piel, estrés, tensión, ansiedad, hígado, corazón, cortisol, alerta, intestinos, memoria
Que pasa en el cuerpo cuando hay exceso de cortisol.
SALUD

Conoce los órganos de tu cuerpo que se dañan con el estrés

El estrés puede definirse básicamente como tensión, que puede ser física o emocional, manifestada en nuestro cuerpo. Se trata de una reacción del organismo ante algún tipo de alarma, desafío o demanda. El origen del estrés es psicológico y varía según cada persona.

Pero sus síntomas generales son similares en todas las personas, pueden describirse como un estado de tensión y ansiedad que genera distintos malestares.

Pero qué es el estrés?

El estrés aparece como una reacción del cuerpo ante diferentes situaciones o pensamientos, provocados en su mayoría por la frustración, furia y miedo.

Uno de los beneficios del estrés, es que nuestro cuerpo reacciona cuando nos encontramos ante situaciones de peligro o riesgo generando hormonas que nos ponen en guardia, pero estar en constante alerta no es bueno para nuestra salud.

Las personas que experimentan tensiones más fuertes o sufren de estrés crónico, pueden sufrir graves problemas a nivel físico y emocional. Si el estrés no se trata y controla, se pueden ver afectados distintos órganos que disminuyen la calidad de vida, por lo que se debe prestar atención a los cambios en nuestra salud.

Las consecuencias del estrés, debido a la tensión y ansiedad, son diversas y varían en cada caso. Pueden presentarse solas o combinadas, en mayor o menor intensidad.

Órganos afectados

Puede ejercer una tensión constante sobre el corazón. El corazón se puede ver afectado por el aumento de la presión arterial, el colesterol y los triglicéridos en la sangre. Además el estrés extremo puede ocasionar taquicardia.

piel, estrés, tensión, ansiedad, hígado, corazón, cortisol, alerta, intestinos, memoria
Torso of a man highlighting the heart

La piel también es un órgano. El efecto del estrés sobre la piel se hace evidente con brotes de acné o erupciones de otro tipo. Básicamente la tensión ocasionada por el estrés provoca una respuesta inflamatoria en el cuerpo que lleva a la obstrucción de poros ocasionando rojeces y acumulación de pus.

Hígado. Durante los períodos de estrés, los linfocitos citolíticos se extienden por el hígado y en algunos casos contribuyen a la destrucción de hepatocitos y a la agudización de las disfunciones hepáticas.

El estrés genera hormonas (principalmente el cortisol) que influyen sobre la corteza prefrontal, región cerebral que controla acciones como la memoria y toma de decisiones. Si esta emoción se experimenta de forma cónica, puede deteriorar las habilidades mentales como la atención y concentración.

Afecta los procesos digestivos. Durante un suceso estresante el sistema nervioso central ejerce influencia directa a través de las hormonas y de los neurotransmisores sobre la región del colon, razón por la que se presentan síntomas como la inflamación, dolor y gases.

piel, estrés, tensión, ansiedad, hígado, corazón, cortisol, alerta, intestinos, memoria

Debilita las funciones de los pulmones. También podría existir una relación entre el estrés, el asma y la capacidad de mantener equilibrio.

En cuanto a la visión, el estrés puede causar temblor de ojos, el cual se produce en un pequeño músculo que sirve para elevar el párpado. Sin embrago, no es todo, ya que puede causar inflamación y visión borrosa.

Y sobre nuestros riñones, el cortisol ocasiona la excreción de fosfato en ellos. En concentraciones altas, el cortisol, como la aldosterona, pueden provocar retención de sodio y fluidos.

Ecoportal.net

Fuente

Acerca del Autor

Eva Cajigas

Téc. en Jardinería de la Universidad de Buenos Aires. Posgrado en Gestión Ambiental de la Universidad Bolivariana de Chile y Posgrado en Dirección de ONG de la Universidad de Girona, España. Agroecóloga. Miembro de la Escuela de Formación Agroecológica de Concordia, Argentina.
Colaboradora estable de Ecoportal.net.

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Eva Cajigas

Téc. en Jardinería de la Universidad de Buenos Aires. Posgrado en Gestión Ambiental de la...