Contaminación

La agonía de Nigeria deja pequeño el derrame de petróleo del Golfo. Los EE.UU. y Europa lo ignoran

El desastre causado por el Deepwater Horizon (Aguas Profundas Horizonte) ha copado los titulares en todo el mundo, pero la gente que vive en el delta del Níger han tenido que vivir con catástrofes ambientales durante décadas. El nivel de la contaminación es alucinante. La agencia nacional de detección de derrames de petróleo y de respuesta del gobierno (NOSDRA) dice que entre 1976 y 1996, más de 2,4 millones de barriles contaminaron el medio ambiente. "Los derrames de petróleo y el vertido de aceite en los canales ha sido extensivo, a menudo contaminando el agua potable y destruyendo la vegetación. Estos incidentes se han vuelto comunes debido a la falta de leyes y medidas para la ejecución de estas en el régimen político existente", dijo un portavoz de NOSDRA.

Por John Vidal

El desastre causado por el Deepwater Horizon (Aguas Profundas Horizonte) ha copado los titulares en todo el mundo, pero la gente que vive en el delta del Níger han tenido que vivir con catástrofes ambientales durante décadas. El nivel de la contaminación es alucinante. La agencia nacional de detección de derrames de petróleo y de respuesta del gobierno (NOSDRA) dice que entre 1976 y 1996, más de 2,4 millones de barriles contaminaron el medio ambiente. "Los derrames de petróleo y el vertido de aceite en los canales ha sido extensivo, a menudo contaminando el agua potable y destruyendo la vegetación. Estos incidentes se han vuelto comunes debido a la falta de leyes y medidas para la ejecución de estas en el régimen político existente", dijo un portavoz de NOSDRA.


Llegamos al borde del derrame de petróleo cerca de la aldea nigeriana de Otuegwe después de una larga caminata a través de plantaciones de yuca. Delante nuestra se encuentran zonas pantanosas. Nos adentramos en el agua tropical y caliente y comenzamos a nadar, manteniendo cámaras y computadoras portátiles por encima de nuestras cabezas. Podríamos oler el aceite mucho antes de verlo, el hedor a gasolinera y a vegetación en descomposición está densamente suspendido en el aire.

Cuanto más viajamos, más nauseabundo que sentía. Pronto estábamos nadando en piscinas de crudo nigeriano, el petróleo de mejor calidad en el mundo. Uno de los cientos de tuberías de 40 años que entrecruzan el delta del Níger ha corroído y vertido petróleo durante varios meses.

Bosques y tierras agrícolas se mostraban ahora cubiertas en un brillo grasiento. Pozos de agua potable estaban contaminados y la gente estaba angustiada. Nadie sabía cuánto petróleo había vertido. "Hemos perdido nuestras redes, chozas y las ollas ," dijo el jefe Promise, líder de la aldea de Otuegwe y nuestro guía. "Aquí es donde pescábamos y críabamos ganado. Hemos perdido nuestro bosque. Le informamos a Shell del derrame en cuestión de días, pero no hicieron nada durante seis meses."

Ese fue el delta del Níger hace unos años, donde, según académicos nigerianos, escritores y grupos ecologistas, las compañías petroleras han actuado con tanta impunidad y despreocupación que gran parte de la región ha sido devastada por vertidos.

De hecho, se derrama más petróeo desde la red de terminales, tuberías, estaciones de bombeo y las plataformas de petróleo del Delta al año que se ha perdido en el Golfo de México, el lugar de una gran catástrofe ecológica causada por el petróleo derramado en una fuga provocada por la explosión que destruyó la plataforma Aguas Profundas Horizon de BP el mes pasado.

Ese desastre, que costó la vida a 11 trabajadores de la plataforma, ha sido noticia en todo el mundo. Por el contrario, poca información emerge acerca de los daños causados en el Delta del Níger. Sin embargo, la destrucción allá nos proporciona una imagen mucho más precisa del precio que tenemos que pagar por la extracción de petróleo en la actualidad.

El 1 de mayo de este año una rotura de tubería de ExxonMobil en el estado de Akwa Ibom derramó más de un millón de galones en el Delta durante siete días antes de que la fuga fuera detenida. La población local se manifestó contra la empresa, pero dicen que fueron atacados por guardias de seguridad. Los líderes comunitarios exigen ahora 1 billón de dólares en compensación por enfermedades y la pérdida de medios de vida que sufrieron. Pocos esperan que tengan éxito. Mientras tanto, las bolas de alquitrán espeso están siendo limpiadas a lo largo de la costa.

A pocos días del derrame de Ibeno, miles de barriles de petróleo fueron derramados al ser atacado el cercano oleoducto Trans Níger Shell por rebeldes. Pocos días después de esto, se encontró una gran capa negra flotando en el lago Adibawa en el estado de Bayelsa y otra en Ogoniland. "Nos enfrentamos con interminables derrames de oleoductos oxidadas, algunos de los cuales tienen 40 años", dijo Bonny Otavie, un diputado de Bayelsa.

Este aspecto fue corroborado por Williams Mkpa, un líder comunitario, en Ibeno: "Las compañías petroleras no valoran nuestra vida: quieren que muramos todos. En los últimos dos años, hemos experimentado 10 derrames de petróleo y los pescadores ya no pueden mantener a sus familias. No es soportable".


Con 606 campos de petróleo, el delta del Níger suministra el 40% del total de las importaciones de crudo de Estados Unidos y es la capital mundial de contaminación por hidrocarburos. La esperanza de vida en sus comunidades rurales, la mitad de los cuales no tienen acceso al agua potable, se ha reducido a poco más de 40 años en las últimas dos generaciones. Los habitantes de la zona culpan al petróleo que contamina sus tierras. Apenas puedo creer que el contraste con las medidas adoptadas por BP y el gobierno de EE.UU. para tratar de detener la fuga de petróleo del Golfo y proteger la costa de Luisiana de la contaminación.

"Si este accidente del Golfo hubiera ocurrido en Nigeria, ni el gobierno ni la empresa habrían prestado mucha atención", dijo el escritor Ben Ikari, un miembro del pueblo ogoni. "Este tipo de derrame ocurre todo el tiempo en el Delta."

"Las compañías petroleras simplemente no hacen caso. A los legisladores no les importa y la gente debe vivir con la contaminación a diario. La situación es ahora peor que hace 30 años. Nada está cambiando. Cuando veo a los esfuerzos que se están realizando en los EE.UU. siento mucha tristeza por la doble moral. Lo que hacen en los EE.UU. o en Europa es muy diferente ".

"Vemos los frenéticos esfuerzos realizados para detener el derrame en los EE.UU.", dijo Nnimo Bassey, directora nigeriana de Amigos de la Tierra Internacional. "Sin embargo, en Nigeria, las compañías petroleras en gran medida ignoran sus derrames, los encubren y destruyen los medios de vida de la gente y el medio ambiente. El derrame del Golfo puede ser visto como una metáfora de lo que está sucediendo a diario en los campos petrolíferos de Nigeria y otras partes de África.

"Esto lleva ocurriendo por 50 años en Nigeria. La gente depende por completo del medio ambiente para su agua potable y para la agricultura y la pesca. Ellos se sorprenden de que el presidente de los EE.UU. pueda hacer discursos todos los días, ya que en Nigeria la gente ni solloza", dijo.

Es imposible saber cuánto petróleo se derrama en el Delta del Níger cada año porque las empresas y el gobierno lo mantienen en secreto. Sin embargo, dos importantes investigaciones independientes en los últimos cuatro años indican se ha derramado en el mar, pantanos y tierra cada año tanto como se ha perdido en el Golfo de México hasta ahora.

Un informe, elaborado por WWF Reino Unido, la Unión Mundial para la Naturaleza y los representantes del gobierno federal de Nigeria y la Fundación para la Conservación de Nigeria, calcularon en el 2006 que en el último medio siglo fueron derramadas en el Delta hasta 1,5 millones de toneladas de petróleo – 50 veces la contaminación provocada en la catástrofe del petrolero Exxon Valdez en Alaska. El año pasado, Amnistía calculó que el equivalente de al menos 9 millones de barriles de petróleo se derramaron y acusó a las compañías petroleras de un atentado de los derechos humanos.

Según las cifras del gobierno federal de Nigeria, hubo más de 7.000 derrames entre 1970 y 2000, y hay 2.000 zonas principales de vertidos oficiales, muchos desde hace décadas, con miles de otras más pequeños que todavía esperan ser limpiadas. Sólo contra Shell se han denunciado más de 1.000 casos de derrames.

El mes pasado, Shell admitió haber derramado 14.000 toneladas de petróleo en 2009. La mayoría, dijo la compañía, se derramó en dos incidentes – uno en el que la empresa afirma que los ladrones dañaron una boca de pozo en su campo Odidi y otro donde los milicianos bombardearon el oleoducto Trans Escravos.

Shell, que trabaja en asociación con el gobierno nigeriano en el Delta, dice que el 98% de todos sus vertidos de petróleo son causados por vandalismo, robo o sabotaje por parte de militantes y sólo una cantidad mínima por el deterioro de la infraestructura. "Hemos tenido 132 derrames el año pasado, frente a 175 en promedio. Válvulas de seguridad fueron destrozadas, una tubería tenía 300 tomas ilegales. En una se encontraron cinco artefactos explosivos. A veces las comunidades no nos dan acceso a limpiar el derrame porque pueden hacer más dinero con la indemnización ", dijo un portavoz.

"Tenemos un equipo de respuesta a los derrames de petróleo a tiempo completo. El año pasado sustituimos 197 millas de tubería y estamos utilizando todos los medios conocidos para eliminar la contaminación, incluidos microbios. Tenemos el compromiso de limpiar cualquier derrame tan rápido como sea posible en el momento y cualquiera que sea la razón por la que ocurran."

Estas afirmaciones son muy discutidas por las comunidades y los grupos defensores del medio ambiente. Estos culpan principalmente a la oxidada gran red de tuberías y tanques de almacenamiento, corroidos gasoductos, estaciones de bombeo semi-abandonadas y las cabezas de pozo viejas, así como a los buques tanque y a los barcos de limpieza de esos tanques.

El nivel de la contaminación es alucinante. La agencia nacional de detección de derrames de petróleo y de respuesta del gobierno (NOSDRA) dice que entre 1976 y 1996, más de 2,4 millones de barriles contaminaron el medio ambiente. "Los derrames de petróleo y el vertido de aceite en los canales ha sido extensivo, a menudo contaminando el agua potable y destruyendo la vegetación. Estos incidentes se han vuelto comunes debido a la falta de leyes y medidas para la ejecución de estas en el régimen político existente", dijo un portavoz de NOSDRA.

El sentimiento de indignación es general. "Hay más de 300 derrames, mayores y menores al año", dijo Bassey. "Esto pasa a lo largo de todo el año. Todo el medio ambiente está devastado. Las últimas revelaciones muestran la enorme diferencia en la respuesta a derrames de petróleo. En Nigeria, tanto las empresas como el gobierno han llegado a tratar un extraordinario número de mareas negras como algo normal".

Un portavoz de la Red Democracia Accionista en Lagos, que trabaja para empoderar a aquellos de comunidades afectadas por las actividades de las compañías petroleras, dijo: "La respuesta al derrame en los Estados Unidos debería servir como recordatorio firme de hasta qué punto la gestión de derrames en Nigeria se ha desviado de la norma internacional. "

Otras voces de protesta apuntan que el mundo ha pasado por alto la magnitud del impacto ambiental. Activista Ben Amunwa, del observatorio petrolero con sede en Londres Platform, dijo: "el Deepwater Horizon puede haber excedido el Exxon Valdez, pero en pocos años los vertidos en alta mar en Nigeria en cuatro puntos empequeñecieron la magnitud de la catástrofe del Exxon Valdez por mucho. Las estimaciones ponen a los vertidos en el Delta del Níger entre los peores del planeta, pero no se incluye el petróleo de las aguas residuales y el venteo de gas (quema de excesos de gas). Empresas como Shell siguen evitando el control independiente y mantienen datos clave bajo secreto."

Lo peor puede estar por venir. Fuentes de la empreasa, que pidieron no ser identificadas, expresaron: "es probable que aumenten los derrames grandes en los próximos años ya que la industria se esfuerza por extraer petróleo de tierras cada vez más remotas y difíciles. Futuros suministros procederán de alta mar, más profundo y más difícil de trabajar. Cuando las cosas salgan mal, será más difícil responder."

Judith Kimerling, un profesor de derecho y política en la City University de Nueva York y autor de "Crudo Amazónico", un libro sobre la explotación petrolera en Ecuador, dijo: "Los derrames, fugas y vertidos voluntarios están ocurriendo en campos petrolíferos de todo el mundo y a muy poca gente parece importarle ".

Hay una sensación abrumadora de que las grandes compañías petroleras actúan como si estuvieran fuera de la ley. Bassey dijo: "Lo que se deduce del incidente de contaminación del Golfo de México es que las compañías petroleras están fuera de control".

"Está claro que BP ha estado bloqueando una legislación progresista, tanto en los EE.UU. como aquí. En Nigeria han estado viviendo por encima de la ley. Ellos son ahora claramente un peligro para el planeta. El riesgo de que esto ocurra una y otra vez es muy alto. Deben ser llevados a la corte internacional de justicia". www.ecoportal.net

John Vidal (editor de medio ambiente de The Observer)- Traducido: Zor Ekologikoa- Ekologiastak Martxan . – 30 de mayo 2010 – Zor Ekologiko Batzordea – Ekologistak Martxan -Pilota Kalea 5 – 48005 Bilbo – www.ekologistakmartxan.org

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

PROMOS ECOPORTAL – NATURA

Posts más compartidos