Harina de legumbres una alternativa saludable en la cocina

Las harinas son un ingrediente esencial en la cocina. Hoy te contamos sobre los tipos de harina de legumbres y cómo elaborarlas en casa y utilizarlas en tus recetas.

La harina se encuentra en nuestras cocinas y en muchos de los productos que consumimos sin que nos demos cuenta de la variedad de harinas disponibles y los diferentes usos que se les pueden dar. Desde hacer pan o pasteles hasta cocinar papillas, pastas y salsas, la harina nos ofrece infinitas posibilidades de cocción.

Pero empecemos por el principio: ¿qué es la harina?

En pocas palabras, la harina es un polvo fino que se obtiene moliendo cereales, pseudocereales, legumbres o frutos secos.
Probablemente la forma más conocida sea la primera, que es el polvo que se obtiene de la molienda de cereales como el trigo, el centeno o el maíz, pero ahora cada vez se utilizan más otros tipos de polvo en la preparación de alimentos, elaborando productos industriales y artesanales.

Harina de legumbres

Aunque cuando hablamos de harina solemos pensar en la obtenida de la molienda de cereales, lo cierto es que también se utiliza mucho la harina extraída de legumbres. Algunos ejemplos son las judías verdes, las lentejas y los guisantes.

La ausencia de gluten en la harina de legumbres es uno de los principales motivos de su creciente popularidad en los últimos años, lo que la hace ideal para la dieta de personas celíacas. Pero hay muchas otras razones por las que estas harinas están ganando cada vez más adeptos.

Todos sabemos que las legumbres son uno de los alimentos más completos de nuestra dieta. Ricas en vitamina B y minerales como hierro, magnesio, fibra y proteínas, las legumbres conservan todas sus propiedades nutricionales después de molerse hasta convertirlas en harina.

Harina de garbanzos

La harina de garbanzos tiene un color amarillo claro muy distintivo y una textura muy fina como la harina de arroz.
Al provenir de los garbanzos, tiene un alto contenido de proteínas, alrededor del 20%, lo que la convierte en un alimento básico en las dietas vegetarianas y veganas. Además, no contiene gluten por lo que personas con intolerancia al gluten o celíacos pueden utilizar esta harina sin ningún problema.

Cómo y cuándo utilizar harina de garbanzos para cocinar:

Sus usos en la cocina son diversos: desde masas de tartas, bollería o crepes hasta deliciosas tortitas, falafel o croquetas.
Sin embargo, para hacer pan hay que mezclarlo con otros tipos de harina. Por sus propiedades puede sustituir al huevo en muchas preparaciones. Un ejemplo: una tortilla de patatas vegetariana.

También forma parte de la famosa fainá, una especie de pizza.

Harina de judías verdes (arvejas)

Aún hoy, mucha gente no sabe que las judías verdes son legumbres y no hortalizas. Probablemente esto no suceda mucho en Europa porque estamos muy acostumbrados a comerlas frescas y servirlas con otros platos como guarnición. Sin embargo, en Asia y África las judías se comen secas.

La harina de judías, al igual que la harina de garbanzos, contiene un alto porcentaje de proteínas (23%). Por eso es un ingrediente cada vez más utilizado en dietas carentes de proteína animal. Tampoco contiene gluten y es bajo en carbohidratos (40% en comparación con el 70% del trigo).

Cómo y cuándo utilizar harina de judías verdes para cocinar:

La harina de judías se puede utilizar en recetas para hornear y en preparaciones saladas como hamburguesas vegetarianas, pastas y masas para pasteles.

Harina de lentejas

La harina de lentejas que se obtiene moliendo estos granos tiene un sabor muy suave y agradable. Este polvo es una buena fuente de proteínas.

Al igual que la harina de garbanzos o la harina de judías, la harina de lentejas es ideal para personas que no pueden comer gluten y que siguen una dieta libre de proteínas animales.

Cómo y cuándo utilizar harina de lentejas para cocinar:

Se utiliza habitualmente en masas, como espesante y en recetas como sustituto de productos que contienen ingredientes animales. Por ejemplo, pueden ser tortillas de harina de lentejas o tartas saladas.

harina de legumbres

Cómo elaborar harina de legumbres en tu casa

La harina de legumbres pueden comprarse ya elaboradas en dietéticas o casas naturistas, pero también es posible realizas en casa a partir del grano entero.

Ingredientes:

  • Legumbres secas: 1 kilogramo

Elaboración:

  1. Muele las legumbres en cantidades pequeñas hasta que veas que te ha quedado un polvo fino. Puedes usar un molinillo de café o una trituradora.
  2. Cuela las legumbres con un tamiz fino al menos un par de veces.
  3. Guarda la harina resultante en un recipiente totalmente hermético en la nevera.

Las excelentes propiedades nutritivas de las harinas de legumbres, así como el exquisito sabor que aportan y su gran versatilidad para cualquier receta, explican en buena medida el creciente entusiasmo de los amantes de la buena mesa por este producto.

Ecoportal.net

Con información de: https://www.webconsultas.com/

Recibir Notificaciones OK No gracias