Dolor de cuello
ECONCIENCIA Vida Consciente

10 formas de reducir el dolor de cuello y hombros en casa

Todo el mundo experimenta dolor de cuello y hombros de vez en cuando. El estrés, la falta de ejercicio y la mala postura se suman, dejándote con los músculos rígidos y tensos. Afortunadamente, hay cosas en casa que puede hacer para reducir su malestar. Consulte esta lista de diez cosas sencillas que le ayudarán a disminuir el dolor de cuello y hombros.

¿QUÉ ES LA INFLAMACIÓN?

La inflamación es la forma que tiene su cuerpo de hacerle saber que hay un problema. Le indica a su sistema inmunológico que debe comenzar a combatir una infección o curar una lesión. El comienzo del dolor es siempre la inflamación. No importa si su dolor es agudo, adolorido, sordo, ardoroso, punzante u hormigueante, todo dolor proviene de la inflamación.

La mejor manera de reducir el dolor de cuello y hombros es averiguar:

¿Qué está causando la lesión en el cuello y los hombros?

Cómo reducir la inflamación asociada con esa lesión

10 MEJORES FORMAS DE DISMINUIR EL DOLOR DE CUELLO Y HOMBROS EN CASA

1 – YOGA

El yoga enfatiza las técnicas de relajación basadas en ejercicios de cuerpo y mente. Puede ayudar a aliviar el estrés y la tensión en los músculos mediante posturas de estiramiento y fortalecimiento. Practicar yoga es una excelente manera de disminuir el dolor de cuello existente y aliviar el estrés en su mente para que pueda relajarse.

2 – EJERCICIOS DE ESTIRAMIENTO

Al igual que el yoga, el estiramiento ayuda a aliviar la rigidez y el dolor en los músculos del cuello y los hombros. El estiramiento lleva unos minutos, pero los beneficios durarán horas. Aquí hay tres estiramientos básicos que puede hacer en casa. Pruebe estos estiramientos un par de veces al día para maximizar los beneficios.

.ROLLOS DE HOMBROS Y CUELLO

Siéntese en el suelo con las manos sobre las rodillas. Asegúrese de estar sentado con la espalda recta y los hombros relajados. Baje la barbilla hacia el pecho y luego gire suavemente la cabeza hacia la derecha hasta que la oreja toque su hombro. Luego, extienda una mano sobre su cabeza y estírela suavemente. Luego, con la otra mano, empuje suavemente el hombro en la otra dirección.

.ESTIRAMIENTO CRUZADO

Párese derecho y coloque suavemente su brazo sobre su cuerpo hasta que haya un suave estiramiento. Use su otro brazo para sostener este brazo. Sostenga por un minuto, respire profundamente y exhale. Luego cambia de brazo y haz lo mismo.

.ESTIRAMIENTO DE FLEXIÓN HACIA ADELANTE

Siéntese en el suelo con las piernas estiradas frente a usted. Inclínese lentamente hacia adelante y doble su cuerpo hacia sus piernas hasta que pueda sostener los talones en la palma de su mano. Tu pecho debe tocar tus rodillas o al menos acercarse bastante. Baje suavemente la barbilla para que quede pegada al pecho. Cuente hasta tres y vuelva lentamente a su posición original.

3 – DESCANSO

El descanso presenta un desafío único para muchas personas. Es difícil detenerse en medio de su apretada agenda para descansar. Sin embargo, el descanso puede ser una forma sencilla pero eficaz de aliviar el dolor de cuello y hombros.

REPOSO EN CAMA

Si el dolor en el cuello y los hombros es insoportable, intente reposo en cama total durante uno o dos días. Asegúrese de mantener la curva natural de su giro mientras está en la cama con el cuello en una posición cómoda. Si está boca arriba, coloque una almohada debajo de las rodillas para reducir la tensión en la espalda. No mire televisión ni lea con la cabeza erguida; en su lugar, siéntese o descanse sobre varias almohadas para que sus hombros y cuello se sientan relajados.

DESCANSO DIARIO

Si no puede permitirse el tiempo para un reposo completo en cama, intente tomar un descanso cada tarde de su trabajo y otras actividades para un tiempo de descanso de 20 minutos. Puede sentarse en un sofá con los pies apoyados o recostarse en la cama, lo que mejor le funcione para relajar el cuello y los hombros. No conteste su teléfono ni mire los correos electrónicos. Solo concéntrate en relajarte. Si le ayuda, escuche música tranquila o beba una taza de té de hierbas. Antes de que se dé cuenta, se sentirá más relajado y con menos dolor.

4 – HIELO

Aplicar hielo en el hombro y el cuello puede ayudar a aliviar el dolor. Intente aplicar hielo en estas áreas durante 20 minutos cada pocas horas durante los primeros días de la lesión. El hielo aliviará el dolor y ayudará a que los músculos alrededor del área se relajen para reducir la tensión.

5 – CALOR

Como el hielo, el calor es un analgésico natural eficaz. El calor estimula el flujo sanguíneo y relaja los músculos tensos. Intente usar estas diferentes terapias de calor durante varias semanas para ver si funcionan para aliviar el dolor de cuello y hombros.

-Toalla caliente envuelta en el cuello y los hombros (asegúrese de que no esté demasiado caliente)

-Almohadilla térmica (colóquela en el área dolorida durante 20” cada hora)

-Sauna o jacuzzi (permanezca en el lugar cálido durante al menos 20 minutos)

-Baño tibio con sales de Epsom (sumérjase en la bañera durante 15 a 20 minutos)

6 – DIETA ANTIINFLAMATORIA

Si siente que siempre está luchando contra el dolor de cuello y hombros, es posible que tenga un problema inflamatorio. La comida es un poderoso remedio antiinflamatorio. Los estudios demuestran que comer alimentos como los que se encuentran en una dieta mediterránea puede aliviar el dolor de los síntomas de la artritis reumatoide. Consumir una dieta rica en verduras, frutas, frutos secos, semillas y pescado azul es más saludable que comer alimentos procesados ​​y cereales refinados. Incluso un pequeño cambio en su dieta ayuda a reducir la inflamación.

Una dieta antiinflamatoria relaja la respuesta de su sistema inmunológico, dando a su cuerpo un descanso de la inflamación. Hay algunos alimentos que aumentan la inflamación en su cuerpo.

ALIMENTOS INFLAMATORIOS PARA EVITAR:

  • -Bebidas gaseosas y azucaradas (incluso algunas sodas tienen azúcar)
  • -Comida frita
  • -Carbohidratos refinados como arroz blanco y pan, y productos horneados
  • -Carnes rojas y carnes procesadas
  • -Manteca, manteca vegetal y margarina
  • -El gluten causa inflamación en algunas personas
  • -Alcohol

ALIMENTOS ANTIINFLAMATORIOS PARA AGREGAR A SU DIETA:

  • -Tomates: estas son plantas de solanáceas pero no causan inflamación
  • -Aceite de oliva virgen extra: asegúrese de comprar un aceite de oliva de buena calidad
  • -Pescados grasos: salmón, caballa, sardinas
  • -Nueces y semillas
  • -Arándanos
  • -Avena: asegúrese de que esté cruda
  • -Jengibre
  • -Té verde
  • -Chocolate negro
  • -Cúrcuma
  • -Remolachas rojas
  • -Frijoles negros

7 – HIDRATAR

¿Sabías que mantenerse hidratado evita la inflamación? Beber mucha agua acumula líquido sinovial, o en ocasiones llamado líquido articular, entre las articulaciones. El líquido de las articulaciones amortigua los extremos de los huesos para que haya menos fricción. La hidratación adecuada reduce la inflamación al mantener el buen funcionamiento del cartílago amortiguador.

8 – MASAJE

Recibir un masaje es justo lo que recetó el médico para los músculos adoloridos alrededor del cuello y los hombros. El masaje consiste en frotar, presionar y manipular los músculos, tendones y ligamentos. Hay diferentes tipos de masajes, incluidos:

Masaje sueco: este suave masaje utiliza movimientos de amasado más largos y movimientos circulares profundos para relajarse.

Masaje profundo: esta técnica es más lenta y contundente para llegar a las capas más profundas de sus músculos y tejidos.

Masaje deportivo: similar al masaje sueco, pero se usa para personas que practican deportes para tratar y prevenir lesiones.

Masaje de puntos gatillo: este tipo de masaje actúa sobre las fibras musculares tensas que se acumulan en los músculos en áreas con exceso de trabajo o lesionadas.

Acuda siempre a un masajista capacitado. Puede terminar con más dolor si la persona no está entrenada correctamente. Programe un masaje una vez a la semana hasta que no sienta dolor, luego continúe con los masajes de mantenimiento para evitar que el dolor regrese.

9 – CORRIGE TU POSTURA

Tu mamá sabía mejor cuando te dijo que te pusieras de pie. La postura correcta rectifica el dolor de cuello y músculos. Agacharse o inclinarse hacia adelante ejerce una presión indebida sobre el cuello y los hombros. Mírese en el espejo para ver si está de pie correctamente. Te sorprenderá lo fácil que es desarrollar malos hábitos posturales. Pídale a su familia o un amigo que le diga cuando se encorva o le pregunte a su mamá, ella le dirá.

10 – LIMITE EL TIEMPO DE PANTALLA DE LA COMPUTADORA

Levántese y camine por su casa durante unos minutos. Haga un par de estiramientos o salga a caminar a paso ligero alrededor de la cuadra. Romper su tiempo en la computadora le da a sus músculos un descanso para que puedan descansar y recuperarse. Es posible que deba cambiar su espacio de trabajo para encontrar un nuevo escritorio o silla. Los escritorios de pie han ganado popularidad porque ayudan a aliviar el dolor de hombros y cuello, y son más saludables para ti que estar sentado todo el día. Las sillas de escritorio ergonómicas están diseñadas para reducir la tensión en el cuello o los hombros.

PENSAMIENTOS FINALES: ¿QUÉ PASA SI EL DOLOR DE CUELLO Y HOMBROS NO MEJORA?

Entonces, ¿qué sucede si intenta mejorar el dolor de cuello y hombros en casa con pocas mejoras? Aquí hay dos pasos siguientes.

VER A UN QUIROPRÁCTICO

Los quiroprácticos manipulan su espalda para que su columna esté alineada correctamente. Estas manipulaciones estimulan el flujo sanguíneo y liberan la tensión en sus músculos y áreas nerviosas. Una vez que su columna está alineada, mejora la función de su cuerpo y el movimiento de su columna. Un quiropráctico capacitado puede encontrar formas de ajustar el cuello y los hombros para aliviar el dolor y la tensión en esas áreas.

FISIOTERAPEUTA

Un fisioterapeuta trabajará para mejorar las áreas de debilidad o rigidez alrededor de su cuello y hombros, que podrían estar causando dolor. Tratarán las áreas con ejercicios de bajo impacto, ejercicios de fortalecimiento y ejercicios para aliviar el dolor. Normalmente te dan deberes: ejercicios y estiramientos para que los hagas en casa. La fuerza de los fisioterapeutas es llegar a la fuente de su dolor.

Los dolores de cuello y hombros son distracciones que interrumpen su vida. Lo mejor es encontrar remedios caseros naturales para prevenir y tratar el dolor de cuello y hombros. Con suerte, estas 10 sugerencias ayudarán a disminuir su dolor de cuello y hombros para ayudarlo a volver a sentirse mejor y a estar más saludable.

Artículo en inglés

Acerca del Autor

Jennifer Hache

Jennifer ha sido escritora independiente durante varios años. Le encanta escribir, así como en la industria del bienestar animal. Jennifer vive en el área de Washington, DC con su esposo y un perro llamado Sam.

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Jennifer Hache

Jennifer ha sido escritora independiente durante varios años. Le encanta escribir, así como en la...