harina de maní, maní, cacahuate, proteínas, superalimento, vegetarianos, calorías, minerales, vitaminas, colesterol
ALIMENTACION Alimento-Estrella

Harina de maní: un nuevo alimento proteico y bajo en calorías

La harina de maní (cacahuete) es un nuevo alimento proteico, que ha sido desgrasado para disminuir su aporte de calórico. Puede utilizarse como suplemento en el marco de una dieta vegetariana equilibrada y saludable.

La tendencia mundial de las dietas vegetarianas ha generado una demanda de nuevos alimentos proteicos que aporten equilibrio a la alimentación. Es el caso de la harina de maní que en su proceso ha sido desgrasada para evitar el exceso de calorías.

Al igual que las legumbres, cereales, frutos secos y semillas, la harina de maní aporta de manera concentrada una buena dosis de proteínas.

Al eliminar la grasa, la harina de maní desgrasada es mucho más ligera en calorías que la mantequilla de maní o los maní enteros. Por ejemplo, si en la mantequilla de maní la proporción de grasa es del 45-50%, en la harina se reduce al 10-15%. En cambio las proteínas se incrementan del 30% a casi el 50%.

La harina “desgrasada” conserva de todas modos un porcentaje de grasa de calidad, que es principalmente de tipo monoinsaturado, como la del aceite de oliva. Así resulta saludable si se consume en dosis moderadas en el contexto de una dieta equilibrada.

Por otra parte, como alimento vegetal que es, no contiene colesterol.

¿La harina de maní es un alimento natural?

En el mercado se encontrarán harinas desgrasadas de maní de diferentes calidades, pero se pueden conseguir las que están únicamente compuestas 100%, por la harina desgrasada, sin azúcares, edulcorantes, sal, aditivos u otros componentes.

Para elaborarla se utilizan únicamente manís tostados que son prensados en frío para separar la grasa.

harina de maní, maní, cacahuate, proteínas, superalimento, vegetarianos, calorías, minerales, vitaminas, colesterol

¿Cuáles son sus beneficios para la salud?

La recomendación general de los nutricionistas es consumir de 3 a 7 raciones (de unos 30 g) de frutos secos a la semana, pero en la dieta vegetariana o vegana esta cantidad se puede aumentar pues estos alimentos son fuentes de proteínas vegetales.

Podemos comparar el consumo de harina de maní desgrasada con tomar una ración de manís enteros.

Manís enteros (30 g):

  • 160 calorías
  • 7,3 g de proteínas
  • 14 g de grasas
  • 6 g de hidratos de carbono
  • 2,4 g de fibra

Harina proteína de maní desgrasada (30 g)

  • 124 calorías
  • 14 g de proteína
  • 4 g de grasas
  • 5 g de hidratos de carbono
  • 4 g de fibra

Como se puede comprobar, la harina de maní permite reducir la cantidad de calorías y doblar las proteínas, con una buena cantidad de fibra y pocos hidratos de carbono.

Abundantes vitaminas y minerales

Además la harina de maní desgrasada es rica en minerales y vitaminas. Según la base de datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, 28 g de harina de maní desgrasada contienen:

  • 4 mg de manganeso (69% de la dosis diaria recomendada)
  • 105 mg de magnesio (25%)
  • 215 mg de fósforo (17%)
  • 45 mg de zinc (13%)
  • 366 mg de potasio (8%)
  • 40 mg de calcio (4%)
  • 6 mg de hierro (3%)
  • 6 mg de vitamina B3 (38% del valor diario)
  • 4 mcg de ácido fólico (17%)
  • 2 mg de vitamina B1 (13%)
  • 1 mg de vitamina B2 (8%)
  • 8 mg de ácido pantoténico (B5) (8%)
  • 1 mg de vitamina B6 (7%)

Sin embargo, el buen perfil nutricional de la harina de maní no es una razón suficiente para considerarla un alimento más saludable que el maní entero.

Los manís, por ejemplo, aportan vitamina E y probablemente otras sustancias liposolubles que se pierden al eliminar gran parte de la grasa.

Como recomendación general, la mayoría de nutricionistas coincide en que la dieta debe estar compuesta fundamentalmente por alimentos naturales enteros, con una presencia complementaria de algunos elaborados sencillos y tradicionales, como el aceite de oliva o los fermentados.

En cualquier caso, si se busca un complemento proteínico, la harina de maní desgrasada, consumida con moderación, es una mejor opción que los productos que incorporan aditivos.

Libre de contaminantes?

La harina de maní podría formar parte de estos productos elaborados saludables, siempre que esté libre de contaminantes que se puedan haber generado durante el proceso de producción.

En este sentido sería muy importante conocer si se han utilizado disolventes, además de presión mecánica, para separar las grasas. En caso de que se utilicen químicos, existe el riesgo de que queden residuos en el producto final.

Por otra parte, el tostado de los cacahuetes también implica la generación de acrilamidas y de productos avanzados de la glicación que pueden tener efectos cancerígenos.

Con el fin de reducir riesgos, conviene elegir la harina de color más claro entre las disponibles (el tono indica el grado de tostado) y la que posea un certificado de producción ecológica.

¿Cómo utilizar la harina de maní desgrasada?

Los fabricantes recomiendan una ración de 10 g (unas 3 cucharadas de postre). Esta cantidad se puede consumir de muchas maneras:

  • Puedes disolverla en un vaso de leche de avena o cualquier otra leche vegetal. Se diluye muy bien y el gusto es agradable.
  • Se puede añadir al yogur o a los batidos vegetales.
  • Se puede mezclar con harinas de cereales para elaborar repostería.
  • También se puede añadir a otras preparaciones como barritas energéticas, salsas, cremas, rebozados y postres.

Ecoportal.net

Fuente

Acerca del Autor

Manuel Nuñez

Manuel Núñez es periodista especializado en salud natural, ecología y consumo responsable. Actualmente es subdirector de la revista Cuerpomente.

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Manuel Nuñez

Manuel Núñez es periodista especializado en salud natural, ecología y consumo responsable...