necesario sufrir una afección a largo plazo para tener malos hábitos de sueño. Basta con actuar con indiferencia hacia tus hábitos de sueño y sufrirás las consecuencias. Pero, como con todos los problemas, hay muchas maneras de mejorar la calidad de su sueño.

1. El sueño reparador mejora su salud

Un adulto necesita dormir un promedio de siete a nueve horas cada noche para estar saludable. Los niños y adolescentes necesitan considerablemente más horas de sueño para desarrollarse y estar completamente sanos. Pero dormir la cantidad recomendada no es suficiente. Si tu descanso no es de buena calidad, no obtendrás todos los beneficios. Es decir, si te despiertas con frecuencia, tienes problemas para dormir o duermes muy poco, eso significa que tienes un problema.

En ese caso, debe planear ver al médico, ya que podría tener un trastorno del sueño. Lo que es importante saber es que la falta de sueño conduce a problemas de salud graves. Si duerme menos de seis horas por noche, tiene un mayor riesgo de desarrollar diabetes. También corre el riesgo de tener problemas cardíacos, un derrame cerebral, sufrir un deterioro cognitivo e incluso la muerte en algunos casos.

La falta de sueño también conduce al aumento de peso y a un aumento en los niveles de cortisol. Recientemente, los científicos han identificado que activa una función de limpieza cerebral cuando tu cerebro está en reposo. Durante su sueño, un líquido corre a través del sistema linfático. Se ha demostrado que ese líquido elimina una proteína dañina, la beta-amiloide. Cuando este proceso no ocurre, la proteína se acumula, lo que puede provocar la enfermedad de Alzheimer y otras formas de deterioro cognitivo.

El problema de dormir muy poco con regularidad es que las personas pueden tolerar la privación del sueño. Empiezas a ser menos consciente de lo cansado que está tu cerebro y tu cuerpo, y duermes cada vez menos. Después de un tiempo, dormir muy poco se convierte en una rutina y corre el riesgo de desarrollar todas las condiciones mencionadas anteriormente.

Dormir demasiado también puede ser un problema. Esto puede parecer paradójico, ya que la mayoría de la gente asocia dormir mucho con estar descansado. Pero ese no es el caso. Al igual que dormir muy poco, dormir demasiado puede provocar diabetes, problemas cardíacos, derrames cerebrales y la muerte. Dormir demasiado a menudo es causado por la depresión o por no haber dormido demasiado la noche anterior. Entonces, en muchos casos, resolver la falta de sueño también resuelve el exceso de sueño.

Cuando luchas con las interrupciones del sueño, lo principal que debes hacer es obligarte a seguir un horario de sueño estricto. También debe asegurarse de tener un estilo de vida saludable. No beba demasiada cafeína, haga ejercicio y no use demasiado la tecnología. Si sus patrones de sueño no mejoran, deberá consultar a un médico.

2. El sueño reduce el estrés

El sueño está estrechamente relacionado con los niveles de cortisol de una persona . Cuando no está descansado o no duerme lo suficiente, sus niveles de cortisol se disparan por las nubes. Los niveles altos de cortisol son buenos a corto plazo, ya que mejoran la concentración. Pero a largo plazo, provocan desequilibrios hormonales y estrés. Si estás estresado, eso afecta tu salud.

El estrés aumenta el ritmo cardíaco y apaga algunos sistemas para conservar energía. Si somete a su cuerpo a esto todos los días, inevitablemente tendrá problemas cardíacos, aumento de la presión arterial, pérdida de memoria y muchos otros problemas. Cuando duermes lo suficiente, permites que tu cuerpo pase por el ciclo de sueño completo. En ese ciclo, el cuerpo tiene el tiempo y los recursos para resolver todo lo que está mal en tu cuerpo.

Una de las principales cosas que se regulan son los niveles de cortisol. Eso significa que estará mejor equipado para lidiar con el estrés al día siguiente. Y, lo más importante, no te despertarás estresado. Como consecuencia, estar descansado mejora la memoria. Cuando tienes un sueño reparador, la mente puede procesar todos los estímulos que ha recibido mientras estabas despierto. Fortalece las conexiones neuronales, que le permiten formar recuerdos. Eso significa que mientras duermes, creas nuevos recuerdos, lo cual es vital para el proceso de aprendizaje.

3. El sueño reparador afecta su peso

Si bien su peso no es necesario en absoluto desde el punto de vista de la belleza, juega un papel esencial en su salud. Fluctuar unas pocas libras no es un problema en absoluto. Pero, cuando tenga un sobrepeso o un peso muy bajo, es cuando tendrá que lidiar con algunos problemas de salud. Y el sueño se conecta con el aumento de peso y la regulación de calorías.

En 2020, un estudio encontró que las personas que duermen menos de siete horas por noche tienen un riesgo 41% mayor de desarrollar obesidad. El aumento de peso se produce debido a muchos factores. Por ejemplo, el aumento de los niveles de leptina y la disminución de los niveles de grelina afectan el aumento de peso. El desequilibrio en las hormonas provoca un aumento del apetito.

Además, para compensar la falta de sueño, tu cuerpo te pedirá una mayor ingesta de calorías. El sueño es crucial para la ingesta de calorías, por lo que los entrenadores a menudo recomiendan que los atletas duerman hasta diez horas. Si eso no es lo suficientemente malo, es posible que no tenga ganas de hacer ejercicio si no tiene suficiente energía. De esta manera, ganarás calorías sin ninguna forma de compensar ese exceso.

El aumento de peso, especialmente cuando se trata de obesidad, tiene un impacto nefasto en su salud. Provoca hipertensión, diabetes tipo dos, enfermedad coronaria e incluso la muerte. Incluso afecta su bienestar mental, lo que lleva a una baja calidad de vida, depresión, ansiedad y más. La única forma de evitar el aumento de peso no deseado debido a patrones de sueño disruptivos es regular su sueño. Asegúrate de tener un horario de sueño claro y concéntrate en tener un estilo de vida saludable.

Reflexiones finales sobre la importancia de un sueño reparador (y cómo conseguirlo)

El sueño es una parte integral de la vida de una persona, pero muchos pasan por alto su importancia. Parece natural que la mayoría de la gente no piense que alguna vez podría estropearlo. Pero tener un sueño reparador es mucho más complicado de lo que piensas.

Muchos factores pueden interferir con el sueño reparador. Los más comunes son los trastornos del sueño, como el insomnio y el trastorno crónico del sueño. Pero un estilo de vida poco saludable, el estrés y un horario de sueño irregular también pueden disminuir la calidad de su sueño. Desde su salud hasta sus niveles de estrés y peso, el insomnio puede dañar su calidad de vida.

Si descubre que su sueño no es tan cualitativo como le gustaría, debe hacer un esfuerzo consciente para establecer un horario de sueño claro. Asegúrese de tener un estilo de vida saludable y, si surgen más problemas, visite a un médico.

Por Lakeisha Ethans. Artículo en inglés

Deja un comentario