Alimento-Estrella

Alimentos saludables que disminuyen el riesgo de sufrir un ataque al corazón

alimentación, colesterol, sangre, corazón, legumbres, ataque cardíaco, arterias, nueces

Para prevenir enfermedades del corazón y mantener éste en forma, es muy importante mantenerse en un peso ideal, realizar ejercicio regular y llevar una dieta saludable.

La alimentación juega un papel muy importante en la prevención de ataques cardíacos y accidentes cardiovasculares, ya que ayuda a evitar las causas y los factores que predisponen a su aparición, que son principalmente la diabetes, la obesidad, el colesterol alto y la hipertensión.

Por eso, hoy te traigo 14 alimentos que puedes incluir en tu dieta habitual para favorecer la salud de tu corazón y evitar los accidentes cardiovasculares. ¡No te pierdas este artículo!

¿Por qué pueden ocurrir los accidentes cardiovasculares?

Uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo es el corazón, que se encarga de bombear la sangre para que llegue a todas las células de tu organismo.

 

Si por algún motivo, el suministro de la sangre se ve bloqueado y no llega a todas las secciones del corazón, se produce un ataque al corazón, también llamado accidente cardiovascular.

Las dolencias relacionadas con el corazón son una de las mayores causas de mortalidad en todo el mundo, y aunque la edad y los antecedentes familiares puede aumentar el riesgo de sufrirlas, la mayor parte de los factores de riesgo podemos evitarlos siguiendo un estilo de vida saludable.

¿Por qué son necesarios los alimentos saludables para el corazón?

Además de evitar el sobrepeso, hay tres índices que conviene tener controlados para tener una menor probabilidad de sufrir un ataque al corazón, y son:

 

  • Colesterol: es una grasa natural que está presente en las células del cuerpo y que es necesaria para el organismo funcione correctamente, pero cuyos niveles en sangre no deben superar los 200 miligramos por decilitro. Aunque la mayor parte se produce en el hígado, también puede obtenerse a través de lo que comes.
  • Glucosa: es la principal fuente de energía para el cuerpo humano, y se obtiene a través de los alimentos, principalmente a través de los hidratos de carbono. Si los niveles son los adecuados, hay menor riesgo de padecer diabetes, que es un factor que aumento el riesgo de padecer un accidente cardiovascular.
  • Tensión arterial: el corazón es el órgano que bombea la sangre a través de las arterias y las venas para que llegue a todos los órganos y células del cuerpo, pero cuando esta presión está demasiado elevada, se pueden producir problemas cardiovasculares. Cuidando la alimentación con nutrientes que favorezcan el funcionamiento correcto del sistema circulatorio, se disminuye este riesgo.

alimentación, colesterol, sangre, corazón, legumbres, ataque cardíaco, arterias, nueces

Afortunadamente, estos factores de riesgo se pueden controlar a través de la dieta, algo de ejercicio y en algunas ocasiones con la medicación adecuada si lo prescribe el médico. Todo lo que comes tiene un efecto significativo en tu salud cardiovascular, y de ahí la importancia de cuidar tu alimentación.

Una dieta sana rica en frutas y verduras, cuanto más frescas, mejor, cereales y granos enteros, pescado, carnes magras como la de pollo y pavo, legumbres, semillas y grasas insaturadas pueden ayudarte a mantener una buena salud cardiovascular. Eso sí, disminuye todo lo que puedas el consumo de grasas saturadas, el azúcar refinado, la sal y el alcohol, que son enemigos de una buena salud cardiovascular.

¿Cuáles son esos alimentos cardiosaludables?

Además de una dieta saludable y un poco de ejercicio, hay determinados alimentos que producen un efecto positivo sobre tu salud cardiovascular, y que puedes incluir entre tus alimentos habituales para beneficiarte de todas sus propiedades, y son los siguientes:

Aceite de Oliva

No podía faltar el aceite de oliva en esta lista, ya que gracias a su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, aporta importantes beneficios para la salud cardiovascular, ya que eleva los niveles de colesterol bueno, disminuye los niveles de colesterol malo, contribuye a mantener la tensión arterial en niveles óptimos evitando la hipertensión y previene la aparición de diabetes.

Por todo ello, se convierte en el alimento número 1 que promueve una buena buena salud cardiovascular reduciendo el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares como una trombosis o un ataque al corazón.

Chocolate Negro

El cacao es una buena fuente de flavonoides, una sustancia que posee una potente actividad antiinflamatoria y antioxidante. Los flavonoides tienen la capacidad de mejorar tus niveles de óxido nítrico, ensanchando las venas y permitiendo una disminución de la tensión arterial. Segun un estudio publicado en The Journal of Nutrition, reveló que las personas objeto de estudio que tomaron chocolate negro durante 15 días, experimentaron tanto un descenso en sus niveles de tensión arterial como una mejora en su resistencia a la glucosa.

Recuerda que para beneficiarte de estas propiedades, el chocolate tiene que contener un mínimo de 70% de cacao, ya que de lo contrario, puede llevar mucho azúcar que no resulta conveniente. Por eso, si tu cuerpo te pide un poco de chocolate negro, concédete un respiro y toma unas onzas.

 

Ajo

Los ajos, además de aportar un sabor peculiar a tus platos, son unos estupendos aliados para la salud cardiovascular, ya que tienen la capacidad de disminuir la presión arterial.

Cuando se trocea o machaca un diente de ajo, se libera una sustancia, la alicina, que es capaz de ensanchar los vasos sanguíneos, lo que se traduce en una disminución de la presión sanguínea. Así, la salud cardiovascular se ve favorecida disminuyendo el riesgo de padecer un accidente cardiovascular.

No te olvides de utilizar el ajo en tus comidas para beneficiarte de sus estupendas propiedades.

Nueces

Las nueces son uno de los frutos secos que más puede cuidar la salud de tu corazón, ya que tienen unos niveles altos de ácidos grasos Omega-3 y tienen la propiedad de reducir los niveles de colesterol malo así como los de colesterol total.

No obstante, no olvides que contienen una gran cantidad de calorías, por lo que no puedes abusar de ellos. Para no pasarte con las calorías consumidas de más, puedes consumir entre 50 y 100 gramos de nueces unas cinco veces por semana, y siempre dentro de una dieta sana y saludable.

Cúrcuma

Gracias a su contenido en curcumina, que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, la cúrcuma puede ser una buena aliada para prevenir accidentes cardiovasculares.

La cúrcuma ayuda a prevenir la agregación de plaquetas que pueden producir coágulos sanguíneos y que se formen depósitos en las arterias, reduciendo así las probabilidades de sufrir insuficiencia cardíaca e hipertensión.

Puedes utilizar la cúrcuma como especia para tus platos o añadirla a tu infusión o té para beneficiarte de todas sus propiedades.

Té verde

El té verde contiene flavonoides con propiedades antiinflamatorias que reducen la formación de placa en las paredes de las arterias, contribuyendo a la disminución de los niveles de colesterol malo y a la disminución de presión arterial. Además, beber té vede de forma habitual mejora la capacidad de tus venas para responder ante el estrés emocional y el estrés físico, por lo que se convierte en un buen aliado para tu salud cardiovascular.

Pero ten en cuenta que no puedes abusar de él, ya que por su contenido en oxalatos, puede favorecer la formación de piedras en el riñón, por lo que si eres propenso a sufrirlas, debes beberlo con moderación.

Para beneficiarte de sus propiedades, puedes tomar 1 o 2 tazas al día, ya que te ayudarán a disminuir los niveles altos de grasa en la sangre previniendo las enfermedades cardiovasculares.

Jengibre

El jengibre también trabaja protegiendo tu corazón, ya que te puede ayudar a evitar la formación de coágulos en la sangre y a combatir el síndrome metabólico, que engloba un grupo de enfermedades como la obesidad, la resistencia a la insulina, la alta presión arterial y los niveles altos de colesterol. Los componentes del jengibre juegan un papel fundamenal en conseguir estos efectos beneficiosos.

Recuerda que pueden añadir un poco de jengibre fresco a algunos de tus platos cuando estés cocinando, o incluso a tus ensaladas para tomarlo fresco, y así, poder beneficiarte de sus buenas propiedades para tener una buena salud cardiovascular.

Tomate

El tomate contiene licopeno, un estupendo antioxidante que puede hacer bajar los niveles de colesterol malo y los triglicéridos, al mismo tiempo que evitan que la sangre se coagule, disminuyendo así el riesgo de padecer un accidente cardiovascular.

Por eso, no te olvides de poner tomate fresco en tu ensaladas, tomarlo en forma de zumo o añadirlo a tus platos siempre que puedas. También puedes optar por preparar tú mismo una salsa de tomate casera, sin tantos aditivos como la que venden comercialmente, que puedes añadir luego a muchos de tus platos, como los de pasta.

 

Fresas

Las fresas son una buena fuente tanto de magnesio como de potasio, dos nutrientes esenciales que te ayudarán a mantener óptimo tu nivel de presión arterial sanguínea, eliminando así los riesgos que se asocian con la presión arterial alta.

También tienen la capacidad de reducir el colesterol malo, gracias a su contenido en antioxidantes y pectina, lo que les convierte en una fruta muy saludable para tener una buena salud cardiovascular.

Remolacha

La remolacha es una buena hortaliza que puede favorecer tu salud cardiovascular en más de un sentido.

Por un lado, gracias a su alto contenido en fibra soluble, evitará que el colesterol malo se deposite en las paredes de tus arterias, reduciendo así el riesgo de sufrir una embolia o un ataque cardíaco.

Por otro lado, gracias a su alto contenido en nitritos, que se convierten en óxido nítrico al llegar al organismo, contribuyen a que los vasos sanguíneos se dilaten y relajen, consiguiendo que sangre circule mejor y bajando la tensión arterial.

Con el consumo de remolacha en tu dieta habitual, consigues reducir dos factores de riesgo que son enemigos de una buena salud cardiovascular, por lo que se hace más que recomendable su consumo.

Legumbres

Las legumbres como las lentejas, aduki, garbanzos o judías, contienen proteínas de gran calidad y poca grasa que favorecen unos buenos niveles de colesterol en sangre.

Para beneficiarte de sus buenas propiedades, se recomienda el consumo de legumbres dos o tres veces por semana dentro de una dieta saludable, y siempre cocinadas mejor con verduras que con otros alimentos que contengan demasiada grasa.

Anímate a comer de forma saludable y tu salud te lo agradecerá

Seguro que a partir de ahora vas a animarte a comer mejor y a incluir estos alimentos en tu cesta de la compra habitual para beneficiarte de todas sus buenas propiedades. Con una dieta sana y un poco de ejercicio, puedes contribuir de forma muy positiva a tener un corazón saludable y evitar o, al menos reducir, los riesgos de sufrir un accidente cardiovascular. ¡No esperes más para empezar a cuidarte!

Ecoportal.net

Fuente

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario