Desarrollo Sustentable TEMAS

¿Qué tan amigables serían los autos voladores?

Representación artística de un automóvil volador, conocido formalmente como un "avión eléctrico de despegue y aterrizaje vertical". Crédito: Dave Brenner, Escuela de Medio Ambiente y Sustentabilidad de la Universidad de Michigan.
Compártelo en tus redes

Los autos eléctricos voladores tendrían menos emisiones en viajes largos que los vehículos eléctricos estándar.

Los autos voladores pueden sonar como algo salido de una película de ciencia ficción, pero podrían ayudar a combatir el cambio climático, según un nuevo estudio.

La NASA y varias compañías, entre ellas Boeing Co. y Airbus SE, están compitiendo para desarrollar versiones eléctricas de autos voladores. La tecnología está a aproximadamente cinco años de la demostración y a 10 años del despliegue.

De acuerdo con el estudio de la Universidad de Michigan y Ford Motor Co., una vez que se conviertan en realidad, los automóviles eléctricos voladores producirán muchas menos emisiones de gases de efecto invernadero que los automóviles tradicionales en ciertas aplicaciones.

En particular, los autos eléctricos voladores serán una opción mucho más sostenible cuando estén completamente llenos de pasajeros y cuando viajen largas distancias, según el estudio, que fue publicado el martes en la revista Nature Communications.


El diseño de los coches eléctricos voladores, conocidos formalmente como aviones de despegue y aterrizaje verticales eléctricos o VTOL, varía ampliamente según la compañía. Pero en general, se parecen a un cruce entre un automóvil y un avión con dos o más hélices eléctricas. Algunos pueden volar hasta velocidades de 150 mph.

Usando datos públicos disponibles de las compañías, los investigadores compararon el uso de energía y las emisiones de los autos eléctricos voladores con los autos tradicionales. Descubrieron que los autos eléctricos voladores tendrían un 35% menos de emisiones de gases de efecto invernadero que los autos tradicionales cuando transportan un piloto por 100 kilómetros, o aproximadamente 62 millas.

Los coches eléctricos voladores se desempeñaron mejor cuando estaban completamente cargados con un piloto y tres pasajeros para un viaje de la misma distancia. En ese escenario, tendrían un 52% menos de emisiones de gases de efecto invernadero que los automóviles tradicionales.

Aun así, a los autos eléctricos voladores les fue peor en comparación con los vehículos con batería eléctrica. Tendrían un 38% más de emisiones de gases de efecto invernadero que los vehículos eléctricos cuando llevan un piloto, y solo un 6% más bajas que los vehículos eléctricos cuando llevan un piloto y tres pasajeros.

En términos de eficiencia, los investigadores descubrieron que los coches eléctricos que vuelan utilizan una energía significativa para despegar y aterrizar, pero son muy eficientes cuando se cruzan. Eso significa que son más eficientes en general en viajes más largos.

Gregory Keoleian, coautor del estudio y director del Centro de Sistemas Sostenibles de la Universidad de Michigan, dijo que creció viendo “The Jetsons”, la comedia animada que describe un futuro con elaborados artículos e invenciones.

“Crecí viendo ‘The Jetsons’, y pensar que 50 años después hicimos un análisis de la tecnología es bastante emocionante”, dijo.



Keoleian dijo que su equipo llegó a la conclusión de que la mejor aplicación de los autos eléctricos voladores sería un servicio de taxi aéreo que transportara a múltiples pasajeros en largas distancias. Dicho servicio podría reemplazar los viajes en automóvil en áreas con gran congestión o rutas tortuosas.

Como ejemplo, Keoleian citó el viaje en automóvil de Detroit a Cleveland. Además de los cuellos de botella, la ruta cuenta con un camino sinuoso alrededor del lago Erie.

En última instancia, Keoleian dijo que las nuevas tecnologías, como los autos eléctricos voladores, podrían ayudar a descarbonizar el sector del transporte, que recientemente superó al sector energético como la mayor fuente de emisiones de calentamiento del planeta.

“Estamos en un mundo con restricciones de carbono”, dijo. “Tenemos que asegurarnos de que las inversiones y las políticas fomenten las vías más rápidas hacia la eficiencia y las emisiones de carbono más bajas. Por eso me emociona estudiar una tecnología como esta”.

Por Maxine Joselow

Artículo en ingléswww.eenews.net.

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico