falafel, vegetarianos, garbanzos, recetas, comida, proteínas
ECO-NOTICIAS

Falafel hecho en casa

La cocina de medio oriente ya ha dado la vuelta al mundo y algunos de sus platos tradicionales como el Falafel ya se encuentran en las cartas de los mejores restaurantes.

En particular esta preparación, una especie de croqueta con garbanzos, ajo y cilantro, ha captado la atención de los vegetarianos por su aporte nutricional.

En esta oportunidad vamos a simplificar la receta para que resulte lo más sencillo posible prepararla en casa, sin perder sabor y calidad.

Para 4 personas se necesitarán:

1/2 Medio kilo de garbanzos
1 cebolla
3 dientes de ajo
1 puñado de perejil fresco
1 puñado de cilantro fresco
50-75g de pan rallado
1 cucharada de comino molido
1 cucharada de bicarbonato de sodio
Sal y pimienta
Aceite para freír

Cómo preparar los faláfel

1.- Dejamos reposar toda una noche los garbanzos en un cuenco con abundante agua que los cubra bien.

2.- Al día siguiente se cuelan y colocan en una batidora potente los garbanzos crudos. Añadimos además, la cebolla troceada, los ajos enteros y las hojas de cilantro y perejil. Por último, agregamos abundante agua. El agua nos ayudará a triturar mejor todos los ingredientes, sin estropear la batidora.

3.- Obtendremos una pasta líquida. En un bol, ponemos esta pasta y añadimos una pizca de sal y una buena pizca de pimienta negra recién molida. Añadimos además una cucharada de comino molido, una cucharada de bicarbonato de sodio y pan rallado para espesar nuestra pasta. Mezclamos bien para que se integren todos los ingredientes hasta obtener una masa bastante maleable. 

4.- A continuación tapamos el bol y lo dejamos reposar en la nevera unos 30 minutos. Si lo prefieres, puedes incluso, ponerlo en el congelador unos 15 minutos. De este modo, será más facil poder dar forma después a nuestro falafel casero.

5.- Pasado este tiempo, retiramos el bol del frigorífico. Tomamos una pequeña porción de la masa y la damos forma de bola.

6.- Cuando hayamos acabado con toda la masa, en una cazuela con abundante aceite caliente -unos 160ºC aproximadamente- introducimos por tandas nuestras bolitas de falafel. Dejamos que se frían alrededor de unos 2 minutos sin remover. 

7.- Finalmente, retiramos las bolitas del aceite y las reservamos en un plato con papel absorvente. Servimos inmediatamente. 

Esta receta puede funcionar como una excelente entrada acompañada por la clásica salsa de yogurth, o ser la guarnición de algún otro plato.

Ecoportal.net

Fuente

Acerca del Autor

Eva Cajigas

Téc. en Jardinería de la Universidad de Buenos Aires. Posgrado en Gestión Ambiental de la Universidad Bolivariana de Chile y Posgrado en Dirección de ONG de la Universidad de Girona, España. Agroecóloga. Miembro de la Escuela de Formación Agroecológica de Concordia, Argentina.
Colaboradora estable de Ecoportal.net.

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario