10 alimentos genéticamente modificados, que ya ni podrías reconocer

5 – Sandías

sandia
Crédito de la foto: hyperallergic.com

Abundan las teorías sobre dónde se originó exactamente la sandía. Los historiadores solo están de acuerdo en que primero creció en algún lugar de África, se extendió al Mediterráneo y más tarde apareció en Europa.

Harry Paris, un horticultor de la Organización de Investigación Agrícola en Israel, ha concluido que el primer ancestro de la sandía se cultivó por primera vez en Egipto hace unos 4.000 años. Esta fruta antigua era dura, amarga y de color verde pálido, muy diferente de la variedad dulce y carnosa de hoy en día.

Entonces, ¿por qué querrían los antiguos egipcios gastar tiempo y energía cultivando algo así?

Paris cree que fueron cultivados simplemente por su agua. Durante la estación seca, las sandías se almacenaban bien y los egipcios podían machacarlas y extraer su contenido de agua. También cree que los egipcios fueron los que comenzaron el proceso de crianza selectiva que finalmente condujo a la sandía tal como la conocemos.