kéfir, lactosa, sistema inmune, recetas
ALIMENTACION Alimento-Estrella

El Kéfir para reforzar tus defensas

Las investigaciones sugieren que el consumo de kéfir puede ser beneficioso para la salud gracias a su contenido de probióticos. ¿Por qué incluir este alimento en la dieta?

En los últimos años, la popularidad del kéfir ha aumentado considerablemente, en especial en las personas que buscan complementos alimentarios para mejorar su salud. Este producto lácteo es parecido al yogur y, debido a su contenido de probióticos, se dice que puede ayudar a reforzar el equilibrio de la microbiota intestinal.

Asimismo, podría ser una buena opción para las personas que sufren intolerancia a la lactosa, ya que durante su proceso de fermentación, la lactosa se convierte en ácido láctico, con lo cual se digiere mucho mejor. A continuación, te contamos más acerca de este alimento y cómo puedes incluirlo en tu alimentación. ¡Toma nota!

¿Qué es el kéfir?

El kéfir es leche de vaca o de cabra fermentada que tiene un característico sabor ácido e intenso debido a que el azúcar ha desaparecido por el efecto de la fermentación. De este modo, el índice de lactosa se reduce, lo que favorece su digestión.

Su contenido de más de 50 especies de bacterias probióticas y levadura, representa interesantes propiedades y beneficios para la salud de quien lo consume. Dentro de estas propiedades se destacan las siguientes:

  • Reducción del riesgo de obesidad.
  • Actividad antioxidante.
  • Antialérgico.
  • Efecto antiinflamatorio.
  • Disminución del colesterol.
  • Reducción del estreñimiento.
  • Actividad antimicrobiana.

Por todo esto, no es extraño que se trate de un alimento con efectos positivos en la salud. Su consumo en cantidades moderadas, dentro de un plan de alimentación sano y variado, contribuye al bienestar. A continuación, detallamos sus principales beneficios.

kéfir, lactosa, sistema inmune, recetas

Contiene probióticos

A la hora de hablar de alimentos que ayudan a mejorar la microbiota del intestino, la primera opción suele ser el clásico yogur natural. Sin embargo, el kéfir concentra una mayor cantidad de probióticos que este alimento lácteo.

Los probióticos son microorganismos vivos destinados a mantener o mejorar las bacterias buenas del cuerpo.


Aunque al oír la palabra bacterias pensamos en gérmenes que podrían atacar al cuerpo, existe una gran variedad que es necesaria para el buen funcionamiento del organismo, ya que ayudan a digerir los alimentos y contribuyen a destruir las células que causan enfermedades.

Tiene actividad antibacteriana y antifúngica

Ciertos componentes del kéfir, entre los que se destaca el Lactobacillus kefiri (único en este alimento), tienen un efecto protector en el organismo contra el efecto nocivo de varias bacterias como la Salmonella, el Helicobacter pylori y el E. coli

La actividad antibacteriana de este alimento se debe a ciertos compuestos como ácidos orgánicos, dióxido de carbono, etanol, entre otros.

Esta combinación no solo podría ayudar a evitar enfermedades transmitidas por algunos alimentos, sino que también puede servir como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades gastrointestinales e infecciones vaginales.

Ayuda a digerir la lactosa

Hoy en día, muchas personas, especialmente los adultos, tienen intolerancia a la lactosa. Esto se debe a que no digieren el azúcar que se encuentra en la leche. Entre los síntomas más frecuentes de la intolerancia a la lactosa, se destacan los siguientes:


  • Diarrea
  • Náuseas y vómitos
  • Cólicos
  • Hinchazón
  • Gases

Los microbios contenidos en el kéfir tienen la enzima que es necesaria para que el cuerpo puede digerir de forma correcta la lactosa. Por eso, es una buena opción para personas que sufren de esta condición.

Kéfir y una dieta saludable

El kéfir puede ser beneficioso para la salud si lo tomas de modo regular y acompañado de hábitos saludables como una dieta balanceada y actividad física regular.

Sin embargo, a pesar de que tiene un contenido muy bajo en lactosa gracias a su proceso de fermentación, no deja de ser un lácteo, por lo tanto depende de cada persona el grado de tolerancia que presente ante este componente. Si tienes alguna duda al respecto, consulta a tu nutricionista. También puede optar por el kéfir de agua.

Cómo consumir el Kéfir?

En este link encontrarás varias recetas para consumirlo de diversas formas: Tu kéfir de leche

Ecoportal.net

Fuente

Compártelo en tus redes

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Puedes apoyar nuestro trabajo