Abono casero para estimular la floración

Aplica este abono casero para estimular la floración de tus plantes. Este fertilizante para flores es el mejor abono casero orgánico y natural para nuestras plantas del huerto urbano, huerta o jardín.

Este es un fertilizante líquido de liberación rápida que ayudará al crecimiento de plantas y flores como las orquídeas, geranios, anturios, cuna de moisés, buganbilia, jazmín… te servirá todo tipo de plantas.

Contiene todos los nutrientes esenciales, fósforo, potasio y magnesio, para estimular a la planta a que entre en floración. Desde las primeras aplicaciones lograremos resultados.

Preparación del abono casero

  • Ten listo 1 litro de agua bien caliente, casi hervida en un recipiente.
  • Agregarás cáscaras de plátano (bananas) lo más maduras posibles (oscuras) que cortarás en trozos. Ellas aportarán a tu abono casero el potasio, calcio y magnesio necesarios para hacer florecer tus plantas.
  • Suma a la mezcla un puñado de arroz blanco que liberará su almidón en el agua. Para ayudar al proceso, remueve bien con una cuchara.
  • El último ingrediente es la avena que tienes en casa, agrega una cucharada. Si consigues de descarte cascarilla de avena, es muy útil también. Es rica en fósforo, potasio y magnesio.
  • Tapar el recipiente y dejar enfriar.
  • Por último filtramos y a este litro de concentrado de nutrientes lo diluimos con 1.5L de agua más, también sin cloro y oxigenada.
  • Y así ya tenemos el abono casero líquido para plantas florales listo para usar. Aplicarás un chorro por planta, con la tierra previamente húmeda de riegos anteriores. No hace falta demasiado, es muy rendidor.
  • El momento ideal de aplicación es al atardecer.

Bonus para el cuidado de tus florales en maceta

Utiliza un buen sustrato acorde a la especie que estés cultivando.

No dejes platos encharcados con agua debajo de las macetas que puedan “ahogar” a las raíces.

Transplanta cada vez que sea necesario para que la planta tenga lugar para continuar su desarrollo y que no asomen sus raíces por ningún lado.

Riega con agua sin cloro, para lograrlo, deja un balde o botellas destapadas con agua toda la noche para que se evapore este elemento. En lo posible que el agua esté oxigenada para que la flora microbiana benéfica se desarrolle mejor., simplemente agita enérgicamente con una cuchara u otro elemento el agua y riega inmediatamente.

Ecoportal.net

Con información de: https://www.youtube.com/@HuertoAdictos

Recibir Notificaciones OK No gracias