SALUD TEMAS

Café vs. té: ¿Cuál es mejor para su salud?

Compártelo en tus redes

La batalla entre el té y el café a menudo se reduce al gusto y a los beneficios para la salud. Tradicionalmente, se sabe que el té induce a la relajación después de un largo día, mientras que el café aumenta la energía y la capacidad intelectual en la mañana. Pero es uno mejor que el otro? ¿Puedes reemplazar el café con una taza de té para comenzar tu día?

Tanto el café como el té han sido promocionados por sus beneficios para la salud. Los ávidos consumidores de ambas bebidas defenderán su elección favorita hasta la muerte. Con tanta pasión en ambos lados del pasillo, es difícil saber qué bebida es mejor para ti. Aquí, compararemos las dos bebidas y le daremos la información que necesita para tomar una decisión informada.

Café vs té: cafeína y sabor

Cuando se trata de decidir cuál es la mejor bebida para su salud, el café y el té suelen ser los favoritos. Sin embargo, el café se ha ganado una mala reputación cuando se trata de su composición química. Demasiada cafeína se ha correlacionado con una variedad de dolencias que incluyen migrañas y náuseas. Por otra parte, el té ha sido una parte integral de la medicina tradicional, por lo que es una de las mejores opciones para tratar muchas de estas dolencias. Para desglosar los beneficios principales de ambas bebidas, analizaremos la composición química, el sabor y los beneficios para la salud.

Contenido de cafeína

La mayor parte del debate sobre el café y el té comienza con su contenido de cafeína. Los beneficios para la salud de la cafeína se basan en gran medida en su capacidad para ayudarnos a mantenernos concentrados y alertas. La cafeína funciona a nivel químico para bloquear la adenosina, un neurotransmisor que desencadena la relajación. La cafeína es un punto de partida para muchas personas cuando se trata de comenzar el día de la mejor manera o de pasar una tarde lenta.

Es un hecho que el café tiene más cafeína que el té. Sin embargo, las hojas de té contienen más cafeína que los granos de café sin filtrar. La diferencia es que el café es una bebida muy elaborada, mientras que el té es una infusión que generalmente es más débil.


El café normalmente se elabora a temperaturas más altas, lo que permite que más moléculas de cafeína se liberen de los granos a su taza. Por otra parte, el té se elabora a temperaturas más bajas donde toda la cafeína no se extrae de las hojas. El café también tiene niveles más altos de cafeína ya que consumimos todo el grano. Para el té, las hojas se desechan junto con una porción significativa de la cafeína que se produce de forma natural.

En general, una taza de café de 225 grs. tiene entre 90 y 100 miligramos de cafeína. Algunos tostados ​​más fuertes pueden contener niveles más altos de cafeína. Los tés verdaderos, como el té negro y el té verde, tienen cantidades variables de cafeína. Como regla general, los tés más fuertes contienen alrededor de 70 a 90 miligramos de cafeína. El té negro y el té verde matcha tienden a ser los tés más fuertes. Algunos tés, como las tisanas, no contienen cafeína.

Aunque el café contiene más cafeína que el té, el té tiene otros compuestos químicos que aumentan la atención y el enfoque. Muchos tés, incluidos los verdaderos, contienen un aminoácido conocido como l-teanina. Este aminoácido ayuda a aumentar el estado de alerta, pero entrega la energía más suavemente que el café. Esto significa que usted obtiene un impulso adicional sin los picos de azúcar en la sangre y las caídas que experimenta cuando toma café.

La L-teanina también ayuda a disminuir la absorción de cafeína en el torrente sanguíneo. Esto significa que tendrás menos sentimientos nerviosos. Este aminoácido estimula los neurotransmisores conocidos como GABA, que ayuda a disminuir la ansiedad. El resultado es un estado de alerta más suave y tranquilo que la sacudida que proporciona el café. La combinación de l-teanina y niveles moderados de cafeína ayuda a reducir los síntomas de la abstinencia de cafeína entre las bebidas.

Ganador: Té

El café se lleva el premio cuando se trata de contenido de cafeína. Sin embargo, el té proporciona un aumento de energía que es más relajado y tiene menos efectos secundarios.

Gusto café vs. té

Puede parecer que no es importante cubrir el sabor al decidir qué bebida es más saludable. No importa cuán saludable sea una bebida si odias el sabor y nunca quieres tomarla. Obtener los beneficios para la salud del café o el té significa consumir cada bebida de manera regular y constante. Esto se vuelve exponencialmente más fácil cuando amas el sabor de tu bebida elegida.

En general, el café tiende a ser más amargo y fuerte que el té. El café es más ácido resultando en sabores audaces, astringentes. Estos sabores y perfiles químicos fuertes significan que el café puede ser áspero para su estómago, especialmente cuando se consume en cantidades excesivas.



El té ofrece miles de sabores según la variedad y el lugar donde se cultiva. El té real, o té verdadero, consiste únicamente en té verde, té negro, té blanco y té oolong. Todos los demás tipos se consideran tisanas herbales y no provienen de la planta de té, Camellia sinensis. El té negro y el té oolong cuentan con los sabores más fuertes, con opciones que van desde lo terroso y de nuez a lo afrutado y cítrico. El té verde tiende a tener un sabor vegetal tostado, mientras que el té blanco es más floral.

Ganador: depende

El gusto realmente se reduce a la preferencia individual. Una persona puede disfrutar del delicado perfil de sabor de las hierbas florales, mientras que otra persona puede preferir los sabores de tabaco de las cervezas más fuertes. El té parece ser el claro favorito, ya que ofrece una variedad mucho más amplia de sabores. Por otro lado, si prefieres sabores ricos, maltosos y fuertes, entonces el café se lleva la torta. Sea cual sea la bebida que elija, asegúrese de evitar agregar edulcorantes y azúcares artificiales, que pueden convertir estas bebidas saludables en pesadillas llenas de calorías.

Beneficios para la salud del café vs. té

Los bebedores de café y los bebedores de té afirmarán que su bebida favorita es la más saludable. Cuando se llega a esto, los estudios han demostrado que ambas bebidas ofrecen importantes beneficios para la salud.

Beneficios para la salud del café

Previene la diabetes tipo 2

Tomar café todos los días puede ayudar a prevenir enfermedades graves como la diabetes tipo 2. Los científicos realizaron un metanálisis de casi 20 estudios para examinar por qué los bebedores de café tienen un riesgo significativamente menor de diabetes. Los investigadores creen que el contenido de cafeína del café ayuda a inhibir la resistencia a la insulina. El análisis mostró que por cada taza de café consumida, los participantes demostraron un 7% menos de probabilidades de desarrollar diabetes (1).

Aumenta el rendimiento físico

La cafeína eleva los niveles de epinefrina o adrenalina en la sangre. Eso significa que tiene niveles más altos de energía y tiempos de respuesta más rápidos cuando se trata de actividad física. Los estudios han demostrado que la cafeína puede aumentar el rendimiento físico en un 12% en promedio. Este beneficio es particularmente útil para ejercicios de resistencia donde los niveles más altos de adrenalina ayudan a atravesar largos períodos de actividad sostenida (2).

Contiene nutrientes esenciales

El café contiene vitaminas B de origen natural y compuestos como el manganeso y el potasio. Estos nutrientes ayudan a apoyar las funciones de los órganos y combaten los resfriados y los virus. De hecho, el café contiene 11% de la cantidad diaria recomendada de vitaminas b. Solo un par de tazas de café y estará listo para consumir las cantidades adecuadas de vitaminas y nutrientes.

Beneficios para la salud del té

Previene el cancer

Uno de los beneficios para la salud más potentes del té es su capacidad para prevenir e incluso matar ciertas células cancerosas. La investigación ha demostrado un vínculo entre el té y la prevención del daño oxidativo, que conduce al cáncer (3). El té está lleno de antioxidantes que ayudan a eliminar los radicales libres y previenen el estrés oxidativo que puede causar cáncer de hígado y de mama. El Instituto Nacional del Cáncer enumera varios ensayos clínicos y estudios epidemiológicos que apoyan la capacidad del té para prevenir y combatir el cáncer (4).

Pérdida de peso

El té verde, junto con muchos otros tés, tiene la capacidad de acelerar el metabolismo y aumentar la pérdida de grasa. Un estudio encontró que el consumo de cuatro tazas de té por día resultó en una disminución significativa en el peso corporal y la circunferencia de la cintura durante un período de 8 semanas. Los investigadores creen que el antioxidante EGCG es responsable de estos beneficios de pérdida de peso. El EGCG trabaja para acelerar la oxidación de la grasa, lo que permite que el hígado queme y elimine la grasa de manera más eficiente (5).

Protege la función cerebral

Los bebedores regulares de té tienen un menor riesgo de desarrollar enfermedades neurológicas como el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson. Un estudio publicado en Phytomedicine descubrió que el consumo regular de té verde aumenta el recuerdo y la retención de la memoria, así como la cognición (6).

Previene enfermedades del corazón

Los estudios han demostrado que el té puede ayudar a reducir el colesterol LDL o el colesterol malo que puede causar una enfermedad cardiovascular grave. Algunos tés también pueden ayudar a disminuir la presión arterial alta y mejorar la circulación sanguínea, disminuyendo la posibilidad de coágulos de sangre y ataques cardíacos. Los expertos dicen de tres a seis tazas de té todos los días pueden ayudar a regular la presión arterial y prevenir problemas cardíacos (7).

Mejora tu salud con café y té

Cuando se trata de eso, el té y el café ofrecen beneficios para la salud. Al final, la elección es suya y dependerá en gran medida del gusto y los resultados deseados. Si está intentando reducir su consumo de cafeína, el té es una excelente opción. Esto se debe a que puede tomar varias tazas a lo largo del día y aún así no consumir tanta cafeína como una o dos tazas de café.

Eso no significa que tenga que abandonarlo si el café es clave para comenzar su mañana. Ambas bebidas son opciones saludables cuando buscas un aumento de energía. Solo recuerde limitar su consumo de café a una o dos tazas por día para evitar efectos secundarios. Para el té, puede tomar de 4 a 5 tazas por día sin efectos secundarios negativos de la cafeína.

El té de hojas sueltas contiene mayores cantidades de antioxidantes y compuestos biológicos que son responsables de los beneficios para la salud. Esto se debe a que las bolsas de té a menudo contienen hojas rotas, polvo y desperdicios como medidas de ahorro para los fabricantes. Siempre trate de usar té de hojas sueltas en lugar de bolsas de té para obtener mejores resultados. Si debe usar bolsas de té, busque sobres grandes que permitan que las hojas se expandan y se infundan completamente.

Artículo original en inglés

Fuentes:

1. https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/fullarticle/773949

2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15657469/

3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1850635/

4. https://www.cancer.gov/about-cancer/causes-prevention/risk/diet/tea-fact-sheet

5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3908530/

6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28899506

7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3123419/

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico